Guía práctica para la Super Bowl LIIISociedad 

Guía práctica para la Super Bowl LIII

Ya está acá. Desde el pasado septiembre, treinta y dos equipos lucharon por venir vivos al día 3 de febrero. Solo 2 lo lograron. New England Patriots y Los Ángeles Rams se van a medir en la madrugada del domingo al lunes desde las 00:30 (hora de España) en el Mercedes Benz Stadium, Atlanta. Se va a poder proseguir este encuentro mediante #Vamos, canal de Movistar+.

La sede
Primera vez que este estadio, formidablemente futurista a propósito, acoge una Super Bowl. Se inauguró la época pasada, y es casa de la ciudad de Atlanta Falcons (además de esto de la ciudad de Atlanta United, el equipo de la MLS). Da cabida a setenta y tres apasionados. Es la arena más «joven» de toda la NFL, costó mil cuatrocientos millones de dólares americanos. Puede alardear de un techo retráctil que semeja el disparador de una cámara de fotografías.

Las entradas rondan los dos mil quinientos y tres.000 dólares estadounidenses, al paso que las más caras superan los ciento setenta y 5 mil dólares estadounidenses. Un lujo.

Curiosamente, hasta la data solo se han jugado 2 Super Bowl en Georgia. ¿Saben quién ganó la última de estas, allí en el año dos mil? Los Ángeles Rams.

El partido
Sesenta minutos, divididos en 4 cuartos de 15 minutos, determinarán el ganador de la NFL: New England Patriots o bien Los Ángeles Rams. Anterior a mil novecientos sesenta y siete, USA contaba con 2 ligas de futbol americano, la National Football League (NFL) y la American Football League (AFL). La segunda, con solo 7 años de vida, se unió a la primera. Decidieron conque el vencedor de la NFL y el vencedor de la AFL se encararían entre sí para proclamar a un solo ganador en el país. Por último, cada una de las ligas se reconvirtieron en conferencias de dieciseis equipos cada una, y de esta forma prosiguen hoy. 

Los equipos
En representación de la AFC –American Football Conference-, los actuales subcampeones y frecuentes por estos lares, New England Patriots, llegan por novena vez en dieciocho años a la enorme cita del deporte estadounidense. 

Tom Brady, con cuarenta y uno años, lidera desde el puesto de quarterback a un equipo que no deja de hacer historia. Así como su adiestrador, Bill Belichick, han ganado 5 Super Bowl en menos de 2 décadas, quedándose a solo una de la franquicia con más títulos de la NFL, los Pittsburg Steelers. 

Hace un par de años consiguieron remontar una desventaja de veintiuno-tres ante Atlanta Falcons tras el reposo, siendo la mayor restauración de la historia de este partido y la primera prórroga nunca vista. El pasado curso la película fue diferente; Philadelphia Eagles les quitó la victoria en un encentro donde, yendo de preferidos, se quedaron cerca de transformarse en la franquicia más distinguida de la historia. 

La NFC –National Football Conference- lleva a unos muy jóvenes Los Ángeles Rams a la final. Este equipo cuenta con un quarterback de veinticuatro años, Jared Goff, un adiestrador de treinta y dos, Sean McVay y un repertorio de nombres tanto en ataque (Brandine Cooks, Todd Gurley) como en defensa (Aaron Donald, Marcus Peters) digno de crear escuela. En el inicio de siglo, los Rams (entonces ubicados en St. Louis) fueron apodados «The Greatest Espectáculo on Turf» (el mejor espectáculo sobre el césped); es posible que ahora sean la versión veinte.

El año pasado cayeron en la primera ronda de Play Offs debido a su inexperiencia. Este curso, con trece victorias y 3 derrotas en temporada regular y 2 rutas victorias en postemporada, hay múltiples casas de apuestas a que les dan como preferidos.

Muy curioso es que, estos equipos ya se encararon en la Super Bowl de dos mil dos. Fue el fin de un ya veterano «The Greatest Espectáculo on Turf», que eran preferidos, frente a unos jóvenes Tom Brady y Bill Belichick. Se puede decir puesto que que una dinastía en sus últimas, la de Rams, dio paso a otra de jóvenes talentos, la de Patriots. Sería poéticamente adecuado que en esta Super Bowl fuera del revés, que les devolvieran el testigo: unos veteranos New England, con ya nada por probar, dando el relevo a una franquicia joven y talentosa como la de la ciudad de Los Ángeles. El último día de la semana se va a ver.

El espectáculo del reposo
Una de las partes más reconocidas y espectaculares del acontecimiento es la actuación musical del reposo. Es una tradición que se sostiene desde la Super Bowl I, si bien en los sesenta empezó siendo una actuación musical regentada por bandas universitarias. Hoy la música ha dado paso al espectáculo, Katy Perry o bien Beyonce pueden dar fe de ello. Actuaciones estelares, como la de Michael Jackson en mil novecientos noventa y tres o bien la de los Rolling Stones en dos mil seis, han marcado temporada. Este año, cogiendo el relevo de Justin Timberlake, va a ser el conjunto Maroon cinco, acompañado por Travis Scot, el responsable de divertir al público en «el tiempo para el bocadillo».

El trofeo
Los Green Bay Packers ganaron las 2 primeras Super Bowl, es por esta razón el trofeo lleva el nombre del adiestrador que consiguió tal gesta: Vince Lombardi. Valorado en veinticinco dólares estadounidenses, esta pieza con forma de balón -desarrollada por la reputada joyería Tiffany & Co.- es entregada al equipo campeón en contraste a otras ligas americanas donde solo se recibe el premio. Además de esto, cada miembro de la plantilla recibe un anillo (a diseñar por el equipo) con el logotipo de la franquicia, su nombre y/o dorsal y el año en el que ganaron la competición.

Los datos televisivos
No hay comidilla más popular a lo largo de las semanas que prosiguen a la Super Bowl que las cantidades que mueve este acontecimiento. El año pasado la CBS registró mil treinta y cuatro millones de televidentes, el dato más bajo desde dos mil nueve. El récord, para contextualizar este dato, lo pusieron Seahawks y Patriots en dos mil quince con ciento catorce con cuatro millones.

La audiencia va a la baja un año tras otro, mas esta inercia no se vio reflejada en las semifinales (llamadas finales de conferencia) de este 2019: el Patriots – Chiefs, final de la AFC, rozó los cincuenta y cuatro millones de espectadores, un veintisiete por ciento más de los cuarenta y dos millones que vieron exactamente el mismo encuentro anteriormente curso.

Fuere como fuese, la publicidad se resigna a bajar de precio: cinco,25 millones de dólares estadounidenses por cada treinta segundos de anuncios, un nuevo récord (los pasados tres años fueron cinco millones).

En España se va a poder continuar todo el acontecimiento por Movistar Plus, en el canal #Vamos. 

Deporte, espectáculo, millones de dólares americanos y de personas… la Super Bowl LIII lo tiene todo para ser de nuevo el espectáculo que todo el planeta, amantes del deporte o bien no, desea ver.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment