Salud ¿De qué manera nos afecta el estruendos?

¿De qué manera nos afecta el estruendos?

-

La primera cosa que debemos tener claro es qué es el estruendos, y lo definiremos como aquellos sonidos que interfieren en la actividad humana diaria: el estudio, el trabajo, la comunicación, el reposo, etcétera

Para charlar de de qué forma nos afecta el estruendos en un entorno normal de convivencia (lo que hacemos cotidianamente) vamos a hablar separadamente del día y de la noche.

A lo largo del día nos hallamos con una serie de sonidos que comprendemos como estruendos cuando no podemos comunicarnos con otras personas, bien por el hecho de que no nos oyen o pues no los oímos . Nos ocurre hablando, en el entorno laboral, cuando estudiamos o bien cuando no podemos prestar atención a cualquier actividad que estemos efectuando.

Los sonidos más molestos: altos y también intermitentes
Los sonidos que por norma general nos incordian más son lo que tienen un nivel alto, superior a ochenta dBA, y son intermitentes. ¿Son estos perjudiciales para la salud auditiva? La contestación es que si tenemos una exposición temporal moderada, no, o sea, no lo son si los oímos un rato a lo largo del día y durante la semana, de cuando en cuando.

La medida de cuánto es perjudicial se observa en la legislación laboral, en la que se establece que un trabajador expuesto a un sonido con un nivel inferior o bien igual a ochenta dBA a lo largo de una jornada de trabajo de 8 horas no tiene peligro de pérdida de audición.

En las urbes, en general, los niveles de exposición son inferiores. Con respecto a otros efectos dañinos, la OMS ha detectado que las primordiales molestias debidas al estruendos se generan sobre todo en las aglomeraciones, ejes viarios y aeropuertos.

En nuestras casas tenemos múltiples géneros de sonidos, los externos –que pueden venir de la calle o bien de nuestros vecinos– y los propios –que son los que menos nos molestan–.

Cuando percibimos los primeros en niveles que prácticamente coinciden con el exterior quiere decir que tenemos un mal aislamiento acústico de nuestros cerramientos (y, en consecuencia, asimismo térmico). El estruendos se acostumbra a colar por juntas, sobre todo por las ventanas que tienen un mal cierre, y por las cajas de persianas.

La solución está en prosperar la estanquidad de las ventanas, o agregar una doble ventana. En lo que se refiere a las cajas de persianas, existen tratamientos efectuados por empresas del ámbito que dejan insonorizarlas.

¿Qué sucede a lo largo de la noche?
De noche lo percibimos más pues se ha eliminado una parte del estruendos de fondo que existe a lo largo del día y es entonces cuando comenzamos a escuchar los sonidos que ya antes no se escuchaban y que se hacen evidentes. El nivel sonoro recomendado por la OMS es de treinta dBA en los dormitorios, que es el equivalente a la ausencia de estruendos –cuando no hay, el nivel se ubica entre los veinticinco y treinta dBA–. Entonces los sonidos tienen un componente sicológico de molestia por el hecho de que se hacen más evidentes.

Si el sonido se genera en nuestra residencia, se encuentra la fuente que lo genera y en general se soluciona. No obstante, si el estruendos procede del exterior, bien de un vecino o de la calle, la manera de proceder es diferente.

Las urbes o bien las comunidades autónomas disponen de ordenanzas que regulan el nivel sonoro nocturno producido, tanto en la calle, como el que llega al interior de nuestra residencia.

En nuestra casa
El nivel tolerado dentro de las casas producido por un sonido exterior no puede superar los veinticinco a treinta dBA en los dormitorios, y de este modo lo recogen la mayoría de las ordenanzas de las urbes de España. Si hubiese un nivel superior ocasionado, por servirnos de un ejemplo, por un vecino, lo más conveniente es hacérselo saber, puesto que muy frecuentemente el oído humano no es siendo consciente de lo que un estruendos puede incordiar a otra persona. En todo caso, la Policía Municipal siempre y en toda circunstancia puede asistir teniendo presente la legislación de cada ayuntamiento.

Como se desprende de lo comentado en el parágrafo precedente, los niveles de estruendos son más bien bajos, inferiores a cincuenta dBA en la mayor parte de los casos, con lo que no tienen el nivel acústico preciso generar nosologías auditivas. No obstante el efecto que genera sobre la alteración del sueño es lo que verdaderamente daña a la salud y donde se ven sus efectos desfavorables.

El nivel sonoro de las urbes a lo largo del día y la exposición temporal a la que frecuentemente nos hallamos sometidos no afectan a la pérdida de oído alén de lo que es la presbiacusia (pérdida auditiva debido a la edad).

Y a lo largo de la noche, el inconveniente que se puede dar por el estruendos no afecta tampoco a la capacidad auditiva, mas sí lleva consigo trastornos del sueño. No obstante, siempre y en toda circunstancia vamos a estar más expuestos si vivimos en una urbe con grandes aglomeraciones, ejes viarios, ferroviarios o bien aeropuertos.

José Luis González Cespón Proyectos en la Ingeniería. Especialista en Acústica Aplicada, Universidade de Vigo.

Publicado en THE CONVERSATION.ES
<img src=»https://counter.theconversation.com/content/159853/count.gif?distributor=republish-lightbox-advanced» alt=»The Conversation» width=»1″ height=»1″ style=»border: none !important; box-shadow: none !important; margin: 0 !important; max-height: 1px !important; max-width: 1px !important; min-height: 1px !important; min-width: 1px !important; opacity: 0 !important; outline: none !important; padding: 0 !important; text-shadow: none !important» />

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

WhatsApp: ¿De qué manera admitir las nuevas condiciones?

WhatsApp ha anunciado cambios en su política de condiciones...

China aterriza en Marte con su sonda Tianwen-1

El programa espacial chino ha alcanzado esta mañana un...

Renacen los viejos oficios para subsistir en tiempos de pandemia

El parón económico decretado en España terminó de un...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados