Ciencia China demanda la supremacía cuántica con su procesador Zuchongzhi

China demanda la supremacía cuántica con su procesador Zuchongzhi

-

Poquito a poco, si bien de forma continuada, el planeta de la computación cuántica va dando pequeños pasos para afianzarse. Hasta el momento, Google andaba a la cabeza tras proclamar en dos mil diecinueve que había logrado la supremacía cuántica, o sea, lograr que su equipo cuántico realizara una labor que al mejor superordenador del instante le habría costado años. No obstante, esta aseveración no estuvo exenta de polémica y muchas fueron las voces que aseveraron que el logro no era tan disruptivo. Ahora, estudiosos chinos aseveran que su computadora cuántica de sesenta y seis cúbits, Zuchongzhi, puede hacer un trabajo más difícil y en menos tiempo. Los resultados se han hecho públicos en el lugar de preimpresión Arxiv, aunque el estudio todavía no ha sido revisado por pares.

El desempeño de Zuchongzhi es sin duda impresionante: logró finalizar una labor en setenta minutos, muy bajo los 8 años que tardaría el mejor PC tradicional hasta la data, conforme aseveran los autores. Es por esta razón que el computador chino puede demandar la ansiada supremacía cuántica. «Nuestro trabajo establece una ventaja computacional cuántica indudable que es imposible para la computación tradicional en una cantidad de tiempo razonable -explican los estudiosos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China-. La plataforma de computación cuántica programable y de alta precisión abre una nueva puerta para explorar nuevos fenómenos de muchos cuerpos y también incorporar algoritmos cuánticos complejos».

Los cúbits, o bien bits cuánticos, tienen una ventaja sobre los bits de la computación clásica: pueden ser 1 y 0 al unísono, lo que aumenta exponencialmente sus aplicaciones. No obstante, estos sistemas todavía son muy inestables, pudiendo marchar adecuadamente a penas unos segundos en condiciones limitadísimas de bajas temperaturas y presiones. No obstante, cada vez se está logrando ampliar el número de cúbits libres. En esta investigación particularmente, Zuchongzhi empleó cincuenta y seis qubits (de los sesenta y seis libres, una docena más que en el experimento de Google) para abordar un inconveniente informático muy complejo para las máquinas clásicas: muestrear la distribución de salida de circuitos cuánticos azarosos.

Los autores aseveran que la labor era de cien a mil veces más difícil que la que hizo Sycamore, el procesador de Google de cincuenta y cuatro cúbits y una de las computadoras cuánticas de referencia. No obstante, entre los dos equipos existen diferencias: al tiempo que Google fundamenta su tecnología en electrones y cúbits superconductores, Zuchongzhi emplea circuitos ópticos y fotones para regentar y procesar sus cúbits. Esto causa que sea complicado equiparar los dos equipos y sus resultados. Mas asimismo tienen algo en común: los dos fueron creados para efectuar una labor concreta y probar la supremacía cuántica.

«El experimento de este estudio trata de una labor creada ‘ad hoc’ para probar la supremacía cuántica. Igual que el experimento de Google, mas mejorado», explica a ABC Antonio Acín, físico teorético y también estudioso de Icrea, en el ICFO, Institut de Ciències Fotòniques. «Son pasos bien interesantes de cara a tener un PC cuántico funcional, mas lo verdaderamente interesante va a ser poder reducir el ‘ruido’ de los sistemas y lograr suprimir errores», apunta.

A este respecto, esta semana Google publicaba una investigación en la gaceta ‘Nature’ en el que probaba de qué manera agregando más cúbits físicos al sistema se podrían reducir fallos merced a la redundancia, un término teorético que todavía no se había probado de forma práctica. «Todos estos ensayos tienen mucha relevancia y van en la dirección adecuada, mas todavía queda tiempo a fin de que podamos ver aplicaciones reales», asevera Acín, cuyo equipo trabaja en comprender de qué manera procesar la información guardada en cúbits para progresar comunicación y los ordenadores actuales. Conque todo señala que todavía va a haber que aguardar un tanto más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

El Covid-diecinueve persistente es poco usual en los pequeños

La infección por el SARS-CoV-dos, el virus que causa...

Pavor en la anterior de Champions entre el Dinamo Zagreb y el Legia Varsovia

Los Olimpiadas acaparan estos días la atención de los...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados