Educación México en Almagro: el teatro de sor Juana, a...

México en Almagro: el teatro de sor Juana, a examen

-

En un ya lejano septiembre de mil novecientos setenta y ocho se festejaron por vez primera las Jornadas de teatro tradicional de Almagro. Nacieron, por iniciativa del entonces directivo general de Teatro, Rafael Pérez Sierra, con la vocación de transformarse en un foro de discusión de encuentro en el participaran los artistas teatrales y los estudiosos universitarios. Estos 2 mundos, en muchas ocasiones distantes, se reunieron al calor de unas representaciones que se ofrecieron en ese monumento capital de la historia de la cultura que es corral de comedias de Almagro.

Dichosamente, el componente increíble de aquellas asambleas fue medrando y en la quinta edición cambió el rótulo por el de Festival Internacional de Teatro Tradicional de Almagro. Dentro de él, prosiguieron su camino las Jornadas de teatro tradicional, consagradas al análisis, la documentación, el discute intelectual sobre la realidad histórica del teatro de siglos XVI y XVII, su valor estético y su proyección sobre la sociedad de nuestros días.

Las Jornadas cuentan ya con una gloriosa tradición. El día de hoy nos toca reseñar las actas de su cuadragésimo segunda edición. Es un auténtico milagro que un acontecimiento cultural alcance la edad de más de cuarenta en este planeta acelerado y también inconformista.

Las sesiones de dos mil diecinueve se consagraron a una faceta emocionante de la dilatada y muy diversa vida teatral del Siglo de Oro: la figura de sor Juana Inés de la Cruz y su ambiente novohispano. México fue una corte virreinal resplandeciente, letrada, amante de la literatura y las artes. En ella floreció el genio de una chavala, hija ilícita de un hacendado y de una madre inculta, que pronto dio muestras de una viveza de ingenio sorprendente. Protegida desde joven por los virreyes, halló una posibilidad de desarrollo intelectual en la vida conventual (primera con las carmelitas y después con las jerónimas).

Sor Juana tuvo lo que muchos consideramos esencial en un poeta: un muy, muy fino oído, una sensibilidad inusual para aprender los ritmos tanto líricos como trágicos. Maravillada por los autores más sublimes de su siglo (de forma especial, por Góngora y Calderón) generó una breve mas emocionante obra trágica.

Un diálogo entre la académica mexicana Margo Glantz y Beatriz Aracil (Universidad de Alicante) dibuja el retrato de la versista y comenta los aspectos más renovadores y deslumbrantes de sus creaciones tráficas, de forma especial la comedia Los empeños de una casa, y el auto de El divino Narciso (reelaboración a lo divino de Eco y Narciso de Calderón). Sara Poot Herrera nos habla de su contribución a los festejos virreinales de mil seiscientos ochenta. Judith Farré trata del festejo teatral que diseñó la autora para el estreno de Los empeños de una casa. Carmen B. López-Portillo Romano, de sus inquietudes esotéricas en la órbita del neoplatonismo.

Al lado de sor Juana Inés, se estudia al otro gran autor de la comedia ligado al México virreinal: Juan Ruiz de Alarcón. Un extenso ensayo de Germán Vega plantea replantear la autoría de La monja alférez. Esta dramatización, en el molde de la comedia de España, de la sorprendente peripecia vital de la guipuzcoana Catalina de Erauso se ha atribuido a Juan Pérez de Montalbán y Ruiz de Alarcón. El trabajo aporta razones para solucionar la duda en favor del mexicano.

José Montero Reguera nos ofrece un fino análisis de la «complejidad estilística de La verdad sospechosa» en el contexto de la polémica teatral del instante en que se creó. Ruiz de Alarcón se inclina por un teatro de la palabra, del sentido, más que por la espectacularidad que desarrollarían los dramaturgos de la generación calderoniana.

Una perspectiva poco frecuente nos ofrece Javier Rubiera al enlazar la producción trágica del teatro misionero de la Nueva España con determinados influjos de la tradición nipona. Lo que nos deja rememorar que México fue la puerta del Imperio De España cara Oriente.

Como es frecuente, las actas se cierran con la crónica de los coloquios sobre las representaciones que vieron los asistentes a las Jornadas: una de ellas, Los empeños de una casa, en la escenificación de la Joven Compañía Nacional de Teatro Tradicional.

Es un volumen, puesto que, que transita por caminos muy diferentes, que interesa al público académico y especializado, mas asimismo a la persona letrada que desee acercarse a la deslumbrante realidad del teatro en Nueva España.

FICHA TÉCNICA

Título: Sor Juana Inés de la Cruz y el teatro novohispano. XLII Jornadas de teatro tradicional, Almagro. diez, once y doce de julio de dos mil diecinueve

Editores:  Rafael González Cañal y Almudena García González

Editorial: Universidad de Castilla-La Mácula

Año de edición: dos mil veintiuno

Libre en Ediciones Universidad de Castilla-La Mácula

Libre en Unebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

¿Es conveniente dejar de emplear mascarillas al aire libre?

Al principio de la pandemia de Covid-diecinueve, con el...

quinientos ochenta millones de francoparlantes

Toda vez que tiene ocasión, el presidente Emmanuel Macron...

Los podcasts van a llegar a Fb la próxima semana

La función de publicar y oír podcasts de audio...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados