Salud El agobio es un factor clave en el peligro...

El agobio es un factor clave en el peligro de hipertensión y acontecimientos cardiacos

-

En una investigación de más de cuatrocientos adultos sin hipertensión arterial, aquellos que tenían niveles altos de hormonas del agobio tenían más probabilidades de desarrollar presión arterial alta en los seis a siete años siguientes

Los adultos con cifras normales de tensión normal mas que además de esto tienen niveles elevados de hormonas del agobio presentan más probabilidades de desarrollar hipertensión y probar inconvenientes cardiovasculares en comparación con los que tienen niveles más bajos de hormonas del agobio, conforme una nueva investigación publicada el día de hoy en «Hypertension».

Cada vez está más claro que hay una conexión psique-corazón-cuerpo. Se ha probado que la exposición mantenida a los factores agobiantes diarios y la exposición a acontecimientos traumáticos que producen agobio pueden acrecentar el peligro de enfermedad cardiovascular.

O sea, la psique de una persona puede afectar positiva o bien de manera negativa a la salud cardiovascular, a los factores de peligro cardiovascular y de acontecimientos de enfermedades cardiovasculares, como al pronóstico cardiovascular a lo largo plazo.

«Las hormonas del agobio norepinefrina, epinefrina, dopamina y cortisol pueden acrecentar con el agobio diario, el trabajo, las relaciones, etcétera Y confirmamos que el agobio es un factor clave que contribuye al peligro de hipertensión y acontecimientos cardiovasculares», apunta el creador del estudio Kosuke Inoue, maestro de la Universidad de Kyoto (el país nipón).

Las hormonas del agobio norepinefrina, epinefrina, dopamina y cortisol pueden acrecentar con el agobio diario, el trabajo, las relaciones, etcétera

«La investigación anterior se centró en la relación entre los niveles de la hormona del agobio y la hipertensión o bien los acontecimientos cardiovasculares en pacientes con hipertensión existente. No obstante, faltaban estudios que analizaran a adultos sin hipertensión – apunta Inoue-.

Es esencial examinar el impacto que tiene el agobio entre los adultos pues aporta nueva información sobre si es preciso valorar de forma rutinaria los niveles de hormonas del agobio para prevenir la hipertensión y dificultades cardiacas».

Presión arterial alta

American Heart Association
Los participantes en el estudio formaban una parte del estudio MESA Stress 1, un enorme estudio que examina los factores de peligro de aterosclerosis entre más de seis.000 hombres y mujeres de EE. UU.

Los estudiosos examinaron los niveles de norepinefrina, epinefrina, dopamina y cortisol, hormonas que responden a los niveles de agobio. Los niveles hormonales se midieron en una prueba de orina de doce horas a lo largo de la noche.

En este subestudio se incluyeron a cuatrocientos doce adultos de cuarenta y ocho a ochenta y siete años, la mitad eran mujeres.

La norepinefrina, la epinefrina y la dopamina son moléculas que sostienen la estabilidad en todo el sistema inquieto autónomo, el sistema que regula las funciones anatómicos involuntarias, como la frecuencia cardiaca, la presión arterial y la respiración. El cortisol es una hormona esteroidea liberada cuando se experimenta agobio y se encuentra regulada por el eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal, que modula la contestación al agobio.

«Aunque todas y cada una estas hormonas se generan en la glándula suprarrenal, tienen diferentes funciones y mecanismos para influir en el sistema cardiovascular, con lo que es esencial estudiar su relación con la hipertensión y los acontecimientos cardiovasculares, de forma individual», explica Inoue.

Los resultados del estudio mostraron que hay una esencial relación entre las hormonas del agobio y el desarrollo de aterosclerosis.

Por poner un ejemplo, los estudiosos vieron que a lo largo de una media de seis,5 años de seguimiento, toda vez que los niveles de las 4 hormonas del agobio se duplicaron se generaba un incremento del veintiuno-treinta y uno por ciento en el peligro de desarrollar hipertensión.

Los estudiosos vieron que a lo largo de una media de seis,5 años de seguimiento, toda vez que los niveles de las 4 hormonas del agobio se duplicaron

También, hubo un noventa por ciento más de peligro de acontecimientos cardiovasculares con cada duplicación de los niveles de cortisol.

«Estudio el agobio psicosocial supone un reto estudiar puesto que es algo personal y su impacto cambia para cada individuo. En esta investigación, empleamos una medida no invasiva, una sola prueba de orina, para determinar si tal agobio podría asistir a identificar a quienes precisan pruebas auxiliares para prevenir la hipertensión y probablemente acontecimientos cardiovasculares», reconoce Inoue.

La cuestión que proponen los estudiosos es determinar exactamente en qué poblaciones podría ser útil hacer un análisis de las hormonas del agobio. En la actualidad, solo se miden cuando se sospecha hipertensión con una causa latente o bien otras enfermedades relacionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

La dieta Mediterránea mejora las funciones cognitivas y la memoria en ciertas personas

La dieta Mediterránea no solo tiene efectos ventajosos en...

Ilja Leonard Pfeijffer: «La añoranza está en el centro de la identidad europea»

Ilja Leonard Pfeijffer es holandés, mas radica desde hace...

WhatsApp: el nuevo truco de la 'app' para chatear con las tiendas más próximas

WhatsApp ha incorporado un directorio de negocios locales como...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados