Sociedad 

El pleno disfrute sexual según la edad

El disfrute del sexo es una de los principales intereses en la edad adulta. Mucho se ha dicho sobre su correspondencia entre la juventud y el goce absoluto del placer. Sin embargo, ¿es realmente a los 20 o 30 años cuando se disfrutan mejor los encuentros sexuales?

Sea con tu pareja fija o que lo hagas con una esporádica, el sexo es para vivirlo de forma segura y libre de complejos, pero esto no siempre es así de fácil, por lo que la edad tiende a jugar un papel determinante en la plenitud del acto.

Durante los 20 y los 30 años, tanto las mujeres como los hombres se ven enfrascados en una problemática que gira en torno al aspecto físico y que se empieza a deslastrar al superar estos horizontes, haciendo que a medida que se va aumentando en edad, estos complejos desaparezcan y el goce de la actividad sea la prioridad.

No obstante no hay razón para dudar que a medida que el organismo pierde sus facultades normales por el pasar del tiempo, las experiencias sexuales puedan ir disminuyendo su intensidad por factores de funcionamiento físico y no emocional, y, por ende, se dejen de recibir los beneficios que se obtienen tras estos encuentros, sobre todo al pasar de los 60 años.

Es el caso de las mujeres que han perdido parte de la sensibilidad en su zona íntima y para las cuales un rejuvenecimiento vaginal puede ser clave, pensando siempre en que este sea realizado en un centro especializado, como la Clínica medicina estética Zaragoza.

Con un rejuvenecimiento, además del proceso de volver a la juventud, se hidrata y remodela la zona íntima a través del uso de ácido hialurónico el cual se infiltra en las paredes laterales y posteriores de la vagina. Todo este proceso ayuda a que la lubricación se realice con mayor facilidad y abundancia, permitiendo que el acto se ejecute con suavidad y no existan molestias ni irritaciones posteriores.

Las relaciones sexuales a edad fértil

Si todavía estás en edad fértil, tus preocupaciones pueden ser distintas a las de las personas con edad más avanzada y, la mayoría de ellas se orientan a evitar contraer enfermedades de transmisión sexual o evitar embarazos no deseados.

En el primer caso solo habrá que aumentar la prevención cuando se trate de parejas provisionales, mientras que para el segundo el abanico es un poco más amplio.

En primera instancia tenemos el método del coito interrumpido. La idea en este tipo de procesos es evitar que la eyaculación ocurra dentro de la vagina, por lo que se debe tener suficiente control para extraer el pene antes de alcanzar el clímax.

No es un método tan efectivo como otros, pero se ha manteniendo en el uso de la sociedad desde tiempos muy remotos. Además, tiene la facilidad de ser gratuito y permitir que se pueda llevar a cabo el acto sexual sin preparaciones previas.

Por otro lado, se tiene el método de la temperatura basal. En este caso, la mujer será la encargada de hacer tomas precisas de la temperatura corporal a sabiendas de que en los días de ovulación esta suele aumentar.

También se trata de un método gratuito, más allá de la compra del termómetro que hace falta. No obstante, se necesita tener mucho control de la hora en que se toma la muestra (pues debe ser siempre la misma) y, aún así, no se puede dar fe de su total efectividad porque la temperatura puede variar por otros factores.

Como último punto y siendo el de mayor efectividad, se tienen los métodos anticonceptivos quirúrgicos. Como su nombre ya puede hacer ver, estos se tratan de modificaciones internas realizadas al aparato reproductor con el fin de evitar que realicen sus procesos de concepción de forma normal.

Se pueden aplicar a las mujeres, con la ligadura de trompas o el Essure, mientras que en los hombres se administra a través de la vasectomía. En la mayoría de los casos, estos sistemas funcionan como anticonceptivos de por vida.

Disfrutar del sexo es beneficioso para todos desde todos los ángulos: emocional, físico, sentimental. Por ello, la edad no debería jugar en torno a lo que se piense que puede ser el disfrute, lo único necesario es tomar las medidas apropiadas a cada caso para que los resultados siempre sean positivos.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment