Cultura 

Los géneros literarios preferidos de los españoles

La novela histórica sigue siendo la preferida de los españoles, que en los últimos años también se han decantado por la novela romántica, en un momento en que la narrativa intimista es la preferida por todo tipo de lectores.

Los griegos consideraban que toda obra escrita era poesía, pero la narrativa ha evolucionado mucho desde entonces y hoy día las narraciones forman parte de nuestra vida cotidiana incluso más allá de las obras literarias. La publicidad nos bombardea con pequeñas historias y en el momento histórico donde las personas están más expuestas a todo tipo de narrativa, los gustos de los lectores por los diferentes géneros literarios no difieren mucho de los de décadas anteriores.

Entre los distintos tipos de narradores triunfan los más intimistas, los que saben hacer de su mundo propio uno en el que los lectores se puedan sentir identificados, pero sin embargo las preferencias de los lectores se van hacia la novela histórica. En España un 23,6 de ellos prefieren las novelas de este corte en la que se recrean mundos antiguos que no son tan bien recibidas por los críticos literarios que señalan la falta de rigor histórico que muchas veces las acompañan.

La novela histórica ha pasado de ser un boom a asentarse como una de las más demandadas. A los lectores les cautiva la mezcla de realidad en la que parecen asentarse estos relatos, combinados con el mundo de fantasía en las que las coloca el autor. El escritor cuenta a sus lectores los tiempos pasados no según cómo fueron si no cómo a él le hubiera gustado que fueran, lo que abre muchos caminos a la imaginación.

Estos escritores tienen algo de profeta, que mirando al pasado recrean partiendo de la universalidad de los sentimientos.

Muchas novelas y best sellers se convierten en películas de éxito

La novela en general la prefieren un 19% de los lectores, y en esta basta etiqueta entran las novelas intimistas, muchas veces en primera persona que narran historias individuales que subrayan la necesidad de que lo personal gane -al menos algunas veces- a lo general.

El lector suele obedecer a los dictámenes editoriales y se siguen vendiendo más las obras literarias que han tenido una fuerte campaña de promoción, si bien sigue existiendo la figura del “lector outsider” que escoge los libros según un criterio único.

La novela negra y policíaca supone un poco más del 7%, al igual que la novela de aventuras. Existen verdaderos maestros del thriller que siguiendo la estela de los clásicos como Patricia Highsmith, saben dotar de contenido psicológico a los personajes. No hay que olvidar que los trailers son, junto al cine acción, el género cinematográfico más demandado, lo que hace que muchos best sellers de este género se conviertan en películas de éxito.

Nunca como ahora se han publicado tantas novelas románticas con final feliz

Sin embargo, la “generación de whatsapp” ha puesto de moda la novela romántica. Sus lectores, sobretodo lectoras, ya ocupan un 6% en los hábitos de lectura y parece que el fenómeno es imparable.

Este género es uno de los pocos que sobrevivió incluso a la crisis económica y no faltan los críticos literarios que ven en este boom una expansión de esta perpetua adolescencia que parece ser el epicentro en el que se desenvuelven ciertas redes sociales.

El caso es que nunca como ahora se han publicado tantas novelas románticas con final feliz que se venden como literatura juvenil pero han ultrapasado el límite de edades.

Los griegos consideraban poesía a toda obra escrita y sin embargo lo que menos se vende en la actualidad es precisamente la poesía, que interesa a un 4% de los lectores, un porcentaje que ha crecido desde la aparición de jóvenes poetas que empiezan triunfando en la redes antes que en la edición.

Por su parte, la ciencia ficción también ultrapasa un 4% y la literatura clásica se lee cada vez menos. Así que las conclusiones a estos resultados estadísticos están abiertas a múltiples interpretaciones.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment