Educación El primer viaje hasta el fin del planeta del...

El primer viaje hasta el fin del planeta del apóstol Santiago, 'el hijo del trueno'

-

Jesús de Nazaret apodó a Santiago de Zebedeo como ‘el hijo del trueno’ por su carácter fuerte y vehemente. No era Thor, mas sí el más vehemente de los apóstoles. El primero en lanzarse hasta los límites del planeta conocido, al ‘finis terrae’, a extender el cristianismo en lo que cualquier día sería España. Y asimismo el primero en ser asesinado.

El cronista y escritor Jesús Bastante Liébana (la capital de España, mil novecientos setenta y seis) tenía claro que aquella aventura entre continentes merecía una novela, una obra de ficción con cimientos históricos que alumbrase la niebla que rodea al viaje del apóstol Santiago cara Hispania. «Todo el planeta habla de el sepulcro y del camino, se preguntan si esos son o bien no los restos, mas absolutamente nadie pone el foco en el porqué vino el apóstol acá. La segunda mayor peregrinación del planeta tras la Meca se fundamenta en un viaje por Hispania del que apenas se ha escrito nada», recuerda Bastante, que ha plasmado 12 años de preguntas y contestaciones en la novela ‘Santiago en el fin del mundo’ (La Esfera de los Libros, dos mil veintiuno).

En busca del primer camino
Para hacer un recorrido creíble por el que pudo ser el viaje del apóstol a España, el prosista madrileño ha seguido el indicio a los documentos históricos, incluido los Evangelios, y ha cuidado cada detalle sobre las costumbres, las medidas y las sendas que se utilizaban en el siglo I d. C., mas asimismo se ha empapado de la enorme cantidad de mitos y leyendas que hay sobre el tema, entre ellos la aparición de la Virgen ante Santiago en Zaragoza, lo que dio sitio a la basílica del Pilar. «No conocemos el primer camino, mas ese camino ha configurado una gran parte de lo que somos como país y como continente. Con independencia de si viajó a Santiago o bien si sus restos están allá, lo que está claro es que el impacto de sus huellas es muy real. Esto prueba que las historias son ciertas por el mero efecto que provocan», apunta el articulista jefe de ‘Religión Digital’.

En la tradición religiosa Santiago fue capaz de atravesar el Mediterráneo y la propia Península, si bien el resultado de su misión fue solamente la conversión de un puñado de habitantes de Hispania. Aquello se transformaría con el paso del tiempo en un éxito, mas entonces sencillamente fue un tropiezo de un hombre tozudo y con tendencia a pasar en pocos segundos de la alegría a la depresión. «Un judío del siglo I que jamás había salido de su tierra se lanza a ir al final del planeta sin saber qué se marcha a hallar, acompañado solamente de 2 acólitos y sin entender el lenguaje o bien las costumbres. Las crónicas charlan de definitivo fracaso», relata Bastante, que presenta al beato como alguien ciclotímico.

«Reivindicar al beato belicoso es una lectura equivocada de quien trajo a Hispania un mensaje universal, un mensaje nuestro, que entonces cruzó el Atlántico de la mano de los españoles y que nos ha llevado a ser un país de acogida y comprensivo con el diferente».

Una vez finalizada su misión, Santiago volvió a Israel, donde sería asesinado en lo que iba a ser el comienzo de una prosecución inexorable contra todos y cada uno de los seguidores de Jesucristo. Serían los acólitos de la ciudad de Santiago quienes llevarían los restos hasta Compostela y revertirían el escaso eco del cristianismo en esta zona del planeta. «Hay siglos y siglos de silencio hasta el momento en que se plantea esa idea de que el apóstol configuró los valores cristianos en España y hasta el descubrimiento del sepulcro, que está muy relacionado con la llegada de los musulmanes», apunta.

Jesús Bastante, al lado de su nueva novela.Ese primer mito de la ciudad de Santiago en oposición a los musulmanes, el ‘Santiago Matamoros’, es muy, muy diferente a de qué manera lo atisba Jesús Bastante. «Soy inútil de imaginarme a un extranjero que viaja miles y miles de quilómetros, a una tierra que no conoce, como alguien defensor de la pureza de un pueblo. Reivindicar a ese beato belicoso es una lectura errada de quien trajo a Hispania un mensaje universal, un mensaje nuestro, que entonces cruzó el Atlántico de la mano de los españoles y que nos ha llevado a ser un país de acogida y comprensivo con el diferente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

El Covid-diecinueve persistente es poco usual en los pequeños

La infección por el SARS-CoV-dos, el virus que causa...

Pavor en la anterior de Champions entre el Dinamo Zagreb y el Legia Varsovia

Los Olimpiadas acaparan estos días la atención de los...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados