CienciaLa curiosa historia del clavo de anclaje

La curiosa historia del clavo de anclaje

-

A fines de diciembre del año dos mil veintiuno se halló, en un yacimiento arqueológico romano ubicado a poco más de cien quilómetros al norte de la ciudad de Londres, el esqueleto de un hombre con un clavo atravesado en su talón. Conforme los estudiosos este descubrimiento es la mayor patentiza hasta la data de una crucifixión, el brutal castigo romano. El verdugo horadó el talón derecho del reo y lo fijó a un tablón de madera. Allá, el condenado, que rondaba la treintena, sufrió a lo largo de horas o días hasta fallecer desecado y ahogado, conforme su musculatura inspiratoria se quedó sin la suficiente energía para permitir el intercambio gaSeoso. Los clavos, como invención, brotan en los orígenes de la humanidad. Y es que fueron nuestros ancestros los que tuvieron la necesidad de fabricar un adminículo que pudiese unir dos superficies de madera. Su enorme utilidad ha propiciado que, pese al tiempo trascurrido, aún prosiga siendo una herramienta irremplazable, que podemos localizar en campos tan diferentes como son la construcción, la carpintería o la herrería. Los primeros, de hueso Los clavos actuales acostumbran a estar fabricados en acero al lignito, con punta de diamante, un material muy, muy diferente al de los primigenios que, muy probablemente, fueron confeccionados desde huesos de animales y madera. El paso de la madera al hierro debió generarse en la Edad de Hierro y ciertos estudiosos apuntan que tanto los egipcios como los mesopotámicos ya los conocían y empleaban de forma frecuente hace cuatro mil años. En poquísimo tiempo se debieron hacer indispensables no solo para edificar casas de madera o pequeñas embarcaciones sino más bien asimismo para elaborar zapatos y ciertos objetos artesanales. Sabemos que, cierto tiempo después, fenicios, egipcios y helenos empleaban clavos con una connotación más espiritual, pues con ellos fijaban a sus fallecidos para eludir que pudiesen volver al reino de los vivos. Más adelante el naturalista Plinio el Viejo, que vivó en el siglo I de nuestra era, describe de qué forma en aquella temporada se clavaban los fallecidos por enfermedad, ya que de esta manera se creía que se podría eludir la propagación de miasmas. El abecedario hebreo está formado por 22 letras, cada una de las que está cargada de un enorme simbolismo. Una de ellas –la letra vav- representa al clavo, como alegoría de unión. En la Cábala la letra vav tiene la peculiaridad de interrelacionar los elementos de la creación y de poder mudar el pasado desde el futuro. 100 clavos bien valen un centavo A lo largo de muchos siglos el hierro se calentaba con carbono para formar una masa espesa y esponjosa que, más tarde, adoptaba la manera de barras cuadradas a las que se dejaba enfriar. Tras recalentar la varilla en una forja el herrero cortaba el clavo y martilleaba los 4 lados, suavizándolos. Era entonces cuando introducía la pieza caliente en un orificio y con 4 golpes de martillo se formaba la cabeza. No fue hasta finales del siglo XVI cuando se ideó una máquina para hacer los clavos de forma mecánica, pese a que el acabado final tuviera que efectuarse a mano y que la cabeza del clavo fuera frecuentemente un pedazo del mismo doblado en ángulo recto. En el siglo XIX los clavos empezaron a fabricarse en serie y los efectuados a mano fueron rechazando poco a poco hasta desaparecer a inicios del siglo siguiente. Ahora aquella tarea artesanal ha desaparecido absolutamente. MÁS INFORMACIÓN nueva No La avefría, el heraldo del mal tiempo nueva No El misterio del nenúfar gigante que nace hembra y muere macho Finalmente una última curiosidad, se cree que el término «centavo» se empleó en la Inglaterra del medievo para referirse al costo que costaba cien clavos, los que era tan valiosos que muchas veces se empleaban como moneda de cambie. SOBRE EL AUTOR Pedro Gargantilla Médico internista del Centro de salud de El Escorial (la capital de España) y autor de múltiples libros de divulgación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados