Ciencia China aterriza en Marte con su sonda Tianwen-1

China aterriza en Marte con su sonda Tianwen-1

-

El programa espacial chino ha alcanzado esta mañana un nuevo jalón. A la primera hora de el día de hoy sábado, el vehículo de exploración Zhurong ha aterrizado de manera exitosa en la superficie de Marte, conforme ha confirmado la Administración Espacial Nacional China (CNSA, por sus iniciales en inglés). Se trata del segundo país en la historia en conseguirlo, solo tras USA.

El robot viajaba a bordo de la sonda Tianwen-1, la que despegó desde la base espacial de Wenchang, en la isla meridional de Hainan, en el mes de julio de dos mil veinte y alcanzó la atmosfera del planeta colorado en el mes de febrero tras 7 meses de travesía. Desde ese momento ha continuado en órbita, calculando el instante y sitio ideales para la operación. Utopia Planitia fue el punto designado, un enorme cráter en el hemisferio norte de Marte.

Tras la eyección, Zhurong –que recibe su nombre del dios del fuego de la mitología china– ha empleado un escudo térmico y un paracaídas para amortiguar el impacto. La distancia actual con el planeta, trescientos dieciocho millones de quilómetros, provoca un difiero en la señal conocido como los «siete minutos de terror», un periodo a lo largo del que los ingenieros no tienen control ni información sobre el estado de aparato. Tras la incógnita, ha llegado la celebración. «El equipo de investigación científica ha confirmado mediante la telemetría mandada por el rover de Marte Zhurong que (…) ha aterrizado de manera exitosa en el área preseleccionada», corroboraba el comunicado oficial emitido por la CNSA.

Dada la dificultad de las condiciones atmosféricas, apenas la mitad de los amartizajes intentados hasta la data se han completado exitosamente. Hasta el día de hoy solo lo había conseguido U.S.A., con una primera toma de contacto a través de Viking 1 (mil novecientos setenta y seis) y 5 automóviles de exploración desde entonces: Sojourner (mil novecientos noventa y siete), Spirit y Opportunity (dos mil cuatro), Curiosity (dos mil doce), y Perseverance (en el mes de febrero de este año). La vieja Unión Soviética estuvo muy cerca hasta en 3 ocasiones, mas terminó fracasando. En mil novecientos setenta y uno, Mars dos se estrelló contra la superficie al descender. Mars tres consiguió aterrizar a fines de ese año, mas solo se sostuvo operativo a lo largo de unos segundos. En mil novecientos setenta y tres, Mars seis mandó información ininteligible y perdió la conexión ya antes de tocar suelo.

Zhurong, recién incorporado a la exclusiva lista, explorará a lo largo de noventa días marcianos –de duración afín a los terrestres– el planeta vecino, particularmente su geología, en pos de agua congelada bajo la corteza. La información lograda por el robot, de unos doscientos cuarenta kilogramos y diseño muy afín a sus análogos estadounidenses, va a ser trasmitida a la sonda Tianwen-1 –traducible como Preguntas al Cielo–, la que continuará en órbita a lo largo de un año.

3 misiones internacionales

La china es una de las 3 misiones internacionales con destino a Marte iniciadas en el verano del año pasado. No fruto de la casualidad: la alineación entre los dos planetas a un lado del Sol facilita en buena medida el desplazamiento. Aparte del vehículo Perseverance de la NASA, que tomó tierra en el mes de febrero, asimismo ha participado EAU con una sonda propia bautizada Hope. Esta, la primera campaña del planeta árabe, continuará operativa en torno a Marte a lo largo de un par de años sin llegar a descender.

El logro de el día de hoy patentiza la pujanza del programa espacial chino, un campo en el que recorta distancias con Estados Unidos a alta velocidad. En los últimos tiempos el gigante asiático ha puesto en marcha el primer satélite cuántico y ha alcanzado la cara oculta de la Luna, un territorio inexplorado lugar desde el que consiguió traer muestras. China ha empezado, también, la construcción de su estación espacial, cuyo módulo primordial fue ensamblado el mes pasado de abril.

Este proyecto fue origen de la última polémica, una vez que la semana pasada el cohete Larga Marcha 5B, portador de componentes para la estación, cayese fuera de control hasta terminar sumergido en las aguas del Oceáno Índico. Un episodio que llevó a la NASA a recriminar que China «no cumple los estándares de responsabilidad respecto a desechos espaciales». El día de hoy, no obstante, el gigante asiático festeja uno de los múltiples triunfos galácticos a conquistar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

¿Es conveniente dejar de emplear mascarillas al aire libre?

Al principio de la pandemia de Covid-diecinueve, con el...

quinientos ochenta millones de francoparlantes

Toda vez que tiene ocasión, el presidente Emmanuel Macron...

Los podcasts van a llegar a Fb la próxima semana

La función de publicar y oír podcasts de audio...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados