CienciaEl cerebro neandertal medraba más veloz y cometía más...

El cerebro neandertal medraba más veloz y cometía más fallos

-

Uno de los grandes misterios de la evolución humana es la causa por la que desaparecieron los neandertales , unos homínidos formidablemente triunfantes que a lo largo de milenios ocuparon Eurasia. Los cambios climáticos , la endogamia y la presión de los humanos modernos son ciertas razones esgrimidas para explicar su extinción. Los sapiens, pese a ser menos robustos y no estar tan amoldados al frío, alcanzaron el Viejo Continente desde África y consiguieron imponerse. Es posible que la clave de su éxito esté en el cerebro. Una investigación llevada a cabo en el Instituto Max Planck de Biología Celular Molecular y Genética (Alemania) y en la que participa Svante Pääbo, responsable del proyecto de secuenciación completa del genoma del neandertal, sugiere que el cerebro del humano moderno medra más de forma lenta que el del neandertal y, en ese proceso, comete menos fallos de herencia cromosómica. «Aunque es imposible decir si esto supuso un beneficio de cara al desarrollo de la inteligencia o alguna otra ventaja evolutiva, es obvio que los fallos no favorecerían en nada a los neandertales», asevera a este periódico Víctor Borell, estudioso científico en el Instituto de Neurociencias UMH-CSIC en Alicante y que no ha participado en el estudio. Organoides Cuando los antepasados de los humanos modernos se apartaron de los de neandertales y denisovanos, sus familiares asiáticos, cerca de 100 aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas en las células y tejidos, cambiaron en nuestro estirpe. El significado biológico de estos cambios es en una gran parte ignoto, mas 6 de ellos ocurrieron en 3 proteínas esenciales para el desarrollo embrionario del cerebro. Juegan un papel clave en la distribución de los cromosomas, los portadores de información genética, a lo largo de la división celular. Para investigar la relevancia de estos cambios en el desarrollo de la neocorteza, los científicos efectuaron 3 ensayos. En el primero, introdujeron variaciones humanas modernas en ratones transgénicos, idénticos a los neandertales en esas 6 situaciones de aminoácidos. Estas variaciones dieron como resultado menos fallos en la distribución de los cromosomas. Lado izquierdo: imagen microscópica de los cromosomas de una célula madre neural humana moderna de la neocorteza a lo largo de la división celular. Lado derecho: mismo género de imagen, mas con variaciones neandertales, con el doble de fallos de separación cromosómica Felipe Mora-Bermúdez / MPI-CBG En el segundo experimento, los estudiosos introdujeron la variación neandertal en ‘minicerebros’ cultivados en laboratorio desde células madre humanas. Estos organoides imitan aspectos del desarrollo temprano del cerebro humano. En un caso así, el proceso se hizo más corto y hallaron más fallos en la distribución cromosómica, lo que implica que ciertos cromosomas pueden separarse después y terminar en la célula equivocada. Una tercera prueba que empleó células de chimpancé probó fallos afines a los de los neandertales. Cromosoma extra «El humano moderno mejoró ese mecanismo a fin de que prácticamente nunca haya ningún fallo y la repartición de cromosomas sea adecuada. Esto es esencial por el hecho de que estos fallos pueden producir, por servirnos de un ejemplo, situaciones semejantes a las de un síndrome de Down, por el que el paciente tiene una copia extra de un cromosoma», explica Borrell. «Que las células se confundan más frecuentemente y ciertas tengan un cromosoma de más, no sería nada bueno para los neandertales», apunta. No obstante, el estudioso señala que no puede decirse que esto influyera en la inteligencia de los neandertales, ya que ocurre en una fase muy temprana del feto, aún prontísimo de cara al desarrollo de la memoria o el aprendizaje. MÁS INFORMACIÓN El herpes simple brotó hace cinco mil años, con los primeros besos románticos y sexuales El apetito y las enfermedades nos dejaron tomar leche «Nuestro estudio implica que ciertos aspectos de la evolución y función del cerebro humano moderno pueden ser independientes del tamaño del cerebro, ya que los neandertales y los humanos modernos tienen cerebros de tamaño afín. Los descubrimientos asimismo sugieren que la función cerebral en los neandertales puede haber estado más perjudicada por fallos cromosómicos que la de los humanos modernos», resume Wieland Huttner, especialista en el estudio del desarrollo embrionario del cerebro y que inspeccionó el trabajo junto Pääbo . Para este último, «se precisan estudios futuros para investigar si la minoración de la tasa de fallo afecta los rasgos humanos modernos relacionados con la función cerebral».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados