SaludLa radioterapia no mejora la supervivencia tras treinta años...

La radioterapia no mejora la supervivencia tras treinta años para el cáncer de mama

-

La radioterapia tras la cirugía conservadora de mama así como quimioterapia o tamoxifeno para tratar el cáncer de mama temprano reduce el peligro de que la enfermedad vuelva a aparecer en exactamente el mismo seno en los diez años siguientes al diagnóstico, mas, no obstante, apenas influye en ese peligro desde ese periodo de tiempo. Tampoco mejora la supervivencia global a los treinta años. Ian Kunkler , maestro honorario de Oncología Clínica en la Universidad de Edimburgo (R. Unido) , ha asegurado hoy (viernes) en el trece.º Congreso Europeo de Cáncer de Mama se ha referido como «probablemente única» a esta investigación, uno de los seguimientos más prolongados y actualizados de ensayos clínicos controlados azarosos de terapias conservadoras de la mama de conservación. Ha remarcado que lanza información esencial para las supervivientes en un largo plazo de cáncer de mama y para sus médicos. «El seguimiento en un largo plazo es esencial en los ensayos de cáncer de mama para poder entender el panorama completo», ha señalado Kunkler. Nueva Relacionada estandar No La Fundación La Caixa apoya 3 proyectos de innovación biomédica ABC La convocatoria CaixaResearch Consolidate dos mil veintidos ha escogido 3 proyectos de innovación biomédica con potencial, a los que premiará con trescientos euros cada uno de ellos a fin de contribuir a que sus innovaciones se comercialicen y lleguen a la sociedad El ensayo escocés de conservación de la mama prosiguió a quinientos ochenta y cinco pacientes de setenta años o menos a lo largo de treinta años . Tras el diagnóstico de cáncer de mama temprano, fueron tratadas con cirugía conservadora de mama seguida de terapia sistémica, como quimioterapia o el medicamento tamoxifeno, en dependencia de si su cáncer estaba provocado o no por estrógenos. Asimismo fueron aleatorizados para percibir o no percibir radioterapia tras la cirugía. Diez años tras la radioterapia, la recurrencia de la enfermedad en exactamente la misma mama (famosa como «recurrencia locorregional» o «recurrencia del tumor mamario homolateral») se redujo significativamente en más del sesenta por ciento en las mujeres que habían sido aleatorizadas para percibir radioterapia en comparación con las que no. No obstante, tras los primeros diez años, el peligro anual de recurrencia fue muy afín en los dos conjuntos, del mismo modo que la supervivencia global: treinta años tras su tratamiento, el veinticuatro por ciento de las mujeres que recibieron radioterapia proseguían vivas en comparación con el veintisiete con cinco por ciento de las que no la recibieron. Kunkler ha asegurado: «Descubrimos que no hay una mejora en un largo plazo en la supervivencia general para aquellas mujeres que reciben radioterapia. Esto puede deberse a que, si bien la radioterapia puede asistir a prevenir ciertas muertes por cáncer de mama, asimismo puede ocasionar ciertas muertes más, singularmente mucho más tarde de la radioterapia, por otras causas, como enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. «Los beneficios de percibir radioterapia en concepto de menos recurrencias locales solo se amontonan a lo largo de los primeros diez años tras la radioterapia; desde entonces, la tasa de recidiva local es afín con independencia de que los pacientes hayan recibido o no radioterapia. «Los pacientes con cáncer de mama pueden vivir décadas tras el tratamiento de la enfermedad. Estos descubrimientos justifican la comparación con otros estudios de diseño afín por medio de un seguimiento cauteloso en un largo plazo. Las ventajas de percibir radioterapia en concepto de menos recurrencias locales solo se amontonan a lo largo de los primeros diez años El seguimiento de los ensayos clínicos azarosos de cáncer de mama alén de diez años frecuentemente se ve limitado por la escasez de recursos. Los financiadores deben respaldar la colección de datos de resultados en un largo plazo. Los resultados que presento hoy muestran que dichos datos pueden retar los conceptos tradicionales de las ventajas anticancerígenos en un largo plazo de la radioterapia», ha añadido. «Es esencial tomar en consideración que cada mujer con cáncer de mama es diferente y va a tener diferentes formas de la enfermedad. Las resoluciones sobre si someterse o no a radioterapia tras la cirugía han de ser tomadas por las pacientes y sus médicos tras una discusión cautelosa, teniendo presente las peculiaridades individuales de su cáncer de mama y los peligros probables de recurrencia en un largo plazo, tanto dentro como fuera de la mama y de la toxicidad relacionada con el tratamiento». Spanic es copresidenta del Congreso Europeo sobre el Cáncer de Mama , defensora de los pacientes y presidente de Europa Donna, la Alianza Europea contra el Cáncer de Mama. No participó en la investigación, mas preguntada a este respecto ha señalado: «Me diagnosticaron cáncer de mama cuando solo tenía veintiseis años. Una de las preguntas que me hacía, de la misma manera que muchas mujeres cuando reciben el diagnóstico por vez primera, es cuál era el mejor tratamiento para mí, no solo para tratar el cáncer sino más bien asimismo para asistirme a vivir una vida larga y saludable. Como muestra este seguimiento a larguísimo plazo de pacientes con cáncer de mama, estos son temas complejos que las pacientes y sus médicos deben tomar en consideración al seleccionar los mejores tratamientos. Precisamos más estudios como este que prosigan a los pacientes a lo largo de décadas para conseguir una imagen auténtica de los efectos en un largo plazo de los tratamientos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados