Los aranceles al vino de España le asoman al abismo en U.S.A.Economía 

Los aranceles al vino de España le asoman al abismo en U.S.A.

Mientras que el campo de España protagoniza una serie de movilizaciones que, por lo menos, se prolongarán hasta mediados de este mes; ámbitos como el vino se encaran desde el dieciocho de octubre a un obstáculo adicional: los aranceles del veinticinco por ciento por un montante de setecientos sesenta y cuatro millones de euros, impuestos por el gobierno de Donald Trump a este producto de España (asimismo al queso o bien al aceite), entre otros muchos. El motivo: las ayudas públicas al fabricante aeronáutico Airbus.

En una primera aproximación, la Federación De España del Vino (FEV), estima que 9 de cada diez bodegas españolas se ven perjudicadas – el sesenta y dos con cuarenta y seis por ciento del volumen de lo exportado a U.S.A. y prácticamente el setenta por ciento de su valor, calculan desde el Ministerio de Agricultura- y, si estos aranceles se alargan por lo menos hasta marzo, sus ventas se verían mermadas en entre un treinta y cinco por ciento y un cincuenta por ciento . E.U., recuerdan desde esta patronal, es el tecer destino exportador con una media de doscientos ochenta y tres millones de euros en el periodo dos mil catorce-dos mil dieciocho y, uno de cada 4 productores, lo tienen como su primordial comprador fuera de España.

Para el máximo responsable de la FEV, José Luis Benítez, U.S.A. no se puede «perder» y, la meta, sería sostenernos como estábamos. No obstante, conforme la patronal,
el noventa por ciento de las bodegas se habrían visto obligadas a subir los costos
una media del diecisiete por ciento . A este respecto, el directivo comercial del Conjunto Marqués de Atrio Jorge Rivero, reconoce que estos aranceles les ha perjudicado «especialmente en los últimos 3 meses del año pasado, que son los más esenciales debido a la campaña de Navidad donde importadores, distribuidores y clientes del servicio finales han puesto el freno de mano en sus compras». No da cifras precisas mas acepta que «la cadena de valor está absorbiendo el veinticinco por ciento del arancel en la mayor parte de los casos» y se teme que, si se extiende esta disputa comercial, sea el consumidor final quien pague los platos rotos.

«Todo esto es una brutalidad. La realidad es que esto nos puede afectar muchísimo», agrega Benítez. En este sentido, siempre y en todo momento conforme este informe, solo una tercera parte de los productores habrían decidido absorber todo el costo del arancel, si bien el resto aceptan cuando menos una parte.
«España es una enorme exportadora de vino, una gran parte al peso, cuyos grandes compradores son Francia y Alemania, al tiempo que E.U. solo adquiere al peso el cinco por ciento de lo que importa de España», abunda el máximo responsable de la Federación De España del Vino. En este sentido, Benítez resalta que el mercado estadounidense es el segundo para los vinos envasados tras R. Unido, «y superior a todos y cada uno de los mercados, menos en México y Canadá, en el coste medio por litro». Esto es, es «el gran escaparate de calidad» para el vino de España.

Las gestiones de España
En esta batalla, está asimismo el nuevo Gobierno de España cuyo titular de Agricultura – Luis Lisas- participó hace una semana en el consejo de ministros del ramo en Bruselas y pudo expresar sus protestas a su homólogoestadounidense Sonny Perdue.

A este respecto, el estudioso primordial del Real Instituto Elcano y maestro del Departamento de Análisis Económico de la Universidad Autónoma de la capital española (UAM) Federico Steinberg, no prevé cambios en un corto plazo y recuerda que, la previsible sentencia de la OMC (Organización Mundial del Comercio) contra las ayudas oficiales a Boeing, podría llevar al establecimiento de aranceles a E.U. por la parte de Bruselas.
«Quien debe mudar es Trump
, que prosigue utilizando los aranceles como medida de presión», comenta este especialista.

En este sentido, advierte que entre los demócratas asimismo existen muchos proteccionistas. Por esta razón, apuesta por «
abrir mercados y explorar productos de mayor calidad»
. Benítez (FEV) valora que «se trabaja bien en nuestras posibilidades» y apunta cara un cambio de actitud en el lado estadounidense.

Bruselas mueve pieza
En todo caso, a nivel europeo, se empieza a reaccionar tras aprobarse a mediados de enero – a solicitud de Francia y España – un aumento de la
financiación comunitaria del cincuenta por ciento al sesenta por ciento
a los programas de promoción del vino, a lo largo de los próximos doce meses en el programa conocido como «PASVE dos mil diecinueve- 2023» con un presupuesto de doscientos diez con tres millones de euros.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment