SociedadLaso: «Si tanto se preocupaban por mi salud, me...

Laso: «Si tanto se preocupaban por mi salud, me podían haber dejado ver esos informes»

-

Pablo Laso es un género de sangre caliente. Queda claro en los partidos, en los que es extraño verle calmado más de un minuto sobre la línea de banda. Tal vez por eso, el técnico ha preferido aguardar dos semanas ya antes de dar la cara y ofrecer sus explicaciones tras su inopinada salida del R. Madrid. Despido que comprende, mas que no comparte. PESTAÑA ciento veintitres Crónica 1 El vasco aparece en la conferencia de prensa con un polo azul serigrafiado con el logo de su campus. Fuera, en las pistas de adiestramiento de la Universidad Francisco Vitoria, aguardan decenas y decenas de chavales para aprender estos días del que ha sido el mejor adiestrador de la historia moderna del R. Madrid . Lecciones que el club blanco despreció hace algunos días por estimar que no era capaz para continuar adiestrando tras padecer un inconveniente cardiaco. «Yo, estoy a la perfección. Solo debéis verme. Conforme el médico que me trató, padecí un ‘infartillo’ que no me ha dejado secuelas. En verdad, a los 5 o 6 días estaba ya entrenando», explicaba el técnico prácticamente como presentación. Sus palabras se aguardaban con ganas. Sobre todo, pues hasta el momento solo se había conocido la versión del club. La que explicaba que le separaban del puesto pues los informes médicos que tenían en su mano recomendaban que no prosiguiera adiestrando. «Si estaban tan preocupados por mí, les hubiese agradecido que me diesen los informes médicos que manejaban. Yo me fío de los míos», explicaba el técnico en un primer dardo cara el club. No tardó en aparecer en la conferencia de prensa el nombre de Juan Carlos Sánchez, directivo de la sección de baloncesto del R. Madrid y primordial responsable del adiós de Laso al club. «En relación a mi trato con Juan Carlos Sánchez , te pregunto, ¿ te llevas bien al 100 por ciento con tu jefe? Seguro que no», reconocía Laso, regateando la cuestión, mas dejando claro que la relación no era la mejor. En verdad, al charlar de las un par de semanas que pasaron entre el final de la ACB y su despido, explica que con el que tenía relación era con Alberto Herreros , lo que indica que la relación con Sánchez estaba rota desde hace ya tiempo. Prefiere Laso no charlar de contrincantes, si bien no hay duda de que para regresar en un futuro al club –algo que no descarta– deberían mudar muchas cosas. «Por mi forma de ser no tengo contrincantes. No deseo y no me agrada. Es mi forma de ser. Cuento que tengo amigos y me siento orgulloso. Que hay gente que evidentemente debes separar en tu vida, eso le pasa al mundo entero. Mas eso no le pasa a Laso, le pasa al mundo entero. Mas al que aparto no le considero enemigo», apunta. Uno de los instantes más tensos de la conferencia de prensa es cuando el técnico ha sido cuestionado por su estado de salud, por si contaba con un informe médico que le diese luz verde para adiestrar. «Si me preguntas que si tengo un papel escrito por un médico diciendo que puedo adiestrar, no lo tengo. ¿Tú tienes un papel de un médico que afirme que puedes ser cronista? No. El papel lo puedo tener si deseo, mas si un equipo desea contar conmigo, me va a hacer un reconocimiento que afirme que puedo adiestrar. Creo que eso es lo más lógico», apunta, ufano, distanciado del tono crítico que no ha querido emplear a lo largo de toda la intervención. En exactamente la misma, Laso ha tenido palabras cariñosas para sus jugadores y para la afición, aparte de mirar cara el futuro con esperanza. «No busco un equipo para adiestrar. Deseo adiestrar, sí . Mas ese ansia por adiestrar no puede eludir mi ilusión por adiestrar. No voy a adiestrar por adiestrar. Debo ilusionarme en los proyectos que haga. Este Campus me ilusiona, por servirnos de un ejemplo. Adiestrar es mi vida, mi trabajo. Eso quiere decir que busco, espero tener esa ocasión y que ese proyecto me transmita la ilusión como voy a implicarme como he hecho siempre», explicó el vasco, que no descartó dar el salto como asistente en un equipo de la NBA . Sobre Chus Mateo, su substituto en el banquillo blanco que hasta hace semanas era su asistente, Laso tuvo palabras enigmáticas. «Si no entreno al R. Madrid, de qué manera me voy a preocupar de quién lo adiestra. Tengo mucho cariño y respeto a Chus y le deSeo lo mejor como persona», apuntó el adiestrador, incidiendo en la parte personal del nuevo técnico y no en el plano deportivo. Detalles que no acostumbran a ser casuales. Uno de los aspectos que menos le han agradado a Laso de todo cuanto ha ocurrido en las últimas semanas es la forma que, según él, tuvo el club de administrar su problema de salud. «Que se enteren por la T.V. ciertos de mis familiares de algo que te pasa no es lo más agradable. Mi madre debió llamar a mi mujer para poder ver qué me ocurría. Los datos médicos son reservados, ya me expongo mucho acá explicando de qué forma estoy. A absolutamente nadie le agradaría que sus datos médicos se hiciesen públicos», apostilló el vasco, que por vez primera en años va a tener un verano considerablemente más relajado de lo que habituaba desde dos mil once.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados