Economía 'Chernozem', el otro oro negro que Putin quiere monopolizar...

'Chernozem', el otro oro negro que Putin quiere monopolizar para supervisar la despensa mundial

-

‘Chernozem’ es el nuevo El Dorado que Rusia desea dominar. Putin desea tierras, y no es el simple lance de un conquistador en pos de tiempos mejores y más metros cuadrados. Se trata de las tierras negras o ‘chernozems’ de Ucrania que son los suelos más fértiles del planeta. Mas para los labradores ucranianos son a la vez una maldición y una bendición. Singularmente rebosantes en los países del ambiente de Rusia. Supone una moneda de cambio muy rentable, con la doble cara de la escasez o de la exuberancia. Por el hecho de que si, por poner un ejemplo, se aúnan las producciones de Ucrania y Rusia, Putin podría monopolizar el setenta y tres por ciento de su producción mundial, conforme revelan los datos del Servicio Agrícola Exterior de EE.UU. Eso significaría un auténtico shock para el mercado. Código Desktop Imagen para móvil, amp y app Código móvil Código AMP ochocientos veinte Código APP Rafael Espéculo Serrano , catedrático de Edafología y Geología en la ETSIAAB de la UPM, detalla que «los ‘chernozems’ se ubican en el dominio climático de las praderas, de ahí que asimismo se les conozca por suelos de las praderas». Su color negro se debe a su alto contenido en materia orgánica que, como apunta Juan José Ibáñez , estudioso del CSIC. «retiene realmente bien la humedad y es muy resistente a las sequías». Rusia asimismo tiene este género de suelo, mas la idea de fondo del Kremlin es el acaparamiento de tierras para el control del mercado de los comestibles. Rusia y Ucrania son respectivamente el primer y quinto exportador de cereales. Hemos oído numerosas veces que Ucrania es ‘el granero del mundo’. Y es una aseveración fundamentada. Se estima que el área total mundial de chernozem ocupa solo el siete por ciento de la superficie terrestre. Y Ucrania tiene más de una cuarta parte de la tierra negra arable del planeta, que representa el cincuenta y seis con cinco por ciento de la superficie total del país, tal y como señala ICEX. Por ende, dar con esta clase de tierra es como hallar un oasis en el desierto. Esta ambición rusa viene de muy atrás. El historiador estadounidense Scott Reynolds, autor del libro ‘Oceans of Grain’, llegó a aseverar que «la Unión Soviética no existió como tal hasta el momento en que se anexó a Ucrania. Y la URSS solo subsistió mientras que tuvo ese granero». Y formó una parte de los planes de abundantes líderes desde Catalina ‘la Grande’ a Hitler en su busca de ‘espacio vital’ para Alemania. Reynolds asimismo especificó que ya en dos mil once Putin procuró crear un cártel de los cereales con Ucrania, e igual que hacen los países productores de petróleo «podrían haber dictado los costes y limitado las exportaciones», mas su proyecto fracasó. Nueva Relacionada El ardid tecnológico chino que amenaza el equilibrio internacional Alexia Columba Jerez El gigante asiático levanta terreno artificial y une fuerzas con Putin en la zona lo que pone en riesgo la senda comercial por el que se mueven dos tercios de las mercaderías del planeta Nueva Relacionada estandar No La inopinada llave del equilibrio geoestratégico global Alexia Columba Jerez Con sus ingentes recursos, Kazajstán, al que llaman el ‘heartland’ planetario, puede ser el nuevo aliado energético de Occidente, sostenerse bajo el dominio de la ciudad de Moscú o unir fuerzas con China Ahora, los especialistas inciden en que la dependencia de Rusia con su mercado de petróleo y gas puede hacerla obsoleta en un largo plazo, especialmente cuando la transición renovable sea un hecho. Y el cambio climático afecta ya a 3 cuartas unas partes del territorio ruso. Así que la baza del control agrícola es una apuesta segura y un ámbito vital para el Kremlin. Mas Moscú no desea cualquier tierra, sino más bien las del este, que son las más fértiles de Ucrania. De forma casual estas son las de Donetsk y Lugansk, controladas en una parte por rebeldes prorrusos , que tienen la mayor producción de trigo. Y Kharkiv, Zaporiyia y Dnipropetrovsk producen más del veinte por ciento del cereal del país. No obstante, este interés por los ‘chernozems’ no solo es un síndrome de la vecina Rusia. Los oligarcas ucranianos se estuvieron repartiendo tierras y ganancias. Es el caso de Rinat Achmetov , el hombre más rico del país y dueño del holding agrícola HarvEast. Ya antes las compañías nacionales ucranianas o extranjeras, por ley, no podían adquirir tierras, mas si alquilarlas. Así, en dos mil veinte, Ucrania había cedido el control de más de tres millones de hectáreas de tierras agrícolas a empresas privadas como NCH Capital, UkrLandfarming, a los fondos de Arabia Saudí y de China o la firma rusa Renaissance Group. Un año ya antes de la guerra, se dejó la venta de suelos, y por referendo se iba a decidir en dos mil veinticuatro si podía hacerse a compañías foráneas. Lo que se traducía en millones de hectáreas de ‘chernozem’ que podían quedar a cargo de otros países, algo que provocó el nerviosismo de las facciones prorrusas de Ucrania. La exprimera ministra ucrania, Yulia Tymoshenko, advirtió que permitir estas ventas allanaría el camino a una guerra civil. En nuestros días pesos pesados de la industria agrícola extranjera, como Cargill o Louis Dreyfus, que se colaron en el mercado ucraniano con participaciones en el capital de firmas ucranianas, aumentan sus beneficios en la mitad de la crisis. Ambición rampante También, ya antes del enfrentamiento la compañía china Cofco alquiló superficie fértil del país a lo largo de cincuenta años. Después de todo, China es el mayor importador de los productos agrícolas ucranianos, y si bien el país asiático tiene tierras negras no dan abasto para nutrir a su población. Mas la sobreexplotación está degradando el suelo fértil, conforme la FAO, Ucrania pierde quinientos millones de toneladas de suelo al año por la erosión. Por cada tonelada de grano producida se pierden diez toneladas de suelo. No obstante, eso no impide una ambición rampante. A lo largo del enfrentamiento la compañía HarvEast denunció que Rusia había robado doscientos toneladas de cultivos de sus campos de ‘chernozem’ en las áreas ocupadas del este. Y los medios denunciaban que los rusos mezclaban el cereal ruso con el grano ucraniano que habían robado las tropas rusas, y lo hacían pasar como propio. MÁS INFORMACIÓN La otra carta energética de Putin, cuestionar su repercusión mundial «puede causar una crisis mayor» Rusia lanza sus tentáculos sobre los recursos naturales y energéticos de África conminando a Europa La jugada profesora de Putin para cobrar ventaja en la guerra energética con Europa Además de esto, Juan José Ibáñez, estudioso del CSIC, resalta el impacto que la guerra tiene en estos terrenos: «Las minas sepultadas y las carcasas de las bombas al degradarse pueden afectar al suelo. Y con la presencia militar en Ucrania, el tránsito de maquinaria pesada compacta la zona y eso es muy, muy peligroso pues es como tener una esponja poco a poco más angosta que ya no absorbe tanta agua, y eso complica el desarrollo de las plantas». Por otro lado, en el mes de junio es preciso rememorar que miembros de alto rango de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, frente a la prolongación de la guerra en Ucrania, charlaron de la posible solución Carelia, que hace referencia a que anteriormente Finlandia debió ceder terreno para eludir ser tragada por la URSS. Lo que está claro es que se ha liberado una fiebre por el nuevo oro negro , mientras que la moneda de la escasez o la exuberancia prosigue virando en el aire y el resolución es dudoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

EE.UU. aprueba un discutido medicamento para la ELA

La Administración de Comestibles y Fármacos (FDA) aprobó el...

«Quantum» se pone a un punto de «Sled» cara la final de la Royal Cup Scarlino

La cuarta y penúltima jornada de la Royal Cup...

Raúl Zurita: «Si la poesía se termina, el planeta desaparece a los 5 minutos»

Raúl Zurita sale del elevador algo encorvado. Pasea despacio,...

Probamos los nuevos AirPods Pro: ¿los mejores auriculares que puedes adquirir para tu iPhone?

Apple no inventa nada, mas democratiza tecnologías como ninguna...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados