Educación David Foenkinos novela el averno del pequeño que no...

David Foenkinos novela el averno del pequeño que no fue Harry Potter: «J. K. Rowling ha hecho daño a mucha gente»

-

En mil novecientos noventa y nueve un rumor recorría el R. Unido. Había un libro que no paraba de medrar. Un pequeño, se afirmaba, que iba a un instituto de magia y hechicería. Un pequeño que tenía una cicatriz con forma de rayo y las lentes redondas. Un huérfano maltratado destinado a salvar el planeta. Un sueño, vaya. La historia había dado la vuelta al país múltiples veces, de hijos a progenitores, de progenitores a abuelos, de abuelos a nietos. No se charlaba de otra cosa. Y esa cosa iba a saltar al cine. Y a medrar. Y a formar un imperio. Mas entonces lo que se sabía es que había un casting. Y que era una ocasión única. Cientos y cientos de críos se presentaron. Todos deseaban ser Harry Potter. El relato ya es parte del mito. De la multitud de aspirantes quedaron dos. Uno era Daniel Radcliffe . Del otro no sabemos nada, ni su nombre, mas compitió hasta el final. Lo que tenemos es el testimonio de Janet Hirshenson, una de las responsables de las pruebas. En una entrevista con el ‘Huffington Post’ en dos mil dieciseis lo describía así: «El otro muchacho era espléndido, tenía un lado frágil y se parecía una brutalidad a Harry». Entonces, ¿qué sucedió? «Sabíamos que Harry se transformaría en un adolescente con confianza y mucho carácter. Daniel tenía esas dos facetas, era muy frágil y a la vez tenía ese algo extra que le proporcionaba «agallas». Resumiendo: Daniel tenía «lo que había que tener» para aceptar el papel». Así que la resolución se tomó por un algo inenarrable, solo captable a través de la intuición, tal vez solo asequible a través de el azar. Ese algo determinó dos vidas. Y ese algo, asimismo, capturó al escritor David Foenkinos (París, mil novecientos setenta y cuatro), que tras leer las declaraciones de Hirshenson comenzó a imaginar ‘Número dos’ (Alfaguara), su nueva novela, que va a salir en venta el jueves próximo. Acá comienza la ficción, que viene a rellenar los huecos de la historia oficial. Aquel pequeño que no fue Harry Potter, plenamente anónimo, se convierte en un tal Martin Hill, un chico retraído con una biografía atravesada por la decepción. Por la frustración. Allí donde va se halla con el planeta mágico. Un cartel, un anuncio, un fan. Se tropieza continuamente con lo que podría haber tenido. Con lo que podría haber sido. Se muda al extranjero, mas nada. No puede escapar de esa sombra. Y esa es su condena: el recordatorio perpetuo de su descalabro. Iba a ser el pequeño más renombrado del planeta, mas solo es Martin. El despliegue de sus peripecias, sus idas y venidas al pozo, su saña contenida, nos muestran el dorso obscuro del éxito, la desgracia de quien estuvo a puntito de llegar, mas no lo hizo: ese dolor sigiloso que solo puede entender, prácticamente imposible de verbalizar. Es uno de los temas capitales de la novela, la complejidad de comunicar el descalabro. Asimismo lo es la tortura comparación, fijarnos solo en lo que no tenemos. «Nunca en la historia de la humanidad hemos tenido tanto acceso a la vida del resto. Esto cambia inevitablemente nuestra relación con el éxito y el descalabro. Todo el planeta puede equipararse con el resto, es un averno. Uno puede deprimirse al soñar así con la vida de los otros. Además de esto, la gente acostumbra a compartir lo mejor de su vida… ¡Estaría bien instruir en ocasiones los descalabros, los días desganados y los paisajes tristes!», apunta Foenkinos. Y después añade: «Después de que mi libro saliera en Francia todo el planeta me contaba historias de destinos truncados… ¡Podría hasta redactar un segundo libro!» A él le agrada cotejar la historia de Martin Hill con un caso real, el de Pete Best, «el hombre más poco afortunado del mundo». La hipérbole está justificada. Era joven, hermoso y tenía talento, mas tuvo la desgracia de salir de los Beatles poco antes que estos conquistaran el cosmos conocido. Lo reemplazaron, además de esto, por Ringo Starr… En Liverpool era una pequeña celebridad, y la gente lo miraba con lástima. «No podía encender la T.V., oír la radio, leer una gaceta sin encontrarse con los muchachos de ‘A Hard Day’s Night’. Su vida se volvió un averno hasta el punto de que procuró suicidarse en mil novecientos sesenta y cinco (…) Al final se metió a panadero, mas nunca escapó de la maldición», narra Foenkinos. Así que la literatura, nuevamente, viene a salvar algo del descalabro, tal vez una lección. O sencillamente una bonita historia. —¿Y qué sabe del descalabro un escritor de éxito? —¡No he tenido éxito siempre y en todo momento! Conocí el éxito con ‘La delicadeza’, que fue mi octava novela. Tenía treinta y seis años, padecí muchos descalabros ya antes de eso. Y en mi vida cariñosa asimismo. Ese es justo uno de los temas del libro: de qué forma transformar el descalabro en fortaleza. ¿No es preciso fallar primero para lograr el éxito después? Yo recomiendo al mundo entero que primero fracase en muchas cosas. J. K. Rowling, una autora rodeada de polémica «Ha ironizado sobre un tema que es delicado» Afirma David Foenkinos que lo que ocurre con J. K. Rowling (esto es, las polémicas e intentos de cancelación provocadas por sus creencias sobre el movimiento trans) es un «tema complejo». «Estamos en una temporada en la que a la gente le agrada abrasar a sus ídolos. Debemos respetar la libertad de expresión de cada uno de ellos. Ella expresó su opinión y evidentemente está en su derecho a hacerlo. Sobre todo por el hecho de que es una mujer famosa por respaldar a muchas minorías. Hubo una solicitud, firmada aun por Salman Rushdie, entre otros muchos, para apoyarla. Dicho esto, no se puede negar que ha hecho daño a bastante gente. Ha ironizado sobre un tema que es frágil y que puede ocasionar dolor a ciertas personas. Se puede no estar conforme con ella, o estar totalmente en contra, mas abrasar sus libros o cancelarla es algo difícilmente aceptable».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

EE.UU. aprueba un discutido medicamento para la ELA

La Administración de Comestibles y Fármacos (FDA) aprobó el...

«Quantum» se pone a un punto de «Sled» cara la final de la Royal Cup Scarlino

La cuarta y penúltima jornada de la Royal Cup...

Raúl Zurita: «Si la poesía se termina, el planeta desaparece a los 5 minutos»

Raúl Zurita sale del elevador algo encorvado. Pasea despacio,...

Probamos los nuevos AirPods Pro: ¿los mejores auriculares que puedes adquirir para tu iPhone?

Apple no inventa nada, mas democratiza tecnologías como ninguna...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados