Economía Comienzan ‘sus’ inconvenientes

Comienzan ‘sus’ inconvenientes

-

Los nuestros comenzaron hace ya tiempo, mas los suyos lo hacen ahora. Se confunden quienes suponen que al Gobierno le desgastan las subidas de las cotizaciones sociales -ya se ocupó de que recaiga en su mayoría sobre los empleadores- o bien las restricciones a los costes del alquiler. Todo eso le retroalimenta. Centrado en su impacto electoral, tampoco le preocupan nada que el déficit público esté desbocado y la deuda aumente dieciocho millones en un mes. Ni se altera por el hecho horrible de que, sin el apoyo entusiasta del BCE, estaríamos más quebrados que Lehman Brothers y Rumasa juntos. Pregunten en la calle, todo eso no se comprende y a absolutamente nadie le preocupa por el hecho de que absolutamente nadie sabe de qué forma le afecta. Ni le preocupan demasiado los datos del paro, puesto que ha tejido un sistema enfocado a suministrar ayudas -aquello tan bonito de que ‘nadie se quede atrás’- que es lo simple, más que a proveer de trabajos suficientes que es lo bastante difícil. De ahí que juega con tanta inconsciencia con el SMI, las cotizaciones y la reforma laboral.

Mas hay cosas que sí le preocupan por el hecho de que sabe que sí le desgastan. Una es Cataluña, mas el día de hoy no charlamos de eso. El día de hoy charlamos del comienzo de una serie de quejas -campo, metal y transporte- que no han hecho pero que iniciar, puesto que se marchan a generalizar a todos y cada uno de los ámbitos. Todas y cada una tienen su origen y vienen motivadas por la inflación desbocada. A unos no llega el sueldo para abonar la cesta de compra y a otros no les llegan los costes de venta para cubrir los costos de producción. Eso sí que es grave, pues las quejas son muy populares, se comprenden y se comparten. En un lugar o bien en otro, mas todos adquirimos algo y todos comprobamos que los costos han subido mucho y sospechamos que subirán más en el próximo futuro.

No se trata solo del costo de la energía -que asimismo y sobre todo- se trata del coste del pescado, de frutas y legumbres y, generalmente, de toda la cesta de compra. Y a quienes los generan les han subido por su parte los fertilizantes, gasóleo, semillas, pesticidas y… el resto. Ahí sí le duele. Ahí estamos todos, sus componentes, sus votantes, sus simpatizantes y sus contrincantes. ¿Qué hará? Sacar la muleta y ponerse a dar pases, limosnear a Bruselas a fin de que le dé ayudas que si no curan cuando menos calman y mudarle el nombre al Val de los Caídos que como saben es un tema mucho más esencial aparte de más urgente. Ni comparación, oiga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

La depresión artículo Covid persiste en las personas mayores

La pandemia de Covid-diecinueve ha tenido un impacto significativo...

Indignación en el Villarreal con el arbitraje ante el Barça

El Villarreal está indignadísimo por el arbitraje ante el...

Almudena Grandes: pues su abuela vio danzar a Joséphine Baker

Cuando tenía 12 años, Almudena Grandes se enteró de...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados