Idean un material que se autodestruye tras cumplir su misiónCiencia 

Idean un material que se autodestruye tras cumplir su misión

Los estudiosos llevan tiempo tras crear un material que no deje indicio, sobre todo destinado para misiones militares: si en un combate cae una baliza, ¿qué mejor que desaparezca el paracaídas en el que ha sido transportado? Si bien ya existen polímeros que poquito a poco se degradan hasta su supresión, hasta el momento no se ha creado un material que se pueda autodestruir a placer. No obstante, el equipo de Paul Kohl presentará en la prócima asamblea de la American Chemical Society su nueva invención, muy cerca de la ciencia ficción.

«No es como los materiales que se degradan poco a poco a lo largo de un año, como los plásticos biodegradables con los que los usuarios podrían estar familiarizados. Este polímero desaparece en un momento cuando presionas un botón para activar un mecanismo interno o bien es golpeado por la luz solar», explica Kohl. Desarrollados para el Departamento de Defensa de los EE. UU., la pretensión es incorporarlos en los automóviles de reparto a fin de que no haya necesidad de recobrarlos.

La clave para hacer que un polímero desaparezca o bien se rompa la llamada «temperatura de techo». Se trata del límite de calor que puede soportar un polímero sin separarse en sus monómeros -que, a todo efecto, es su descomposición-.

Los polímeros comunes, como el poliestireno, tienen una temperatura de techo superior a la temperatura entorno y son muy estables. E inclusive cuando se calientan sobre su máximo, ciertos de estos materiales pueden tardar bastante tiempo en descomponerse. No obstante, con los polímeros de baja temperatura de techo, como los cíclicos que emplea Kohl, solo se precisa que se rompa un link a fin de que haya un efecto catarata y que la despolimerización ocurra de forma rapidísima. Es más, el proceso puede ser comenzado por un pico de temperatura desde una fuente externa como el Sol o bien una engastada, o bien por un catalizador sensible a la luz que podría activarse a través de control a distancia.

A lo largo de muchos años, los estudiosos han intentado fabricar estos polímeros, mas no han tenido éxito debido a la inestabilidad de los materiales a temperatura entorno. El conjunto de investigación de Kohl en el Instituto de Tecnología de Georgia descubrió que podían superar este inconveniente si tenían cuidado de quitar todas y cada una de las impurezas formadas a lo largo de la síntesis. Además de esto, hallaron una serie de aldehídos, incluyendo el ftalaldehído, que forman de forma fácil polímeros cíclicos. Cuando habían optimado la síntesis de este polímero, se centraron en formas de hacerlo desaparecer, lo que ha dado como resultado este novedoso marterial.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment