depósitos de la banca extranjeraEconomía 

Los depósitos de la banca extranjera ganan por goleada a los españoles

Tanto a corto como a largo plazo la banca extranjera paga más por los ahorros de los españoles que las entidades nacionales. Actualmente, rascar un tipo de interés atractivo en España supone sudar la gota gorda. La gran banca hace tiempo que relegó los plazos fijos a productos de segunda categoría, lo que ha hecho que actualmente la rentabilidad media de los depósitos españoles sea del 0,05%, según el Banco de España. El caso más llamativo es el de CaixaBank, que comercializa un depósito con un plazo de hasta un año para inversiones de al menos mil euros al 0%.

A pesar del escenario actual, hay entidades españolas que sobresalen por encima del resto y que continúan ofreciendo tipos de interés atractivos. Banco Finantia Sofinloc (BFS) es un ejemplo: sus depósitos van desde el 0,70% TAE a un año hasta el 1,15% TAE a cinco años, aunque la inversión es alta: desde 50.000 euros. Banco Pichincha es otra excepción: comercializa un depósito a doce meses al 0,80% TAE sin importe mínimo. La sucursal española de Banca Farmafactoring también parece mantenerse al margen de los constantes tijeretazos que han sufrido los depósitos españoles y ofrece una rentabilidad de hasta el 1,25% TAE a cinco años para importes desde 10.000 euros.

Pero incluso ellos no consiguen batir los tipos de interés que se pueden rascar fuera de España, explican los expertos del comparador de depósitos bancarios HelpMyCash.com.

La banca extranjera, un oasis de rentabilidad

Para plazos de tres meses el mejor destino es Malta. Fimbank comercializa un depósito a tres meses al 0,86% TAE contratable desde mil euros a través de la plataforma Raisin. Precisamente, Raisin se ha convertido en la puerta de entrada de los españoles a una amplia variedad de plazos fijos europeos (comercializa más de 60), solventando los problemas de distancia (todos los trámites se realizan por Internet, sin necesidad de desplazarse al país en el que está radicado el banco) y de idioma (todos los trámites se llevan a cabo en español).

Easisave, la marca online de Fimbank enfocada en productos de ahorro, también es accesible para españoles, en este caso directamente desde su página web, aunque el proceso es en inglés. Comercializa un plazo fijo a tres meses al 0,95% disponible desde mil euros. Easisave también lidera la oferta a seis meses, con un plazo fijo al 0,95%. De hecho, Malta es la reina indiscutible de los depósitos a corto plazo. Ferratum Bank, otro banco del país isleño, comercializa plazos fijos a tres, seis y doce meses al 0,85%, 0,90% y 0,95% respectivamente. Están disponibles desde 50 euros y pueden contratarse desde la app del banco en español. Tanto Fimbank como Easisave y Ferratum están adheridos al FGD de Malta.

Si nos quedamos en España, nos tendremos que conformar con el 0,25% a tres meses o el 0,40% a seis meses que ofrece Banca Farmafactoring.

A medio plazo gana Portugal y Bulgaria

A un año, las rentabilidades más altas hay que buscarlas en Portugal y en Bulgaria. Concretamente, el depósito a un año del luso Haitong Bank renta al 1,06% TAE (importe mínimo de 10.000 euros) y el plazo fijo a un año del búlgaro BACB tiene una rentabilidad del 1,05% (desde 5.000 euros). No hace falta hablar portugués ni búlgaro para contratarlos, ya que ambos productos están disponibles a través de Raisin y cubiertos por sus respectivos fondos de garantía.

Sus homólogos españoles, los depósitos a doce meses de Banca Farmafactoring y Banco Pichincha rentan al 0,75 y al 0,80% respectivamente.

Italia lidera la oferta a largo plazo

Aquellos que prefieran un depósito a largo plazo, a tres años por ejemplo, y que no quieran salir de España pueden contratar el plazo fijo de Banco Finantia Sofinloc al 1,1%, una de las opciones más rentables del momento, aunque será necesario invertir al menos 50.000 euros. Pero si acudimos a Italia, Banca Sistema remunera los ahorros al 1,33% por el mismo plazo (desde 5.000 euros) con la cobertura del FGD italiano. El eslovaco Privatbanka ofrece la misma rentabilidad también a tres años con el mismo importe mínimo y la cobertura del FGD de Eslovaquia (ambos bancos colaboran con Raisin).

El escenario mejora si el plazo se alarga a cinco años. En este caso se puede conseguir hasta un 1,79% en Banca Sistema o un 1,64% en el banco portugués Atlântico (desde 2.000 euros y garantía del FGD luso). Pero, una vez más, hay que cruzar la frontera. En España BFS paga por esa duración un 1,15% y Facto, un 1,25%.

Pero ¿se trata de casos excepcionales o la banca extranjera paga más, de media, que la española? Pues las estadísticas dicen que no son excepciones. Mientras que el tipo medio de los plazos fijos en España a más de un año era del 0,08% en julio, según el Banco Central Europeo, en todos los países de la eurozona citados anteriormente se pagaba más. En Malta por aquellas fechas el tipo medio era del 1,71%, en Eslovaquia, del 1,11% en Italia, del 0,86% y en Portugal, del 0,22%.

La rentabilidad no está reñida con la seguridad

Todos los países miembros de la Unión Europea cuentan con un fondo de garantía que protege a los ahorradores en caso de quiebra de un banco. La normativa actual exige que todos los sistemas garanticen al menos hasta 100.000 euros por titular en cada entidad, aunque algunos depósitos con reconocimiento especial tienen coberturas mayores. Por lo que la garantía es la misma en España que en Bulgaria, Portugal o Malta.

La Razon

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment