El laboratorio de Scariolo diseña el futuro de EspañaSociedad 

El laboratorio de Scariolo diseña el futuro de España

Misión cumplida en la Fuente de San Luis , de donde España salió el día de ayer clasificada para el Eurobasket dos mil veintidos tras ganar con autoridad a Rumanía en un partido sin historia que se resolvió prontísimo. El trámite lo solucionó bien la selección, apoyada en una superioridad apabullante y con el empuje de los más jóvenes, que dieron un paso adelante como les solicitaba Scariolo estos días.

Reconocía el técnico en la anterior que la meta de estos partidos era doble. «Hay que clasificarse para el Eurobasket, obvio, mas asimismo deben servir estas ventanas para procurar dar experiencia internacional a nuestros jugadores jóvenes, que tienen poquísima. España es el país del planeta en cuya liga hay menos jugadores nacionales (apenas juegan diecisiete minutos de media), y de cara al desarrollo y al repuesto de la Selección es una situación que hay que tener en consideración y que nos preocupa bastante, sinceramente», aceptaba Scariolo, que tras haber dilapidado dieciocho puntos ante Israel apuntaba cara esa falta de experiencia como mal endémico de los jóvenes españoles.

De ahí que, el italiano trata de mimar al límite a los chavales que llama en estas ventanas, puesto que sabe que en muchos de ellos está el futuro de la selección. El relevo. Jugadores como Tyson Pérez, Darío Brizuela o bien Francis Alonso, con talento basta para ser parte del equipo en cualquier gran campeonato, asisten a estas concentraciones con la meta de medrar. Caer y levantarse. Por el hecho de que solo de esta forma se aprende de veras.«Hay muchas cosas que solo se adquieren jugando, compitiendo, equivocándose y aprendiendo de los fallos. Con lo que estas ventanas son una ocasión buenísima para sumar experiencia», narra el adiestrador italiano, feliz por poder arrancar su laboratorio 2 o bien 3 veces por año.

El desarrollo de los jóvenes es uno de esos placeres que estas ventanas descafeinadas le dejan a Scariolo. Ensayos diseñados para dar firmeza al futuro de la selección, que habían desembocado esta vez en una situación límite, puesto que precisaba ganar sí o bien sí España a Rumanía para sellar su pase al Eurobasket. Un cara o bien cruz con asterisco, puesto que la debilidad de su contrincante –que no había ganado ningún partido hasta el momento– aventuraba una jornada fácil. Lo dejó claro la selección desde el comienzo con Brizuela manteniendo al equipo en un primer cuarto pleno de intensidad en el que sumó 8 puntos sucesivos –17 al final del partido– que rompieron el encuentro (diecinueve-seis, min. cinco).

Junto a él, Tyson Pérez es otro de esos jóvenes llamados a relucir. Uno de esos diamantes en salvaje que aterrizaron tarde en el baloncesto, mas que da pasos de gigante en todos y cada partido. Tras comenzar con la selección el sábado ante Israel, el día de ayer mostró por vez primera sus virtudes, sobre todo en el rebote, donde fue una pesadilla para los rumanos. «Tiene unas cualidades atléticas esencial. Va medrando poquito a poco, mas hay que darle tiempo. Le hemos puesto titular en los 2 partidos por el hecho de que es un jugador que puede ser interesante para la selección en el futuro», señalaba Scariolo, que el día de ayer dejó subrayado el nombre de Tyson en su libreta.

Con el choque resuelto al reposo (cuarenta y cinco-veintiuno), la segunda parte sirvió para continuar con los ensayos. Para poder ver si hay futuro. Que lo hay, si bien con precaución. Puesto que la debilidad de Rumanía invitaba a la prudencia. Incluso de este modo, se vieron buenas cosas de Francis Alonso o bien Barreiro. Piezas que volverán a pasar por el laboratorio de Scariolo en el mes de febrero, la última ventana ya antes de los Juegos de Tokyo.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment