Sociedad El heroico contraataque de Sarah Almagro: domesticar al mar...

El heroico contraataque de Sarah Almagro: domesticar al mar sin manos ni pies

-

El surf, una tradición producido en las supones del Pacífico cuando el planeta era un sitio considerablemente más fácil, se ha transformado en uno de los deportes más en alza en los últimos tiempos en Occidente, quizá por su ánima pacífica, que plantea a la naturaleza como compañera y como contrincante. Una tabla, un neopreno y el rasgar de las olas son sus consignas, las que han cuajado maravillosamente en España, que por sus condiciones geográficas y climatológicas deja a los atletas subirse a sus mares y océano a lo largo de casi todo el año. País Vasco, Cantabria, Canarias, Galicia y Andalucía son sus entornos más representativos y es en el sur, en concreto en las playas de Marbella , donde Sarah Almagro empezó a surfear con 5 años. Nueva Relacionada Gran Canaria Air Battle estandar No Los tinerfeños Lorenzo Casati y Jeremy Burlando, vencedores de España en Olas y Big Air Alexandra Torres y Julia Castro, campeona y subcampeona de España, al tiempo que la andaluza María Galán se corona en Olas La andaluza, ahora de veintiuno primaveras, siempre y en toda circunstancia fue una chavala normal. Gastaba sus últimos años de instituto como lo hace cualquier otro chico de su edad, con sus amigos, en la busca de la carrera ideal y entre mucho deporte, siempre y en todo momento mucho deporte. Mas en dos mil dieciocho, todo cambió. Sarah comenzó a encontrarse muy mal de salud y, tras una visita al centro de salud, fue diagnosticada con una infección en la sangre que la llevó a padecer una meningitis meningocócica, lo que provocó que se la indujera en un coma a lo largo de 9 días. A pesar del tratamiento, la necrosis se extendió y a los doctores no les quedó más antídoto que cercenarle manos y pies para salvarle la vida. Un año después, su cuerpo volvió a fallar y su padre le cedió un riñón a fin de que se lo trasplantasen. Allá, a puntito de tirar la toalla, le afirmó a su madre que no serviría para nada lo que le quedaba de vida. Se confundió, puesto que 3 años después, Almagro es campeona de España de surf amoldado y una de las grandes estrellas del panorama tras proclamarse subcampeona del planeta a principio de año en California. Sarah, que atiende a ABC tras proclamarse campeona del reputado campeonato de Pantín en Galicia , asegura que fue su nueva condición la que la llevó por la vía deportiva, puesto que precisaba extensos ingresos para adquirir y sostener las prótesis que ahora forman parte de ella. «Mis progenitores me afirmaron que con el deporte podría costeármelas, que son carísimas (millones de euros), si bien era un tanto incrédula. Mas al final sí que me pareció buena idea hacer un deporte. Mi primera opción era el futbol, que ha sido mi deporte preferido desde pequeña», relata la andaluza, que tras probar todos y cada uno de los palos, en un día de playa como otro cualquiera, conoció a a un adiestrador que le planteó subirse a la tabla, algo que le pareció inalcanzable en un comienzo a Sarah. «Me afirmó que estuviera apacible, que todo era posible». En ese instante, empezó su nueva vida. Código Desktop Imagen para móvil, amp y app Código móvil Código AMP Código APP De la mano de su adiestrador y de su padre, monitor de piscina, aprendió a nadar nuevamente y después, ya con los 4 estilos dominados, se subió a una tabla. «Fue realmente difícil, no podía impulsarme con los pies y tampoco podía dar brazadas. Ahora me meto en el agua sola», esgrime Sarah con orgullo y humildad, como todo buen surfista que se precie. Superado el impacto inicial y tras meses de adiestramiento, el mar la aguardaba, hermoso desde la ribera mas imprevisible una vez se está en él. Le costó lo propio, mas la dura peregrinación que significaba ir desde el parking hasta el agua es ahora la más dulce de las rutinas para ella: la llevan hasta la ribera en ‘amphi buggie’ (un vehículo de playa amoldado para gente con discapacidades). Una vez en el agua y sobre la tabla, su acompañante se pone en la parte posterior y, con las aletas enfundadas, la empuja cara el interior. Es allá, donde rompen las olas, cuando Sarah despega y vuela merced a la propia fuerza del mar y a su bogada, dibuja una estela entre la espuma y termina, nuevamente, en la ribera. Aun es capaz de, sin ayuda, regresar cara el interior nuevamente, si bien todo depende de dónde surfee. «En un Cantábrico o en un Atlántico es más bastante difícil remontar». Mas Sarah se ha rencontrado al fin con la dicha. «Pones por encima las cosas positivas de las negativas. Mas me pasan tantas cosas buenas que las otras van desapercibidas». Aun su nueva vida la ha hecho, por servirnos de un ejemplo, ser menos tímida. En California, donde se proclamó subcampeona del planeta, fue una de las participantes que más focos atraía. Los asistentes al acontecimiento estaban maravillados por de qué manera Sarah domesticaba al Pacífico. No le quedó más antídoto que quitarse el temor y contarles su historia. A pesar de todo cuanto le ha dado el surf y con los Juegos Paralímpicos en el horizonte, el enorme sueño de Sarah es asistir a la gente a superar inconvenientes con su ejemplo, como hizo en la arena de Pismo Beach : «Decir lo que todos sabemos mas que precisan que te recuerden. Trasmitir un mensaje de ánimo y que todo el planeta, si desea, puede».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

India pierde dos satélites por el desvío en el lanzamiento de su nuevo cohete

El lanzamiento inaugural del nuevo cohete de la India...

Muere María Jesús Manrique, musa y viuda 'nacional' de Luis García Berlanga

No habían terminado de retumbar los ecos del año...

Una habitación infantil luminosa y con estilo

La iluminación es un factor muy importante a la...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados