3 fallecidos y una docena heridos por desbandada en un estadio de futbol en HondurasSociedad 

3 fallecidos y una docena heridos por desbandada en un estadio de futbol en Honduras

Por lo menos 3 personas resultaron fallecidas y una docena heridas, entre ellas 3 jugadores, en los graves altercados registrados este sábado en Tegucigalpa tras el ataque al autobús del equipo Motagua.

El acontencimiento se generó ya antes del encuentro previsto entre dicho equipo y el Olimpia, pertinente a la quinta jornada del campeonato Apertura, que fue suspendido.

Socorristas de la Cruz Roja Hondureña confirmaron a cronistas que 3 personas murieron cuando eran trasladadas al Centro de salud Escuela, donde han ingresado por lo menos doce lesionados.

Los fallecidos han sido identificados por los medios como Steven Martínez, Carlos Alvarado y Jefferson Banegas, con edades comprendidas entre los veinte y veintisiete años.

El percance ha tenido sitio una media hora ya antes del tradicional capitalino entre Olimpia y Motagua, cuando el autobús del segundo fue atacado aparentemente por llenes del primero con piedras y botellas de vidrio, lo que ocasionó una batalla campal tanto afuera como adentro del Estadio Nacional de Tegucigalpa.

En el ataque resultaron heridos alcanzados por fragmentos de cristal el defensa paraguayo Roberto Moreira, el portero argentino Jonathan Rougier y el lateral hondureño Emilio Izaguirre resultaron heridos, todos del Motagua, que tiene como técnico al argentino-hondureño Diego Vásquez.

Las «águilas» del Motagua van a jugar el próximo veintidos de agosto frente al Nicaragua FC por la Liga de Concacaf.

Los 3 jugadores fueron trasladados a una clínica, donde reciben atención médica, apuntó el club hondureño sin profundidzar sobre la gravedad de sus lesiones.

Otras 9 personas que resultaron lesionadas, ciertas de ellas de gravedad, han sido trasladas por socorristas de la Cruz Roja Hondureña al Centro de salud Escuela.

Llenes de Olimpia y Motagua se encararon fuera del estadio a los policías, que emplearon gas lacrimógeno para esparcirlos, lo que afectó a bastantes personas.

La Liga Nacional de Futbol de Honduras notificó que el partido «se suspende para resguardar la integridad y seguridad de apasionados, equipos, cuerpos técnicos, autoridades y personal en general».

El club hondureño señaló que es «reprochable y lamentable» el ataque y solicitó que la acción, aparentemente de un conjunto ultra, sea «sancionada fuertemente por las autoridades correspondientes».

La ministra hondureña de Comunicaciones, María Andrea Matamoros, lamentó el accidente y afirmó que es «responsabilidad de todos, cronistas deportivos, medios y apasionados hacer un llamado a la calma y respeto a las autoridades».

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment