Sociedad El espíritu de Kobe impulsa a LeBron en busca...

El espíritu de Kobe impulsa a LeBron en busca del anillo

-

La muerte repentina de Kobe Bryant sacudió al planeta de la canasta el mes pasado de enero y provocó un seísmo interno en los Lakers. Si bien hacía tiempo que se había desligado de la franquicia, la verdad es que la historia de leyenda de la «Mamba» proseguía muy presente en el Staples y su desgracia sumió a la organización en una depresión de la que tardaron semanas en recobrarse. Fue LeBron James el que lideró el reaparecer, instalando el recuerdo de Bryant en el corazón del vestuario y usando su legado para devolver la gloria perdida a la franquicia. Un acicate que, pese a la pandemia, ha servido a fin de que los angelinos firmen el mejor cómputo de la conferencia Oeste en la fase regular por vez primera en una década y para persuadir al vestuario de que el anillo era una posibilidad cierta tras 7 años sin pisar ni tan siquiera los playoffs.

Aquel sueño impulsado por el espíritu de Kobe se truncó a mediados de marzo por culpa del coronavirus, que paralizó la NBA y puso en riesgo la resolución de la época. En medio de la pandemia, cuando más crudo parecía el regreso del baloncesto, LeBron se las apañó para persuadir a un conjunto de jugadores que elevaron la voz para solicitar a la NBA que buscase soluciones para la reanudación. En un comienzo, el alero se negó a jugar sin público, mas vistas las circunstancias comprendió que la burbuja de Orlando era el modo perfecto más viable de proseguir con su sueño y de rendir tributo a Kobe, cuyo recuerdo prosigue presente y al que los Lakers desean honrar luciendo una camiseta singular en sus partidos si avanzan a segunda ronda. Algo que no van a tener simple, puesto que en su camino se han cruzado los Blazers de un imperial Lillard, el mejor jugador hasta el instante en los partidos disputados en Disney World.

Cuando fichó por los Lakers en el verano de dos mil dieciocho, LeBron sabía que su misión de devolver el título a Los Ángeles no iba a ser simple. Sin apenas mimbres para la reconstrucción, la franquicia se hipotecó el pasado verano para fichar a Anthony Davis y darle a James un compañero con el que batallar por el anillo. Se fueron múltiples de los jóvenes llamados a ser el futuro del equipo -Ingram o bien Lonzo Ball- y a cambio los Lakers sumaron un puñado de buenos jugadores y múltiples veteranos comprometidos como Rajon Rondo o bien Dwight Howard. Una plantilla compensada, mas lejos de la calidad presente en otros vestuarios.

Fue LeBron el que se las ingenió a fin de que todos remaran en exactamente la misma dirección, organizando asambleas a lo largo de la pretemporada y realizando conversas personales con cada uno de ellos de los compañeros. Solo de esta forma se comprende el desempeño coral del equipo, que se ha transformado en la cuarta mejor defensa del torneo y uno de los más solidarios en el pase. Es la primera vez en su carrera que James termina la fase regular con más de diez asistencias por partido, lo que patentiza su cambio de mentalidad a favor de sus compañeros.

El que más se ha favorecido de ese juego altruista es Anthony Davis, máximo anotador y reboteador de los Lakers. El pívot ha ahuyentado las lesiones tras muchos años de inconvenientes y por vez primera ve el anillo al alcance de la mano.

No va a ser simple, puesto que a falta de un equipo que domine en las quinielas, muchos son los que aparecen como aspirantes al título en estos playoffs de resultado dudoso. Alén de los Lakers, en el Oeste surgen los Rockets y los Clippers como primordiales aspirantes a llegar a la final, al paso que en la otra conferencia son los Bucks y los Raptors los que más papeletas tienen para estar en la final. Conjuntos, todos , que hace ya tiempo que no degustan la gloria y que desean lograrlo en esta temporada atípica que se va a decidir en Orlando.

El hecho de que los playoffs se jueguen en campo neutral deja sin efecto el factor cancha amasado por los Lakers durante la fase regular. Un obstáculo más para James y su obsesión de llevar el anillo a Los Ángeles. Si lo logra -y termina siendo el MVP de la final-, se transformaría en el primer jugador en ganar 3 anillos siendo el mejor de los playoffs con 3 franquicias diferentes (Heat en dos mil doce y dos mil trece y Cavaliers en dos mil dieciseis). Un jalón que le ubicaría, si no lo está ya, al nivel de leyendas como la de Michael Jordan o bien el propio Kobe Bryant.

Además de esto, fuera de la cancha, James está liderando el movimiento «Black lives matter», con ideas, por poner un ejemplo, que procuran que haya más afroamericanos en las listas de los partidos para las próximas elecciones. Un compromiso que se une al que adquirió cuando llegó a los Lakers, cuyo objetivo de lograr el anillo desea solucionar ya en estos playoffs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

WhatsApp: ¿De qué manera admitir las nuevas condiciones?

WhatsApp ha anunciado cambios en su política de condiciones...

China aterriza en Marte con su sonda Tianwen-1

El programa espacial chino ha alcanzado esta mañana un...

Renacen los viejos oficios para subsistir en tiempos de pandemia

El parón económico decretado en España terminó de un...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados