Educación Caricaturiza y poder

Caricaturiza y poder

-

Pocos instantes tan vibrantes ha conocido la prensa como el último tercio del siglo XIX. El desarrollo técnico, el desarrollo de las tiradas y el incremento de cabeceras es comparable al impacto que últimamente ha tenido internet en los medios. La comparación entre los dos periodos es iluminadora puesto que tanto el fin-du-siècle como el presente se han caracterizado por intensos debates en torno a los límites de la libertad de expresión, a la deontología del periodismo y al impacto de la democratización de la prensa. Para entender estas y otras cuestiones resulta singularmente aclarador el trabajo que Marie Angèle Orobon y Eva Lafuente han ordenado en Prensas Universitarias de Zaragoza bajo el evocador título de Charlar a los ojos. Caricaturiza y vida política en España (mil ochocientos treinta-mil novecientos dieciocho).

Esta obra es el producto de la mejor tradición del hispanismo francés en tanto que desde la interdisciplinaridad consigue abordar objetos de estudio tan complejos y poliédricos como es el de la caricaturiza. La trayectoria de las dos editoras forma por sí un espléndido ejemplo de esta riqueza de análisis al estudiar aspectos centrales de la cultura de España decimonónica, desde la simbología política hasta los himnos, pasando por la literatura o bien la propia caricaturiza. Para examinar la caricaturiza en sus vertientes han reunido a un espléndido abanico de especialistas en historia, historia del arte, literatura, música o bien semiología.

Pese a que la caricaturiza había sido ya objeto de estudios parciales, faltaba aún una visión de conjunto del periodo moderno que incorporara reflexiones de múltiples disciplinas. El libro una parte de la década de mil ochocientos treinta, cuando empieza a afianzarse el régimen liberal, se establece un limitado marco de discusión pública y brota la prensa satírica ilustrada, lo que hace que la caricaturiza aparezca de forma periódica y también integrada en una publicación. La historia de la caricaturiza está íntimamente ligada a la de la libertad de imprenta. Por esta razón, Charlar a los ojos presta una singular atención al periodo del Sexenio democrático (mil ochocientos sesenta y ocho-mil ochocientos setenta y cuatro) cuando el desarrollo de la libertad de imprenta, unido a los avances técnicos, creó el marco idóneo para una genuina explosión de publicaciones por toda la España peninsular y, desde mil ochocientos sesenta y nueve, asimismo en los territorios de ultramar. A lo largo de la Restauración borbónica, tras una primera fase represiva, el gobierno de Sagasta abrió nuevamente las puertas a la libertad de imprenta con el consecuente desarrollo de estas publicaciones satíricas, en especial en el marco del republicanismo, tema del que es objeto de múltiples episodios de este libro.

La obra se estructura en 4 grandes apartados. El primero de ellos, de naturaleza más teorética, se centra en el vínculo, habitualmente deficientemente explorado, entre la imagen y el alegato que lo acompaña. Ahora, se aborda de qué forma este género fue en especial cultivado por el republicanismo como instrumento de publicidad ideológica y crítica al poder. En tercer lugar, se trata de la prensa de ultramar, un aspecto descuidado por la historiografía y que nos ofrece una interesante aproximación al contexto político y social de las guerras de independencia cubanas. En este apartado se observa además de esto que la caricaturiza no siempre y en toda circunstancia marcha como contrapoder y que en casos como el de la crisis cubana se alinea con las instituciones del Estado. Finalmente, se aborda la confluencia de géneros en la caricaturiza, entre la literatura, el teatro o bien la pintura, recordándonos como muchos de los grandes caricaturistas del siglo XIX procedían del campo de las preciosas artes.

Charlar a los ojos nos ofrece una interesante reflexión sobre el alcance de las caricaturizas. Este es un género menos popular de lo que a primer aspecto pudiese parecer en tanto que su público debe tener un cierto bagaje cultural y un conocimiento de la actualidad. En este sentido, es conveniente rememorar nuevamente que la caricaturiza se apoya asimismo sobre el texto y que aparte de recurrir a formas populares, asimismo se sirve de códigos tradicionales y alegóricos con los que pretenden superar los límites de la censura. Además de esto, el elevado coste de estas publicaciones las hacía inasumibles para una buena parte de la población.

Finalmente, esta obra nos interroga sobre la eficiencia de un género dirigido a un público subscrito a una gaceta satírica y, por ende, en sintonía con su línea editorial. De la misma forma, cabría preguntarse si la risa que lúcida la caricaturiza mueve a la acción o bien si tiene el retrogusto amargo de quien no puede mudar la realidad.

Por esta razón, podríamos llegar a cuestionar su valor propagandístico si no fuese por el celo con el que el poder político persigue y observa estas manifestaciones. Incluso cuando se acepte que la crítica es el fundamento de la esfera pública liberal, el potencial deslegitimador de la caricaturiza va a hacer que los debates en torno a los límites de la libertad de expresión prosigan actuales hasta el día de hoy, así sea por miedo al descrédito de instituciones como en el caso de la familia real con El Jueves o bien por la falta de respeto de sentimientos religiosos como en las polémicas generadas por Charlie Hebdo o bien el artista Abel Azcona.

Ficha del libro

Título: Charlar a los ojos. Caricaturiza y vida política en España (mil ochocientos treinta-mil novecientos dieciocho)

Autoras: Marie-Angèle Orobon y Eva Lafuente (coords.)

Editorial: Prensas de la Universidad de Zaragoza

Año de edición: dos mil veintiuno

Libre en Prensas de la Universidad de Zaragoza

Libre en Unebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

¿Es conveniente dejar de emplear mascarillas al aire libre?

Al principio de la pandemia de Covid-diecinueve, con el...

quinientos ochenta millones de francoparlantes

Toda vez que tiene ocasión, el presidente Emmanuel Macron...

Los podcasts van a llegar a Fb la próxima semana

La función de publicar y oír podcasts de audio...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados