Salud ¿Hay motivos para meditar que esta sexta ola puede...

¿Hay motivos para meditar que esta sexta ola puede ser la peor?

-

Dada esta situación imprevisible hemos preguntado a múltiples especialistas si hay motivos para meditar que esta sexta ola va a ser la peor de la pandemia.

«Cuanto menor sea el comportamiento de peligro, menos afectación va a haber y mejor va a ser esta ola de invierno para los vacunados»

Margarita del Val Latorre

Viróloga y también inmunóloga del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC-UAM)

Las cuatro vacunas son buenísimas en resguardar de la enfermedad grave y de las muertes, mas no son infalibles. Más o menos un cinco por ciento de las personas vacunadas, si se inficionan, va a poder enfermar grave; sin vacunar, su situación habría sido meridianamente peor, se calcula que unas diez veces peor. Las personas que llevan muchas papeletas para estar en ese cinco por ciento grave son los mayores y los enfermos crónicos. El resto podemos identificar en nuestro ambiente quiénes son, y se deben resguardar especialmente: cuanto menor sea el comportamiento de peligro, menos afectación va a haber y mejor va a ser esta ola de invierno para los vacunados.

Para los no vacunados, su peligro personal si se inficionan prosigue siendo exactamente el mismo de siempre y en todo momento, e inclusive es más probable el contagio sigiloso por el hecho de que se aguardan más casos.

«No estamos necesariamente condenados a que la sexta ola sea la peor»

Beatriz González López-Valcárcel

Catedrática de Métodos Cuantitativos en Economía y Administración, y también estudiosa en Economía de la Salud, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

No estamos necesariamente «condenados» a que la sexta ola sea la peor. Cada vez está pero claro que la variación ómicron es pero infecciosa que las precedentes y va a transformarse en dominante en poquitas semanas. La incidencia se dispara en España. Mas la relación entre incidencia, enfermedad grave (hospitalización, UCI) y fallecimientos ha ido cambiando propiciamente merced a la protección de las vacunas. Ante tan altas incidencias, el reto ahora es eludir el colapso del sistema sanitario y la desatención a los pacientes no Covid.

«No será la peor en fallecimientos y saturación hospitalaria, si bien puede ser la de mayor incidencia de toda la pandemia»

Ignacio Rosell

Maestro asociado de Medicina Precautoria y Salud Pública, Universidad de Valladolid

Merced a las vacunas, tenemos muchos motivos para meditar que esta ola no será «la peor» en lo que se refiere a fallecimientos y saturación hospitalaria, si bien muy seguramente vaya a ser la de mayor incidencia de toda la pandemia.

Lo que sí hay es múltiples motivos de seria preocupación. Para iniciar pues la mayor transmisibilidad de la variación ómicron, al lado de la estación invernal en Europa (en contraste a Suráfrica, por poner un ejemplo) y la próxima celebración de las festividades navideñas pueden disparar la incidencia en España. Y esa enorme incidencia, si bien la variación pudiese generar enfermedad más leve, no es descartable que genere una esencial saturación de los centros de salud. Todo ello sin olvidar la inaguantable sobrecarga de la atención primaria y de los servicios de salud pública.

Es esencial tomar medidas de contención y apelar a la prudencia en las primeras semanas de dos mil veintidos, con esperanza de que pueda verse aliviada la situación más adelante.

«El inconveniente es que, si bien no sea más mortal, puede colapsar el sistema sanitario»

Mª África González Fernández

Catedrática de Inmunología. CINBIO (Centro de Investigaciones Biomédicas), Universidade de Vigo

Desde la perspectiva de personas contagiadas posiblemente esta sexta ola pueda ser la más esencial, en tanto que se ven casos de reinfecciones por esta nueva variación que ha probado ser considerablemente más infecciosa que las precedentes.

El inconveniente es que al contagiar a bastantes personas de manera brusca, si bien no sea más mortal, puede colapsar el sistema sanitario. Es cuestión de porcentajes de personas que infecte y exactamente en qué tiempo lo hace, puesto que lo esencial es que la curva de casos se aplane a fin de que el sistema sanitario pueda cubrir con todas y cada una de las necesidades, covid y no covid. Ya se han aplazado cirugías y consultas, y esto lleva una seria de consecuencias secundarias para otras enfermedades.

No obstante, la vacunación puede asistir a que esas infecciones sean en su mayor parte leves; el inconveniente es que todavía tenemos en España más de dos millones de personas que no se han vacunado.

Por los datos de otros países donde la variación ómicron está circulando ya desde hace semanas, se ve que la hospitalización grave y fallecidos se hallan entre personas sin vacunar, o bien personas ancianas con otras nosologías graves anteriores. Por ende de las mejores armas que tenemos para eludir la enfermedad grave y fallecimientos es la vacunación.

«La situación es mejor que en las precedentes olas, singularmente en aquellos países que han vacunado mejor»

Sonia Zúñiga

Viróloga y también estudiosa, Centro Nacional de Biotecnología (CNB – CSIC)

La sexta ola no habría de ser la peor. A pesares del aumento exponencial de los contagios y de que circule una variación que se transmite mejor (ómicron), la situación es mejor en esta ola de lo que era las precedentes. Singularmente, en los países con mayor tasa de vacunación y, sobre todo, en aquellos que han vacunado «mejor», esto es, los que han comenzado por la población más frágil.

El incremento de la incidencia refleja una combinación de factores como un incremento en la movilidad, una relajación en las medidas, un incremento de las asambleas (en especial en lugares cerrados) y la circulación de ómicron.

Nuevamente, a Dios gracias la alta tasa de vacunación en ciertos países está conteniendo la enfermedad severa y la mortalidad, lo que evitaría el colapso hospitalario. No obstante, hay que resaltar que el aumento de contagios está provocando un incremento en la presión asistencial. Por poner un ejemplo, en atención primaria, lo que podría llevar a un colapso en esta una parte del sistema de salud.

«No podemos aguardar más para efectuar el refuerzo estructural del sistema sanitario»

Saúl Labres

Científico titular, CNB – CSIC

Para mí es obvio que en España lo peor de la pandemia lo hemos dejado atrás.

Estos días se nos ha formado la tormenta perfecta de las celebraciones navideñas así como la llegada de una variación más infecciosa. No obstante, un muy alto porcentaje de la población estamos vacunados, lo que cambia plenamente el panorama respecto a olas precedentes.

Además de esto, las festividades y ómicron coinciden asimismo en el tiempo con la tercera dosis de refuerzo que una cantidad altísima de frágiles se ha puesto últimamente y, por consiguiente, tendrán las defensas al máximo justo cuando semeja que más falta hará.

El incremento de casos que vemos jamás puede ser algo bueno: por el momento en ciertas comunidades ya ha ocasionado la implosión de la Atención Primaria, con todo cuanto ello acarrea, y se va a traducir en más casos graves, mas creo que en este sentido para nada deben proponerse comparaciones con marzo de dos mil veinte o bien enero de dos mil veintiuno.

Lo que sí nos está mostrando esta ola es que no podemos aguardar más para efectuar el refuerzo estructural del sistema sanitario que lleva pendiente desde verano de dos mil veinte. Tampoco para desarrollar protocolos más diligentes para el manejo sanitario y laboral de nuevos casos positivos de covid, que ahora más que jamás tienden a ser leves y autodiagnosticados en casa con las pruebas de la farmacia (de las que asimismo se debe asegurar el suministro).

Por último, debemos comprender que el virus ha venido para quedarse y no podemos continuar haciéndonos los locos con las medidas para asegurar la calidad de aire en interiores.

Margarita del Val Latorre, Beatriz González López-Valcárcel, Ignacio Rosell, Mª África González Fernández, Sonia Zúñiga, Saúl Labres.

Publicado originalmente en THE CONVERSATION.ES
<img src=»https://counter.theconversation.com/content/174067/count.gif?distributor=republish-lightbox-advanced» alt=»The Conversation» width=»1″ height=»1″ style=»border: none !important; box-shadow: none !important; margin: 0 !important; max-height: 1px !important; max-width: 1px !important; min-height: 1px !important; min-width: 1px !important; opacity: 0 !important; outline: none !important; padding: 0 !important; text-shadow: none !important» />

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

EE.UU. aprueba un discutido medicamento para la ELA

La Administración de Comestibles y Fármacos (FDA) aprobó el...

«Quantum» se pone a un punto de «Sled» cara la final de la Royal Cup Scarlino

La cuarta y penúltima jornada de la Royal Cup...

Raúl Zurita: «Si la poesía se termina, el planeta desaparece a los 5 minutos»

Raúl Zurita sale del elevador algo encorvado. Pasea despacio,...

Probamos los nuevos AirPods Pro: ¿los mejores auriculares que puedes adquirir para tu iPhone?

Apple no inventa nada, mas democratiza tecnologías como ninguna...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados