Economía No es exactamente lo mismo

No es exactamente lo mismo

-

Tal vez el día de hoy, jornada de reflexión ya antes de las elecciones de mañana en la Comunidad de la capital de España, sea un buen día para sacar la cabeza de la centrifugadora maniquea que ha sido la campaña electoral en la capital de España y coger algo de perspectiva. De cara a qué votar mañana -mas desde entonces no solo- resulta esencial estacionar las emociones y intentar no dejarse llevar.

Desde el punto de vista económico hay poca duda de cuál es la opción mejor. No se trata tanto de hacer, como de, como afirmaba este fin de semana el presidente de Mercadona, que las Administraciones Públicas no metan muchos palos en la rueda. No hay soluciones simples para inconvenientes complejos, como desde los extremos tratan de hacernos opinar. Tampoco es exactamente lo mismo un gobierno con una oratoria intervencionista que otro que deje hacer, por más que, por poner un ejemplo, ahora alardee la vicepresidenta segunda de Economía; una cosa es la música y otra la letra. La música -o bien mejor dicho en un caso así el estruendos- condiciona. El dinero es miedoso y las proclamas populistas lo espantan si bien entonces en el momento de la verdad todo quede en agua de borrajas. Todo es considerablemente más simple. Si lo dejas -y más en el instante actual-, el mercado marcha razonablemente bien, los agentes económicos hacen lo que se espera de ellos y las cosas se marchan encaminando por sí mismas.

Si fuera por la economía (¡imbécil!), la opción mejor para mañana no tendría discusión. El mejor ejemplo es el comportamiento reciente de la economía tanto en lo más mínimo y, desde entonces, en relativo. Las comparaciones siempre y en toda circunstancia resultan aborrecibles mas en un caso así más. De ahí que es con lo que muchos han tratado de llevar la campaña por otros caminos. Ahora somos nosotros a los que nos toca decidir. Es interés sobre todo nuestro el no dejarnos llevar. Mañana lo vemos.

Warren Buffett
Este fin de semana se ha festejado uno de los acontecimientos que está marcado en colorado en el calendario de la comunidad inversora: la asamblea que todos los años sostiene Warren Buffett con sus inversores. Este año no ha podido ser en Omaha ni presencial mas ha sido igualmente interesante. Escoltado por su asociado de prácticamente 100 años Charlie Munger y rodeado de productos de compañías en las que invierte, responden a lo largo de más de 3 horas las preguntas de sus muchos inversores.

Muchas son las enseñanzas que se desprenden de sus contestaciones. Con lenguaje fácil y con ejemplos claros desgranan un año tras otro su filosofía de inversión. No invertir en lo que no comprendas. No batear todas y cada una de las bolas mas la que viene clara atizarla fuertemente. No dejarse llevar por las tendencias…

Este año no podía ser de otro modo, les ha tocado mojarse con los temas que están más de actualidad. No les preocupa mucho la subida de impuestos y piensan que es infantil meditar que se trasladan al consumidor final. Recordaban que cuando comenzaron en esto el Impuesto de Sociedades estaba sobre el cincuenta por ciento . Respecto a las SPAC, no les presagiaron un final feliz: «Si te ponen una pistola en la sien para invertir, lo haces, mas no necesariamente bien». Las plataformas de ‘trading’ (Robinhood) asimismo fueron objeto de crítica. Los incentivos no están bien establecidos y jamás invertirán en algo que vende «cosas malas» a sus clientes del servicio. No tienen ningún inconveniente en invertir en petroleras, y que los extremos jamás son buenos: «No existe la mujer, el amigo o bien la compañía perfecta». Respecto al bitcoin, Buffett pasó palabra mas Munger no se mordió la lengua: «Es repugnante y contrario al interés de la civilización».

Las 3 horas y media dieron para mucho. Aun comentaron ciertas situaciones de su cartera. Estimaron que vender una parte de la situación de Apple el año pasado seguramente haya sido un fallo. Y pese a que las compañías aéreas han recuperado mucho desde el instante en que salieron piensan que no son invertibles. En la actualidad tienen más de ciento cuarenta millones de dólares estadounidenses en caja y, evidentemente, cero bitcoins.

Diferencial de desarrollo
La semana pasada conocimos los datos de desarrollo del primer trimestre del año. Resalta la fuerte restauración de U.S.A. -más de un seis por ciento – en frente de la caída de Europa -algo menos de un 1 por ciento de contracción-. Como resulta lógico, el diferente comportamiento ha provocado algo de polémica -¡quién es el guapo que en la era del clic deja escapar un titular de este modo!-. Ahora, esta polémica es síntoma de que no se comprende bien de qué va esta crisis.

Medran más por el hecho de que han ido por delante en las vacunas y pues han sido más beligerantes sobre todo por el lado de política fiscal, mas no se puede ir considerablemente más allí en este análisis. Si quizás lo que pasa allá es el mejor indicador de lo que pasará acá en cuestión de semanas. Como en U.S.A., ya en el segundo trimestre del año vigente las economías europeas van a probar una brusca restauración que va a valer para poner punto y final a una crisis que, si bien profunda en lo que a la economía se refiere, se marcha a superar considerablemente más veloz que cualquier otra similar y mucho ya antes de lo que la historia nos hubiese podido adelantar.

La única secuela esencial que semeja que dejará esta crisis es el fuerte incremento de la deuda pública. Y es exactamente eso lo que determina las futuras políticas económicas y monetarias.

Nos toca convivir unos meses con la inflación algo más alta de lo que a los bancos centrales les agradaría, mas sí que de entrada debiese transformarse en un inconveniente en la medida en que los efectos base que van a empujar los costos cara arriba son por definición temporales y las activas deflacionistas de los últimos tiempos -globalización y migración- prosiguen completamente actuales. Es exactamente el repunte de los costes el primordial peligro. Un fallo de cálculo por la parte de los bancos centrales podría tener consecuencias horribles. Deben ir tratando de adelantar que vamos a convivir algo de tiempo con la inflación sobre los objetivos tradicionales. Como afirmaba Spiderman, un enorme poder acarrea una enorme responsablidad, mas todo semeja apuntar que estarán a la altura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

WhatsApp: ¿De qué manera admitir las nuevas condiciones?

WhatsApp ha anunciado cambios en su política de condiciones...

China aterriza en Marte con su sonda Tianwen-1

El programa espacial chino ha alcanzado esta mañana un...

Renacen los viejos oficios para subsistir en tiempos de pandemia

El parón económico decretado en España terminó de un...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados