Cultura Lorca habita la tierra y el cielo

Lorca habita la tierra y el cielo

-

El Festival de Granada se llamó de forma tradicional ‘internacional’ y explícitamente apuntaba a la ‘música y danza’. El día de hoy, su nombre se sintetiza en una expresión más razonable, centrada en el nombre de la urbe que lo acoge y abierta a una perspectiva transfronteriza a la que inevitablemente han acortado las circunstancias sanitarias. El año pasado, en plena resaca del confinamiento, Granada rehizo la programación sobre la marcha consiguiendo presentar una edición que sorprendió por su osadía y por la calidad de los intérpretes que asistieron, en su mayor parte pendientes de localizar escenarios en los que poder regresar a la rutina. La de dos mil veintiuno recobra un perfil más acorde y, si bien su desarrollo esté provocando múltiples cambios de última hora, apunta cara la definición terminante del proyecto que ahora administra su directivo, Antonio Ética.

El título de la edición, ‘El sueño de una noche de verano’, apenas revela el dilatado entramado de actividades que se reúnen este año en el Festival de Granada, alén de la asociación con ciertas obras que se interpretan y de la sugerencia a una cierta ilusión nocturna bajo la calorina granadina. Hay nombres de referencia centrados en la vivienda del pianista Javier Perianes, el directivo finés Klaus Mäkelä y el músico americano George Crumb, protagonista de un ciclo que sirve para pesquisar el repertorio moderno, no siempre y en todo momento puesto en una situación señalada. En la distancia y a los noventa y uno años, Crumb se revela un seguidor incondicional de Federico García Lorca, a quien ha dedicado 12 obras que, por vez primera, se interpretan reunidas en el ciclo Crumb-Lorca Project, coproducido con Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM). Se ha desarrollado en 6 conciertos organizados en el Centro Federico García Lorca y también interpretados por el Cuarteto Bretón, el luxemburgués United Instruments of Lucilin, Taller Atlántico Moderno y el Ensemble NeoArs Sonora.

Lorca es un pie forzado de la cultura granadina. Su obra, su personalidad, empapa la urbe desde muy diferentes campos. En ocasiones es un contacto inmediato, como modelo de compromiso social y político. Estos días se han manifestado las puertas de Centro Lorca múltiples personas protestando contra CaixaBank y la ejecución de desahucios. Los versos del versista se han voceado con tanta indignación que el eco distorsionado atravesaba las paredes del edificio impidiendo el desarrollo de ciertos conciertos. Lorca en Granada es una fantasmagoría que da sentido al paisaje sonoro de la urbe sin dejar de inspirar un extenso catálogo músicas que averiguan sobre sus textos. En el ciclo Crumb-Lorca Project asimismo han sonado composiciones de Anne Castex, Lachenmann, Romitelli, Juan-Alfonso García, Jesús Rueda y estrenos de José Luis Valdivia Arias, Alumbrada Pérez Frutos y Félix Ibarrondo

En ocasiones el sentido es ambiental, ilustrador y armónicamente evidente como en ‘El rey de Harlem’ de la extremeña Pérez Frutos, establecida en Granada y observadora condescendiente del Lorca neoyorkino. ‘Carta Magna’, escrita para el 40º aniversario de la Constitución, fue una obra ubicada en la cúspide de su catálogo y que define realmente bien la capacidad de Pérez Frutos para decorar con bonhomía. El veterano Félix Ibarrondo sostiene en ‘Hierbas’ la lealtad a una estética centrada en el tallado del sonido. Su capacidad de abstracción forma, por consiguiente, una muesca más en una proceso de depuración que, en este estreno, adquiere connotaciones minimalistas, sutiles y particularmente cuidadas. El título es, ante todo la articulación gráfica de una impresión musical y la obra una consecuencia última de otras composiciones robustas y más representativas.

Las dos composiciones fueron interpretadas en la última sesión del ciclo por el granadino Ensemble NeoArs Sonora, quien volvió sobre ‘The Messenger’ de Jesús Rueda, que mismos habían estrenado hace 5 años superando las contrariedades de una partitura que demanda una excepcional precisión. Mas que asimismo requieren una actitud reverente capaz de materializar entusiasmo, orgullo y teatralidad. NeoArs Sonora, como el gallego Taller Atlántico Moderno, que actuó el día precedente, llegan al Festival de Granada con el solfeo aprendido mas representando formas demasiado medrosas.

Todo ello fue muy revelador frente a la música de Crumb, puesto que su delicia, por instantes su lirismo prácticamente extático, en otros su capacidad para concretar la acción de imágenes sugerentes (aun de carácter onomatopéyico) permite adentrarse en territorios sonoros únicos. En Granada se ha echado de menos una escenografía más sugerente ocupada por intérpretes que no limiten el ademán a una acción exenta de una expresión anatómico más activa. La mejor realización del Taller Atlántico Moderno debe mucho a la resuelta dirección musical de Diego García Rodríguez.

Sumergir un gong en agua, provocar el sonido de armónicos en el piano tocando en la caja, manejar cadenas o bien manipular de manera directa las cuerdas del instrumento es más que un efecto puesto que encarna la voluntad del músico por hallar la dimensión espiritual del texto lorquiano, facilitando la posibilidad de explorar el territorio de lo onírico. De ahí que tuvo atrayente la ejecución de ‘Songs, Drones y Refrains of Death’ con la voz en ocasiones amplificada a través de bocina; se pretendió una atmosfera irreal en ‘Night Music I’ y hasta se dio consistencia a ‘Eleven Echoes of Autumm’ bajo una iluminación colorista y sugerente. La sola ejecución de ciclo Crumb-Lorca Projet es un evento en el contexto general y en la historia de un festival capaz de robustecer la imagen de Lorca en exactamente el mismo sitio en el que su memoria habita lo terráqueo y, si se da la ocasión, alcanza el cielo.

Festival de Granada ***
Crumb-Lorca Project. Intérpretes: Taller Atlántico Moderno y Diego García Rodríguez, directivo-Ensemble NeoArts Sonora. Lugar: Centro Federico García Lorca, Granada. Fecha: ocho y nueve-VII

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

El Covid-diecinueve persistente es poco usual en los pequeños

La infección por el SARS-CoV-dos, el virus que causa...

Pavor en la anterior de Champions entre el Dinamo Zagreb y el Legia Varsovia

Los Olimpiadas acaparan estos días la atención de los...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados