EducaciónGirauta: «La hegemonía de la neoizquierda impide el libre...

Girauta: «La hegemonía de la neoizquierda impide el libre intercambio de ideas»

-

El columnista de ABC Juan Carlos Girauta presentó el día de ayer su nuevo libro, ‘Sentimentales, insultados, mediocres y agresivos’ (Sekotia), un ensayo en el que examina el modo perfecto en que la neoizquierda ha vuelto a conquistar la hegemonía cultural y que, conforme plantea, se ha llevado por delante los fundamentos de la democracia liberal, que llama a recobrar. El acto se festejó en el Sala Magna de la Universidad CEU San Pablo, y en la tarima acompañaron al autor Fernando Lostao Rizado, directivo de la Fundación Cultural Ángel Herrera Oria, encargado de presentarlo; Agustín Domingo Moratalla, catedrático de Filosofía de la Universidad de Valencia, y Marcos de Quinto, autodenominado hombre libre, conforme figuraba en el cartel («es que no sabía qué poner, me dedico a enredar», comentó entre risas).

De Quinto empezó definiendo a Girauta como un individuo «culto y valiente». «El libro toca un tema fundamental, que es el de la guerra cultural, y da claves de lo que pasa, de la pérdida de libertades que se está generando, y que ocurre en España y fuera, por el hecho de que es un fenómeno internacional». «Yo deseaba redactar un libro útil, no un mero análisis», aseveró Girauta, que pasó a desgranar el meollo del ensayo. «Lo que la hegemonía cultural de la neoizquierda ha conseguido es que no haya un libre intercambio de ideas, que no resulte posible el discute, por el hecho de que las causas se fundamentan en consignas y no en el conocimiento real de los temas (…) ¿Por qué quien acepta que el planeta está a puntito de desaparecer resulta que asimismo acepta la autodeterminación de género? ¿Y por qué quien acepta la autodeterminación de género acepta que los españoles cometieron un genocidio en América? ¿Y por qué…? No hay una lógica. El alegato hegemónico hace que las luchas se enlacen, y eso lo explicó Ernesto Laclau». Además de esto, agregó el escritor, estas causas solo se defienden en la esfera pública, jamás en privado. «En privado absolutamente nadie usa el desdoblamiento de género», sentenció.

Por su lado, Domingo Moratalla resaltó la propuesta de Girauta del realismo como antídoto en frente de los «discursos ideológicos» que «deforman la realidad», como su reivindicación del discute de ideas en la batalla cultural, un discute libre que «no se da por la cultura ‘woke’, por la cultura de la cancelación, por una espiral del silencio de la que todos somos cómplices». Asimismo, su alarma contra las «causas fragmentarias», esas que se enlazan unas con otras de forma ineludible y no de manera fácil comprensible. «El encadenamiento de las causas es contraintuitivo. Se defienden todo género de causas, si bien entre ellas sean discordantes. Lo que hila todas y cada una de las causas es el oponente común, que es el capitalismo y la democracia liberal», aseguró De Quinto, que entonces sentenció: «La hegemonía cultural es la auténtica pandemia que como sociedades estamos sufriendo». «Nosotros en Cataluña rompimos la espiral del silencio», puntualizó después Girauta, haciendo referencia a su trayectoria compartida en Ciudadanos. Entre el público, a propósito, estaban Toni Cantó, Albert Rivera e Isabel Franco, entre otros muchos.

Girauta apuntó el inconveniente de las universidades, la creación de los llamados «espacios seguros». «¿Qué es un espacio seguro? Es una sala donde hay pompas de jabón, libros para colorear, música relajante, sicólogos, mascotas, muñecos… Esto es, la infantilización absoluta del universitario. Y los espacios seguros van medrando, y medra la idea de que hay personas a las que no se puede oír. Son los negacionistas, que es un término clave». Después fue el turno de la política: «No aguardemos de un partido lo que no puede dar. No ojalá esté produciendo ideas, por el hecho de que no es su papel, ni ojalá entre en la lucha de las ideas como protagonista». Y finalmente el de la sociedad civil: «Hay temas que en política procuras eludir: el aborto, pues esto divide. Lo comprendo, mas el resto sí debemos charlar del aborto», agregó. Entonces, ¿cuál es la propuesta? «Queremos la hegemonía para la democracia liberal y que sobre cualquier tema se pueda discutir».

Al finalizar el acto, Girauta y De Quinto anunciaron la creación de un ‘action tank’ que tiene como objeto dar la batalla en la guerra cultural. «Queremos acción, deseamos actuar. Vamos a tomarnos muy de verdad la guerra cultural», remató De Quinto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados