Economía 

Claves para solicitar un crédito rápido online

Son pequeños préstamos urgentes que se pueden solicitar fácilmente por Internet y que apenas piden requisitos, por lo que se ha convertido en una manera muy rápida y sencilla de conseguir dinero para solventar algunos problemas económicos o imprevistos.

En la actualidad, los créditos online rápidos se han vuelto muy populares, ya que se trata de una forma inmediata de obtener una cierta cantidad de dinero fácilmente. Lo cierto es que cada vez son más las personas que se están decantando por este tipo de préstamos urgentes, debido a que son bastante efectivos para solventar cualquier problema económico que se presente o incluso para darse algún capricho de vez en cuando. 

Lo cierto es que solicitar este tipo de préstamos seguros es muy sencillo, puesto que, a través de Internet, las diferentes entidades que ofrecen estos créditos incluyen en su web un formulario que se rellena en tan solo unos minutos. 

Después de completarlo, el siguiente paso será verificar la identidad del solicitante, haciendo uso del DNI, un recibo bancario y el teléfono móvil. Finalmente, si el proceso se ha completo con éxito, se puede obtener cualquier de los creditos rapidos urgentes que se ofrecen y de esta manera, contar con ese dinero lo antes posible. 

¿Qué son estos préstamos?

Los créditos sencillos online son préstamos urgentes personales o también para empresas, cuya característica principal es que se solicita cantidades pequeñas. Se trata de una opción ideal para poder hacer frente a gastos repentinos con la ventaja de que se puede obtener el dinero mucho más rápido y sin tanto papeleo como en el caso de los créditos convencionales. 

Dentro de las diferencias que hay entre ambos tipos de préstamos, una que hay que destacar es que, en el caso de los créditos online, los plazos de devolución son más cortos, entre otras cosas, porque las cantidades solicitadas son menores. Y por otro lado, también hay que comentar que, para conseguir un crédito sencillo, las garantías que exigen son mínimas pudiendo acceder a él prácticamente cualquier persona que lo necesite.

¿Quién puede solicitar un crédito rápido online?

Teniendo en cuenta que las exigencias son menores, cualquier ciudadano que tenga entre 18 y 75 años tiene la posibilidad de solicitar un préstamo como este. Entre los pocos requisitos que suelen pedir, está el residir en España de manera permanente, ser titular de una cuenta bancaria que esté activa para poder transferir la cantidad solicitada y además, demostrar con algún documento oficial y legal que se tiene una fuente de ingresos. 

Habitualmente, se debe añadir una identificación, que suele ser la fotocopia del DNI o NIE y a partir de ese momento, cuando se hayan presentado todos estos documentos, habrá que delimitar qué cantidad se necesita y cuál va a ser el plazo de devolución de la misma.

¿Cómo saber qué préstamo hay que solicitar?

Dentro de este sector, existen numerosos tipos de préstamos urgentes, sin embargo, dependiendo de las necesidades de cada uno, así habrá que solicitar un tipo u otro, teniendo en cuenta también la rapidez con la que se quiere tener ese dinero. 

Habitualmente, se solicita exclusivamente la cantidad concreta que se necesita en cada caso, pudiendo pedir préstamos online desde 150 euros, hasta más de 1.000, aunque las cantidades va a depender también de cada entidad financiera. En cualquier caso, existe una opción que es solicitar el 10% más de lo que se requiere y, de esta manera, tener la seguridad de que se van a poder cubrir todos los gastos. 

¿Cómo son los plazos de devolución?

El número de plazos de devolución de estos créditos sencillo va a depender de varios factores, como por ejemplo el importe total del préstamo o simplemente, la política de cada entidad financiera. Lo normal es que los plazos oscilen en torno a los 30 días como máximo, teniendo en cuenta que son cantidades pequeñas. Si bien es cierto, hay entidades que permiten la devolución hasta en 90 días y otras, que tienen opción más reducidas de alrededor de 15 días. 

En cualquier caso, no hay que olvidar que el solicitante es el que elige finalmente, en cuántos plazos va a devolver el préstamo que ha adquirido.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment