Salud 

Aceite de cannabis, opción efectiva y natural para combatir dolencias

Las propiedades terapéuticas del Cannabidiol (producto químico derivado de la planta de cannabis, cáñamo, o mejor conocida como marihuana) son altamente utilizadas para el tratamiento de diversas dolencias y afecciones, sin efectos psicoactivos y con resultados altamente beneficiosos. Por lo que hoy, su uso se ha extendido ampliamente a segmentos que anteriormente sólo eran tratados con la medicina tradicional.

La planta de marihuana tiene más de 100 cannabinoides, que son compuestos químicos que producen diversos efectos en las personas y que se usan con distintos propósitos, de los que, los más usados y conocidos son el Tetrahidrocannabinol (THC) y el Cannabidiol (CBD), ambos con diferente situación legal y medicinal.

Los CBD y THC se encuentran en distinta concentración en las diferentes especies de plantas de cannabis, y la selección de la variedad de especie depende del derivado que se necesite y del uso que se le quiera dar. Su separación de la planta se realiza con controlados procedimientos físicos y químicos que permiten lograr distintas presentaciones.

Diferencias entre el THC y el CBD

El THC y CBD, pese a que son de la misma planta, poseen marcadas diferencias, como por ejemplo que poseen una distinta composición molecular que varía en la ordenación de sus átomos. También su concentración es distinta en las diversas especies de cannabis, la de cáñamo es la que tiene mayores cantidades de CBD.

El THC funciona como un psicotrópico con efectos que pueden llegar a producir alteración mental, lo cual ha provocado que su uso sea ilegal o controlado en algunos países, su uso se centra fundamentalmente para fines recreativos. Este componente de la marihuana también incrementa el apetito y genera somnolencia, y se utiliza para aliviar dolores, tratar el insomnio, problemas alimenticios y depresión.

Por su parte, el CBD no tiene efectos psicoactivos y genera muchos beneficios medicinales, por lo que su uso se ha popularizado en los últimos años, principalmente por sus propiedades antiinflamatorias y por los resultados positivos que logra en el tratamiento de distintos padecimientos, como ansiedad, náuseas y enfermedades mentales. Asimismo, se usa como anticonvulsivo, antioxidante y para tratar la diabetes, artritis, enfermedades cardiovasculares, reumatismo, el cáncer y los efectos de las quimioterapias.

Aceite de cannabis

El Cannabidiol se presenta más comúnmente en aceite de cannabis, que se extrae de las plantas de marihuana de diversas maneras, y que dependiendo de ello, produce diversos resultados. La forma más segura y eficiente de extracción es con el uso de CO2, lo cual garantiza mayor pureza y las concentraciones adecuadas para las variadas presentaciones que derivan del proceso.

El producto se presenta en aceites orgánicos que se suministran en gotas colocadas directamente bajo la lengua o, de igual manera, se añaden como ingrediente complementario para preparados alimenticios.

El aceite para vaping se usa en vaporizadores, con lo que el consumidor puede beneficiarse de los efectos medicinales del CBD sin perder la sensación de un agradable sabor.

También se presenta en cremas que se usan para el tratamiento de dolores musculares e inflamaciones en articulaciones y demás afecciones relacionadas con enfermedades de los huesos. La piel irritada puede, igualmente, ser tratada de esta forma, obteniéndose excelentes resultados.

Otra particular utilización que se le da al aceite de cannabis es el uso veterinario en caballos, perros y gatos, para tratar una variada gamas de afecciones, como son la ansiedad, problemas estomacales, dolores, inflamación de articulaciones, convulsiones, náuseas y llegar, incluso, a parar el crecimiento de células cancerosas.

El uso de este aceite natural, que se prepara netamente con compuestos orgánicos, puede representar una solución muy efectiva y alternativa al uso de la medicina tradicional, que, mayoritariamente, fundamenta sus tratamientos con la utilización de componentes químicos que pueden provocar severos efectos secundarios y generar adicción.

Por ello, la tendencia a la utilización de soluciones naturales como el CBD en su presentación en aceite, se está popularizando muy rápidamente, ello sumado a que el ciberespacio ofrece innumerables opciones para su adquisición, lo convierten en una muy favorable alternativa saludable para el tratamiento de una diversidad de enfermedades.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment