CienciaEncuentran, bajo Australia, un fragmento de la corteza terrestre...

Encuentran, bajo Australia, un fragmento de la corteza terrestre primitiva del tamaño de Irlanda

-

Un fragmento de la primera corteza que tuvo la Tierra hace cuatro mil millones de años termina de ser descubierto justo bajo Australia Occidental. El muy, muy antiguo pedazo de superficie terrestre tiene el tamaño de Irlanda y es uno de los más viejos que se conocen, solo superado por las rocas del Escudo Canadiense en la costa este de la Bahía de Hudson , que tienen cuatro mil trescientos millones de años de antigüedad (la Tierra se formó hace cuatro mil quinientos cuarenta millones de años). El descubrimiento, llevado a cabo por un equipo de estudiosos de la Universidad australiana de Curtin, en Perth, es una pieza esencial de la historia geológica de la zona y va a ayudar a explicar de qué manera nuestro planeta evolucionó hasta hacerse capaz para la vida. El infrecuente descubrimiento se ha publicado en la gaceta ‘ Terra Nova ‘. Conforme explica Maximilian Droellner , coautor del estudio, algo muy singular debió ocurrir en aquella lejana época: «al cotejar nuestros descubrimientos con los datos existentes -asegura- semeja que muchas zonas del planeta experimentaron un instante afín de capacitación y preservación temprana de la corteza. Lo que sugiere un cambio significativo en la evolución de la Tierra hace unos 4 mil millones de años, cuando el bombardeo de meteoritos redujo, la corteza se estabilizó y la vida en la Tierra empezó a establecerse». Preguntando a los circones Los rastros geoquímicos en los sedimentos cerca de esta zona, donde se han encontrado ya ciertos minerales más viejos del planeta, sugerían que podría haber asimismo restos de una corteza primitiva aún más vieja sepultada bajo las rocas y sedimentos más nuevos de la superficie. Por eso Droellner y sus colegas decidieron examinar los circones presentes en sedimentos de la llanura ribereña de Scott, al sur de Perth. En su trabajo, los estudiosos usaron láseres más finos que un pelo humano para apuntar a granos microscópicos de circones extraídos de la arena de la playa. Conforme explica Droellner, los láseres se usaron para vaporizar porciones de granos individuales del mineral circón, revelando dónde y en qué momento se desgastaron originalmente los granos. Conforme el científico, la conclusión es clara: «Existen pruebas de que un pedazo de corteza del tamaño de Irlanda, de hasta 4 mil millones de años, ha influido en la evolución geológica de Australia Occidental a lo largo de los últimos miles y miles de millones de años y es un ingrediente clave de las rocas formadas en la zona durante todo este tiempo». La muy, muy antigua corteza engloba un área de cuando menos cien quilómetros cuadrados , escriben los estudiosos en su artículo, y está de manera profunda sepultada bajo la superficie. El límite de la corteza vieja está asociado con depósitos de oro y mineral de hierro, lo que sugiere la relevancia de esta corteza en el control de la capacitación de rocas y minerales en la zona. Estudiar la capacitación de la corteza hace cuatro mil millones de años puede asistir a los estudiosos a entender de qué manera se formaron los primeros continentes. Conforme el estudio, este periodo preparó el escenario para el que el planeta sea tal y como es hoy, mas pocos rastros de la Tierra más vieja han subsistido a la incesante agitación de la superficie de la Tierra. MÁS INFORMACIÓN Las personas con caras afines comparten más que los rasgos: asimismo ADN y ciertos hábitos «Este pedazo de corteza -concluye Droellner- ha subsistido a múltiples acontecimientos de capacitación de montañas entre Australia, India y la Antártida y semeja existir aún a decenas y decenas de quilómetros de profundidad bajo el rincón sudoeste de Australia».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados