Juicio final al dopaje en RusiaSociedad 

Juicio final al dopaje en Rusia

Hace 6 años ya se emitió un documental de la TV alemana ARD, «Secreto oficial. De qué manera Rusia crea a sus ganadores», que cuestionó cualquier atisbo de verosimilitud en el deporte ruso. Exponía una realidad paralela a la superficial de las competiciones. Un dopaje de estado, auspiciado y sostenido por el gobierno de Putin, con métodos de la KGB, cientos y cientos de positivos ocultos o bien falseados y el laboratorio de la agencia rusa antidopaje (RUSADA) como centro de operaciones. A lo largo de 6 largos años se ha conocido la corrupción del expresidente del atletismo, que cobraba mordidas a los rusos por esconder sus positivos, se ha cancelado la presencia de los atletas rusos en las competiciones con la bandera de su país, y se hizo público el llamado «informe McLaren» que ratificaba y ampliaba cada dato del reportaje efectuado por el cronista alemán Hajo Seppelt. Tras 6 años, el proceso llega a su fin. El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), última instancia deportiva, juzga desde el día de hoy hasta el jueves la propuesta de sanción de 4 años a atletas rusos y al país como organizador de acontecimientos.

Hace treinta y seis años se creó el TAS como un organismo jurídico de arbitraje habilitado para solucionar las disputas tan particulares del deporte. Y es seguramente la primera vez que se encara a una sentencia de tanta extensión. El TAS juzga a un país, al gobierno de la nación más extensa del planeta y que desplaza mayor volumen de atletas a cualquier campeonato. Es un pleito que mide la talla y la verosimilitud de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) –pide los 4 años de sanción– frente al gigante ruso. Una versión siglo veintiuno de la guerra fría.

Fundada en mil novecientos noventa y nueve a causa del escándalo Festina en el Tour de mil novecientos noventa y ocho, la AMA ha desplegado inversión, sacrificios y una investigación sin precedentes para sacar adelante esta cruzada contra Rusia y las pruebas que la apuntan. Y de alguna forma, una sentencia a favor suyo significaría frenar la amenaza de USA y Travis Tygart, que desean liderar la lucha contra el dopaje a nivel del mundo.

El caso ha tenido un largo recorrido. Incluyó a atletas rusos participando en campeonatos con bandera neutral. Puso cara y ojos al exdirector del laboratorio Grigory Rodchenkov, quien se transformó en el primordial cómplice de la AMA y protagonizó un reportaje que aireó todas y cada una de las prácticas fraudulentas del gobierno de Putin. Llevó a juicio a Lamine Diack, el expresidente del atletismo mundial que cambiaba positivos por divisas. Y ha desembocado en el TAS pues este organismo ha descubierto que el laboratorio de la ciudad de Moscú manipulaba datos en las condiciones de vigilancia que se le impuso y que debían devolver a Rusia a las primordiales competiciones una vez se hubiese saneado la noma. La AMA comprende que no se ha arreglado y de ahí que asiste al TAS.

En su alegato, la AMA solicita que se prohiba la bandera rusa a lo largo de 4 años en todos y cada uno de los acontecimientos deportivos, incluyendo los Juegos de Tokyo dos mil veintiuno y los de la ciudad de París dos mil veinticuatro. Y no desea que Rusia organice ninguna competición internacional en su suelo. La AMA solicita que cualquier campeonato que organice Rusia le resulte anulado. Si se confirma la sanción, no afectaría a la Eurocopa de futbol de dos mil veintiuno (S. Petersburgo tiene asignados 3 partidos de la primera fase y uno más de cuartos), puesto que la reclamación de la AMA solo afecta a los Juegos y a cualquier Mundial.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment