Salud2 estudiosos españoles diseñan un electrodo menos invasivo y...

2 estudiosos españoles diseñan un electrodo menos invasivo y más seguro para recién nacidos en la UCI

-

El instante del parto, inmediatamente antes del nacimiento, o bien las primeras horas de vida forman instantes de peligro para el recién nacido. Prematuridad, infecciones, hipoxia… El diagnóstico precoz de la disfunción cerebral, muy frecuentemente bastante difícil de advertir, es clave para conseguir un tratamiento conveniente y eludir secuelas. En las UCIs neonatales se emplea la electroencefalografía de amplitud integrada (aEEG, por sus iniciales en inglés) para identificar epilepsias y daños cerebrales. Mas los electrodos empleados presentan inconvenientes, puesto que los recién nacidos, sobre todo los prematuros, tienen una piel finísima y débil, lo que podría provocar daños por presión, y su tamaño y rigidez no resultan los más apropiados para sus pequeños cráneos.

Un nuevo electrodo concreto para recién nacidos, desarrollado por el neurofisiólogo clínico Vicenç Pascual y Albert Fabregat-Sanjuan, estudioso del departamento de Ingeniería Mecánica en la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona), no solo deja un mejor registro de la actividad neuronal, facilitando un veloz diagnóstico, sino resulta más fácil de poner y extraer, lo que da mayor seguridad en el proceso de monitorización del recién nacido.

Los estudiosos efectuaron un pormenorizado análisis de los dispositivos que se emplean hoy día y describieron los inconvenientes de cada uno de ellos de ellos. «Hay diferentes tecnologías para controlar a través de electrodo. Está la aguja subcutánea, que tiene como inconveniente que agrega un riesgo de infección y además de esto es molesta para el recién nacido. Después contamos con los habituales electrodos de hidrogel, en los que el factor más limitador es que el gel tiene caducidad y entre doce y veinticuatro horas se debe sustituir; o bien los electrodos de copa, demasiado recios para la piel de los recién nacidos y con una adhesión muy dificultosa», explica Fabregat-Sanjuan.

Menos invasivo y más seguro
El nuevo diseño de electrodo ha tenido en cuenta la flexibilidad, una mejor calidad de la señal para los registros prolongados y un diseño traslúcido para ver la piel y revisar que no se genera daño. «Se trata de un electrodo de superficie que lleva un adhesivo pegado a la piel. Aporta mayor seguridad, en tanto que como es blando no provoca lesiones y como es transparente podemos revisar el estado de la piel. Además de esto, cuando se renueva el gel electroconductor -que se debe ir poniendo periódicamente en torno a una vez cada veinticuatro horas- este dispositivo impide que se pueda dañar el córtex cerebral. Este electrodo avanzado, concreto para recién nacidos, carece de los inconvenientes que hemos detectado en otros», asegura Vicenç Pascual.

La flexibilidad de este electrodo vuelve posible que se adapte a cualquier curvatura de cráneo, apostilla Fabregat-Sanjuan: «El diseño deja su adaptación a todos y cada uno de los bebés, desde el ‘pretérmino’ hasta el ‘a término’. Los electrodos, creados particularmente para efectuar integración de amplitud, solo son 4 y se ubican en la parte superior de la cabeza. La dirección del cable es perpendicular a la superficie craneal, lo que mejora mucho la movilización del paciente».

Los beneficios de este electrodo asimismo podrían aplicarse a otras prácticas clínicas: «Sería posible usarlo en cualquier situación de registro electrofisiológico, como pruebas para diagnóstico de nosología neuronal o bien estudios de sueño», señala Pascual.

Para los próximos meses está previsto efectuar el ensayo clínico que certifique su utilidad y en dos mil veintidos se abordaría la regulación del «device». Después, la fase de industrialización para fabricarlo en serie y, por último, la comercialización del sistema.

Trasferencia tecnológica
La idea se forja hace diez años, cuando el neurofisiólogo Pascual advirtió la necesidad de un electrodo concreto para recién nacidos. Mas no fue hasta hace 2 cuando decidió impulsar el sistema. Para esto, pidió el desarrollo concreto de tecnología aplicada a la Oficina de Trasferencia de la Fundació Universitat Rovira i Virgili. Es entonces cuando se incorporó al proyecto el ingeniero mecánico Fabregat-Sanjuan para solucionar, con el desarrollo y adaptación de tecnología, esta necesidad clínica.

El diseño se patenta un año después y empiezan las gestiones para trasladar la tecnología al mercado, consiguiendo financiación y acompañamiento. La Incubadora de Empresas The Collider del Mobile World Capital Barna escoge el proyecto en dos mil veinte y desde este instante se incorporan emprendedores al equipo. Últimamente, la Fundación “la Caixa”, en el marco de la convocatoria CaixaResearch Validate, ha optado por impulsar el proyecto Electrodos avanzados para advertir nosologías neurológicas en recién nacidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados