Las 7 patrañas más habituales sobre la campaña de rebajasEconomía 

Las 7 patrañas más habituales sobre la campaña de rebajas

En nuestros días, prosiguen circulando determinadas leyendas con relación a los derechos de los usuarios en sus compras tanto físicas como en la página web en temporada de rebajas. En este sentido, los abogados de Legálitas, examinan y desmienten los bulos más habituales que existen sobre los periodos de rebajas:

1. «Tengo que darme prisa, puesto que las rebajas duran poco»

Hoy día, los comercios pueden fijar de manera libre los periodos de rebajas y no adherirse a plazos ciertos, motivo por el que ciertos establecimientos o bien cadenas empiezan sus rebajas aun a lo largo de la campaña de Navidad y las alargan hasta un par de meses después. Por esta razón, ya carece de sentido proteger la idea de que los días de descuentos son limitados y también constantes puesto que ahora existen múltiples ocasiones a lo largo del año.

dos. «Siempre (o bien jamás) se puede devolver lo comprado en rebajas»

Hay que rememorar que tanto los cambios como las devoluciones son una cortesía del establecimiento, y depende de cada tienda, no de que estemos en periodo de rebajas o bien no. Además de esto, dicha política de devoluciones no va a poder alterarse en rebajas, con lo que, si al lado de esta temporada el establecimiento tiene una política determinada de, por poner un ejemplo, aceptar la devolución del producto y reembolso del dinero en los treinta días siguientes a la adquisición, en rebajas esta política debe sostenerse.

Existen salvedades a esta regla si los artículos están imperfectos, en tal caso la ley sí garantiza que dicho producto se puede no solo devolver, sino el usuario podría percibir aun una indemnización por los daños y perjuicios que este artículo imperfecto le hubiese podido causar.

tres. «Los artículos rebajados tienen taras o bien defectos»

El que una tienda baje los costes a ciertos de sus productos no quiere decir que estos artículos rebajados de costo estén en mal estado. Tampoco se deben confundir las rebajas con la venta de saldos en promoción o bien en liquidación, ni tampoco puede tildarse de rebajas el dar salida a productos estropeados o bien con imperfecciones a un coste inferior.

La garantía es un derecho que protege a los usuarios en caso de que se adquiera un producto que después resulte ser imperfecto. Si ocurre una incidencia de este género, se va a poder demandar la reparación o bien substitución del producto en los un par de años siguientes a la adquisición. En este periodo de garantía, a lo largo de los primeros 6 meses el defecto del producto se supone de origen, al paso que después va a ser el usuario el que deba probar que, ciertamente, el defecto es responsabilidad del establecimiento y, por lo tanto, de origen.

cuatro. «Las rebajas deben ser de un porcentaje mínimo determinado»

No es extraño asistir a las tiendas en temporada de rebajas con pretensión de aprovechar jugosos descuentos para toparnos con que, realmente, las rebajas respecto al coste inicial son mínimas. No obstante, no se trata de una práctica ilusoria, tal como consideran ciertos usuarios en tanto que cada comercio es libre para seleccionar qué género de descuentos aplica a sus productos, por mínimos que sean. Lo que sí demanda la ley es que el descuento quede claro, y que se pueda leer de forma fácil tanto el coste rebajado como el viejo. Queda a juicio del consumidor el valorar si dicho descuento merece la pena o bien no.

cinco. «Las compras en línea implican exactamente las mismas condiciones de adquiere que las de tiendas físicas»

La diferencia primordial a tener en consideración cuando adquirimos a distancia o bien en una página es el derecho de desistimiento, merced al como todas y cada una de las compras hechas en internet pueden devolverse en los primeros catorce días sin precisar explicar el motivo ni que el producto presente ningún defecto, a menos que se trate de productos elaborados de forma adaptada o bien de recursos caducos.

El derecho de desistimiento no implica ninguna penalización ni costo auxiliar, si bien el establecimiento sí puede solicitar al cliente del servicio que sea este último el que corra al cargo de los gastos de envío de la devolución. Por esta razón, los especialistas de Legálitas aconsejan preguntar las condiciones de la tienda a este respecto ya antes de hacer la adquisición.

seis. «Solo queda una prenda y es la del escaparate: me afirman que no pueden vendérmela»

Si una tienda se niega a venderle a un usuario la última prenda libre pues, por servirnos de un ejemplo, es la del escaparate o bien la tiene un maniquí, este ha de saber que está en su derecho a adquirirla. Los establecimientos deben vender sus productos ofertados, atendiendo al orden de solicitud de los clientes del servicio, y toda vez que tengan existencias libres. Lo único que pueden oponerse a vender son aquellos elementos estéticos, de decoración o bien cualquier otro que de manera expresa no estén a la venta.

siete. «En rebajas no se puede abonar con tarjeta»

Finalmente, hay quien considera que el pago con tarjeta de crédito o bien débito no se admite en días de rebajas, lo que no es más que un bulo, puesto que el único límite que los establecimientos con TPV pueden establecer a sus clientes del servicio es por cuantías, por poner un ejemplo, un pago mínimo de cinco euros, y no por los artículos adquiridos. Si un establecimiento deja el pago con tarjeta, asimismo lo debe admitir para la adquisición de artículos rebajados, con independencia de factores como el género de promoción o bien la temporada del año.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment