Educación Ilja Leonard Pfeijffer: «La añoranza está en el centro...

Ilja Leonard Pfeijffer: «La añoranza está en el centro de la identidad europea»

-

Ilja Leonard Pfeijffer es holandés, mas radica desde hace treinta años en Italia: «En mi juventud me prometí que si me hacía rico y conocido iría a vivir a un país mediterráneo. Más viejo, y sin ser rico ni conocido, hallé el amor en Génova y allá me quedé».

Italia es buen laboratorio para diseccionar el espíritu europeo. El primordial rasgo del Viejo Continente es la ubicuidad del pasado y ese pasado atrae al turismo. En ‘Grand Hotel Europa’ (Barranco), Pfeijffer mete a un personaje que lleva por nombre como él en un hotel decadente de Venecia que está a puntito de ser adquirido por un empresario chino.

La historia de la cultura europea y el amor en los tiempos del turismo de masas son los ejes de esta novela con digresiones ensayísticas. Cada personaje encarna una faceta del carácter europeo en una urbe que es el modelo de pasado líquido. Con tanta memoria que financia su presente, se hace bastante difícil en Europa mirar al futuro: «La añoranza está en el centro de la identidad europea», apunta el creador. Entre los huéspedes del ‘Grand Hotel Europa’ solo el botones Abdul evita mirar atrás: «Para él las personas son identificables por su semblante, y el semblante mira cara la dirección en la que avanzamos, no al sitio de donde venimos», observa el protagonista.

Cuando la cuarta ola de la pandemia Pfeijffer viajó a Venecia con ocasión de la Bienale. Tenía muchas ganas de gozar de una Venecia vacía, confiaba en descubrir la genuina urbe de los canales… «Fue una decepción: sin gente, aquello era un plató vacío. La Venecia sin turistas es un espacio trágico».

El protagonista que tiene por nombre como el creador pasea asimismo su mirada crítica por Amsterdam, Génova, Macedonia o bien Barna. El atentado de agosto de dos mil diecisiete y la pandemia rebajaron drásticamente el turismo y la perdida Urbe Condal busca opciones alternativas al monocultivo del ocio. El turismo, concluye Pfeijffer, no es inocuo: «Al principio es una forma simple de hacer dinero, mas sus efectos son negativos. Altera la infraestructura social y se termina como Venecia… En Europa solo quedan 2 urbes que sostienen economías opciones alternativas al turismo: Amsterdam y Berlín».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

Nintendo Switch vs modelo OLED, ¿vale la pena mudar de consola?

Una pantalla más grande y mejor, conexión ethernet y...

La entrevista que ABC le arrancó a Chaplin en un tren

La Segunda Guerra Mundial puso a Charlie Chaplin en...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados