Economía Los valores que se quedan fuera del rally del...

Los valores que se quedan fuera del rally del Ibex treinta y cinco en el mes de febrero

-

La bolsa de España arrancó febrero con una semana perfecta en el Ibex treinta y cinco en la que el selectivo encadenó 5 sesiones sucesivas en verde. El rally alcista se detuvo este martes con una caída del uno con cuarenta y cuatro por ciento a la que prosiguieron otras 3 jornadas de pérdidas. A pesar de ello, el indicador suma más de un tres por ciento cuando se cumple la primera mitad del mes y consigue sostenerse por sobre los ocho mil puntos, un nivel afín al de principios de año.

Hay, no obstante, un pequeño conjunto de valores que no está participando en el buen arranque del Ibex. «Cuando hay un rally se supone que es por mejores esperanzas económicas, lo que más rebota es lo que se ha visto más perjudicado», explica Álvaro Arístegui, analista de Renta cuatro. Valores cíclicos como los bancos o bien aquellos ligados al turismo son los que más repuntan en estos casos, al paso que los «defensivos» acostumbran a quedar algo más atrasados.

Se queda fuera…
El desempeño de las farmacéuticas en estas un par de semanas lo refleja. Excepto Pharmamar, que se dispara un once por ciento impulsada por el éxito de ciertos de sus tratamientos contra la Covid-diecinueve, otros valores del ámbito no están participando en el rally del Ibex.
Es el caso de Almirall, que se deja un cuatro por ciento en el mes de febrero.
La compañía presenta sus cuentas del pasado ejercicio el próximo día veintidos y el mercado tiene el foco puesto en la restauración tras el efecto del primer confinamiento en su división dermatológica. En los 9 primeros meses Almirall redujo su beneficio un cuarenta y uno por ciento hasta los cincuenta y siete millones de euros. «Cuando tu fuerza de venta se debe quedar en casa, aun los pacientes no pueden ir a los médicos a por nuevos medicamentos, tu negocio se ve perjudicado, mas aguardamos que los resultados vayan mejorando», apunta Arístegui.

Otra cotizada del campo, Grifols, pierde más de un seis por ciento en la primera mitad de febrero. La farmacéutica catalana depende de las donaciones de sangre en U.S.A. para el plasma sanguíneo, uno de sus primordiales productos, mas las menores reservas a raíz de los confinamientos está lastrando la cadena productiva de la compañía. «Ahora estaría vendiendo lo de hace 6 o bien 9 meses, hay una falta de materias primas, de plasma, para contestar al desarrollo de la demanda. El mercado lo sabe y lo está penalizando», apunta el analista de Renta cuatro.

La reducción de los márgenes por la mayor debilidad del dólar y la llegada de nuevos productos relacionados con tratamientos de plasma de la competencia son otros de los factores que hacen que Grifols se quede algo más atrás con respecto al Ibex. Sin embargo, existen motivos para el optimismo, como la llegada de nuevos medicamentos que podrían ser efectivos contra el coronavirus y los avances en el fármaco para el Alzhéimer Ambar. «Igual que ahora está descontando lo peor, en un par de meses, cuando se publiquen estos resultados y el mercado comience a adelantar lo positivo, el valor se recobrará de forma fuerte», prevé Arístegui.

En este sentido, el acuerdo de analistas de Bloomberg eleva el costo objetivo de Grifols por sobre los treinta y uno euros en frente de los veintidos euros actuales. Fuera del campo farmacéutico, Cellnex es otra de las cotizadas que no sigue la estela del Ibex treinta y cinco.

Cellnex, en corrección

Las acciones de la operadora se dejan un cinco por ciento en el mes de febrero lastradas por el anuncio a fines del pasado mes de una ampliación de capital de siete.000 millones de euros para financiar la adquisición de las diez y quinientos torres de Hivory en Francia, uno de los últimos grandes movimientos de la compañía.

«Lo que hace es una corrección, está en un nivel de soporte», explica Susana Felpeto, subdirectora de renta variable de ATL Capital. El año pasado Cellnex registró un buen comportamiento en bolsa al valorizarse un treinta y siete por ciento hasta cerrar por sobre los cincuenta y uno euros, mas el mal arranque del año, en el que amontona una caída del siete por ciento , deja su cotización en algo más de cuarenta y cinco euros, su nivel clave.

«Si cae bajo ese nivel perdería la tendencia alcista que trae de largo plazo, podría corregir un tanto más», especifica Felpeto. Si, al contrario, Cellnex consiguiese sostenerse sobre su soporte, podría dirigirse cara una nueva meta en los cincuenta y cinco euros, cerca de sus máximos históricos alcanzados al comienzo del pasado noviembre. Conforme al panel de especialistas de Bloomberg, la apuesta por Cellnex es clara, con diecinueve recomendaciones de adquiere, el setenta y seis por ciento del total de valoraciones. El costo objetivo de la compañía a doce meses se elevaría, además de esto, sobre su mejor marca, hasta los sesenta y cuatro euros por título.

La opa de Naturgy
Naturgy anunció a fines de enero una oferta pública de adquisición (opa) del fondo australiano IFM por el control del veintidos,69 por ciento de su accionariado. Pese a que la operación sigue a cargo de la autorización del Gobierno, tuvo un recibimiento increíble en el mercado: sus acciones se dispararon un quince por ciento hasta situarse por sobre los veintidos euros, su nivel máximo desde inicios de la pandemia.

Desde ese momento, no obstante, no logra llenar esa tendencia y en las 2 primeras semanas de febrero pierde en torno a un uno con cincuenta por ciento , quedándose fuera del rally de la bolsa de España. «No es que lo haya hecho mal, sino está drenando el impulso tan fuerte que tuvo a fines de enero», explica Susana Felpeto. «No ha perdido la media alcista. La compañía, con independencia del Gobierno, tiene capacidad de proseguir mejorando y los niveles de veintidos-veintitres euros no son ni exagerados ni excesivos», asevera la analista de ATL Capital. Otras cotizadas, por su lado, han perdido estrellato en el arranque de febrero.

«Son valores que se habían comportado bien o bien razonablemente bien el año pasado», explica Felpeto. Es el caso de Siemens Gamesa, pese a que su cotización apenas pierde un 0,50 por ciento en el mes. Sorprende, sobre todo, si se tiene presente que el fabricante de aerogeneradores fue uno de los primordiales motores del IBEX en dos mil veinte, con una revalorización del ciento once por ciento .

La compañía empezó a enseñar señales positivas en las últimas jornadas. El jueves sus acciones ganaron prácticamente un cinco por ciento tras ampliar su cartera con nuevos proyectos en Europa. El viernes, si bien perdió fuelle, consiguió sumar otra sesión en verde hasta cerrar por sobre los treinta y tres euros, lejísimos de los mínimos de mediados de marzo del año pasado.

Desde esa marca, la revalorización de Siemens Gamesa supera el ciento setenta por ciento . No obstante, podría haber tocado su techo conforme al acuerdo de Bloomberg, que rebaja su coste a doce meses hasta los treinta y uno euros, al paso que la mayor parte de recomendaciones pasan por sostener, con once situaciones a favor.

Las eléctricas, grandes afectadas
Hay un factor que daña a los valores más protectores. «Si hay una entrada al peligro posiblemente salgas de los valores donde tienes responsabilidades positivas», explica Susana Felpeto, de ATL Capital. Las eléctricas son las grandes afectadas, con cotizadas como Iberdrola, que se deja un tres por ciento , o bien Red Eléctrica que perdió un siete por ciento en el mes de enero y pierde otro cuatro por ciento más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

Norteña Libros y el Getafe C.F. firman un pacto para fomentar la lectura

Innovación y inventiva. Las dos caracterizan tanto a la...

Harden firma un partido perfecto, nuevo desde mil novecientos setenta y siete

James Harden, miembro del trío de estrellas de los...

Menos del cinco por ciento de las enfermedades extrañas cuenta con tratamiento

Las enfermedades extrañas asimismo han sufrido el impacto de...

El peligro de ser los primeros y más papistas que el Papa

Avanzar cara una economía más sustentable no es una...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados