EducaciónDavid Toscana : «López Obrador critica más a los...

David Toscana : «López Obrador critica más a los cronistas que a los narcos»

-

Monterrey puede ser S. Petersburgo y el borracho Nicolás convertirse en el cosmonauta Nikolái Nikoláievich Pseldónimov. «He mezclado el Quijote con la novela rusa. Si el personaje de Cervantes lee libros de caballerías, los protagonistas de mi novela, literatura rusa», advierte David Toscana. La novela es ‘El peso del vivir en la tierra’ (Candaya): contra ese peso de vivir tocando de pies a tierra, la ficción es como un viaje espacial, la escapatoria de un planeta sin libertad. ‘El peso de vivir en la tierra’ transcurre en mil novecientos setenta y uno entre la muerte de Jim Morrison y de Nikita Kruschev, con la clausura de la carrera espacial soviética. Emulando a Tolstói: «Todos los viajes espaciales felices se semejan unos a otros, cada viaje desdichado lo es a su manera». Del viaje que plantea Toscana desde un bar de la ciudad de Monterrey devenido en estación Sályut cuelgan aventuras de aliento quijotesco y con parada en planetas con nombre de escritor: Chéjov, Ajmátova, Bulgákov, Bunin, Dostoievski, Babel, Grossman, Pasternak… -¿De qué manera brota la idea de transformar en rusa su urbe natal, Monterrey? -Nací en una casa sin libros y mis dos primeras lecturas serias fueron el Quijote y ‘Crimen y castigo’ de Dostoievski. El personaje de Cervantes es muy querido en una cultura como la rusa, atormentada siempre y en toda circunstancia por la carencia de libertad. -La literatura como evasión de una realidad que no nos agrada. -Deja vivir otras vidas. Y convocar a los personajes de nuestras novelas predilectas ante ciertas situaciones de la vida a fin de que orienten nuestro comportamiento. La literatura es experiencia, no pura evasión: puede valer de ejemplo y como aventura. Quien no frecuenta la literatura pierde capacidad de sabiduría. -El comunismo y México están muy unidos: el homicidio de Trotski, el estalinismo de Siqueiros y Rivera… -Hoy prosigue habiendo nostálgicos del comunismo y simpatía por la Cuba castrista como un país que se sacrifica por un ideal, mas absolutamente nadie se vivirá a Cuba. Asimismo simpatizan con Putin, que se semeja más a los zares. -La invasión de Ucrania ha impulsado cierta rusofobia cultural… -Desde Pushkin hasta mil novecientos setenta y uno, que es el año donde termina mi novela, la lucha de los escritores rusos es poder expresarse de forma libre bajo un régimen totalitario. Todos sufren purgas, exilios, cárceles, campos siberianos y excomuniones (de la Iglesia o del Partido que es aún peor). La culpa no es de Chaikovski, es a Putin y a sus emisarios institucionales a quienes se debe vedar. -¿El indigenismo del que blasona López Obrador ha reemplazado a la utopia marxista? -El comunismo defendía a los obreros y perseguía a los escritores. A López Obrador no le preocupan los obreros y se dedica a insultar a los escritores desde su púlpito matinal. Critica más a los cronistas que a los narcos que matan cronistas. -En su novela recoge pasajes de muchas novelas rusas. Como el baile de Natasha en ‘Guerra y paz’ que desvela el ánima rusa en frente de la occidentalización en la temporada de los zares. -Tolstói se esmeró por exhibir un ánima campesina, mas no lo logró. El noble se puede permitir el lujo de ser campesino por un día, mas el campesino no puede reconvertirse en noble. Aun en la prisión o en los campos se sostenía esa división social -¿Del canon ruso con que autor se queda? -Ya antes de redactar la novela hubiese dicho que el Dostoievski de ‘Crimen y castigo’ y ‘Los hermanos Karamázov’, mas tras 5 años de escritura me he leído las Obras Completas de Chéjov en la edición de Páginas de Espuma. Me ha maravillado su evolución desde una visión humorística del planeta a las reflexiones profundas aquejado por la tuberculosis. -¿Existen muchos motivos para evadirse de la realidad mexicana? -México está en la cuerda floja: regresar a la dictadura de partido como en los tiempos del PRI mas mucho peor… Si con el ‘priismo’ mandaban las instituciones del Estado, ahora va a ser el ejército. Somos una sociedad dividida. Quienes proceden de universidades filocomunistas y apoyan a Daniel Ortega tachan de retrógrados a quienes cumplen con la obligación de criticar al poder. MÁS INFORMACIÓN nueva Si El viaje de David Toscana -¿Y cuánto pesa vivir en la tierra? -Como afirma Nicolás en la novela, «la vida es lo único infinito que tiene final».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados