SociedadAbderehman y Megertu consiguen el récord masculino y femenino...

Abderehman y Megertu consiguen el récord masculino y femenino del Maratón de Sevilla

-

El Zurich Maratón de Sevilla ha pasado a la historia en dos mil veintidos una vez que los etiopes Asrar Abderehman (2:04:43) y Alemu Megertu (2:18:51) batiesen los récords masculino y femenino de la prueba y de que el de España Ayad Lamdassem (2:06:25) hiciese lo propio con la marca nacional.

Desde el pistoletazo de salida la carrera apuntaba formas. Los pasos marcados por las liebres, siempre y en todo momento controlados y con objetivos claros, predecían unos tiempos finales de infarto. El muy caro récord de la prueba en categoría masculina (2:04:46) estaba en el aire. El femenino (2:23:13) desde el principio tuvo los días contados. Además de esto, Ayad Lamdassem, acompañado en el conjunto al principio por Javi Guerra y Dani Mateo, y Marta Galimany empezaban a asentar los cimientos de unos posibles récords de España que poquito a poco estaban más cerca, conforme notifica el Consistorio en una nota de prensa.

Durante un recorrido mareante por las calles de Sevilla, visualizando a velocidades imposibles para el común de los mortales, iban avanzando los atletas de élite, que cubrieron el medio maratón en 1:02:31 a la cabeza de carrera masculina y en 1:09:24 entre las mujeres. Lamdassem, ya sin compañía de más españoles, atravesaba el ecuador en tiempo de récord: 1:03:16. Asimismo Marta Galimany, que hacía lo propio con 1:13:26.

Empezaba el maratón, se aproximaban al muro. El conjunto de cabeza de carrera se iba desgranando poquito a poco y al paso por el quilómetro treinta ya empezaban a asomar los que más tarde serían los atletas que se jugarían la carrera: Abderehman y Mamo. Los 2 etiopes, el primero con una mejor marca personal de 2:07:33 y el segundo principiante. Lamdassem proseguía corriendo como un reloj y su paso por este punto, que marca el comienzo de la parte más dura de la prueba, el reloj se paraba en 1:29:53. Proseguía, asimismo, a ritmo de récord de España Marta Galimany, mas poco después el maratón iba a hacer de las suyas.

El duelo estaba servido al paso por la icónica Plaza de España y los 2 etiopes no cejaban en su empeño de alzarse con el triunfo y, por qué razón no, batir el muy caro récord de la prueba. Iba a ser preciso un esmero enorme para conseguirlo, mas Abderehman, que corría en Sevilla su segundo maratón, supo proseguir apretando los dientes para enfilar la eterna recta de meta a solas.

El segundero avanzaba y quedaban 6 segundos para el récord y el atleta, muy elegante en su zancada, aceleraba nuevamente y rompía la cinta de llegada para firmar un histórico crono en Sevilla: 2:04:43. Récord de la prueba, decimotercer maratón más veloz del planeta y 48º atleta en la lista de todos y cada uno de los tiempos.

La emoción del instante desbordaba a los asistentes mas la atención proseguía centrada en el asfalto. Ayad Lamdassem proseguía a ritmo de récord y su esmero iba a ser retribuido. Pisó la alfombra azul, cruzó la línea de meta y volvía a batir el récord de España de la distancia con 2:06:25. En su décimo maratón, con cuarenta años, ha seguido superándose y siendo sexto en la prueba rebaja en diez segundos la marca nacional que compartía con Hamid Ben.

Daniel Mateo entraba en 24º situación con 2:11:00, Alejandro Jiménez 32º con 2:11:34, Houssame Benabbou era 33º con 2:11:36, y Javier Guerra, absolutamente desfondado, 41º con 2:12:37.

Emoción en categoría femenina
No faltó la emoción tampoco en categoría femenina. Las atletas volaban. Tanto, que en los últimos quilómetros, cuando Alemu Megertu ya corría en soledad, daba la sensación de que el ahínco anterior iba a pasarle factura. Mas esta mujer, prototipo de atleta etiope, con una técnica refulgente y un avanzar destructor, prosiguió cara adelante con el propósito de poner al Zurich Maratón de Sevilla donde jamás absolutamente nadie ya antes le había puesto.

Absolutamente exhausta cruzaba la línea de meta con un tiempo de leyenda: 2:18:51. Sevilla es, merced a su esmero, el octavo maratón más veloz de la historia en categoría femenina y se pone como 20ª mujer más veloz de todos y cada uno de los tiempos.

Superó el muro Marta Galimany, mas no pudo sostener el ritmo que había marcado en los quilómetros anteriores. Entre el quilómetro treinta y cinco y el cuarenta marcó un parcial de 18:08 que provocaba que su sueño de batir el récord de España de Ana Isabel Alonso se desvaneciese. Volvía a correr bajo las dos horas y veintiocho minutos la atleta de Valls (2:27:53) y cumplía uno de sus objetivos principales: conseguir las mínimas para el Torneo del Planeta de Eugene y para el Torneo de Europa de Munich.

Tras Galimany cruzaban la línea de meta miles de atletas. Todos conmovidos, entendidos del significado de cruzar esta línea de meta y de colgarse al cuello la medalla de finisher del Zurich Maratón de Sevilla. Tras un año de ausencia debido a la pandemia, volvió esta prueba organizada por el Municipio de Sevilla y el Instituto Municipal de Deportes de la capital andaluza, y apoyados por Motorpress Ibérica, y lo hizo de la mejor forma posible. Se superó a sí y con ella lo hicieron todos los que formaban una parte de exactamente la misma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Explican por qué el cáncer de pulmón no responde bien a la inmunoterapia

La inmunoterapia -tratamiento farmacológico que estimula al sistema inmunitario...

Xavi: «Estamos en un buen instante mas hay que darle continuidad»

El F.C. Barcelona empieza este domingo la segunda vuelta...

Manuel Vilas: «El placer rige el planeta, y más en el capitalismo»

Manuel Vilas (Barbastro, mil novecientos sesenta y dos) tuvo...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados