Salud noventa fármacos contra las resistencias antimicrobianas

noventa fármacos contra las resistencias antimicrobianas

-

Cerca de noventa fármacos están en desarrollo para combatir las infecciones resistentes a los tratamientos actuales. Como se puede querer en el gráfico inferior, estos potenciales medicamentos están dirigidos a combatir diecisiete patógenos diferentes y la utilidad de muchos de ellos se estudia en múltiples de estos patógenos al unísono. Lo asegura un nuevo informe de la asociación estadounidense de la industria farmacéutica renovadora, PhRMA, que muestra que hay un fuerte compromiso del ámbito por dar contestación a este inconveniente para la salud pública mundial.

El descubrimiento y la introducción de antibióticos en la década de mil novecientos cuarenta convirtió la medicina moderna y dejó un enorme progreso en la atención médica y la esperanza de vida.

El día de hoy, este progreso se ve conminado por una crisis de salud en aumento: la resistencia a los antimicrobianos (RAM). Las infecciones ocasionadas por bacterias resistentes a los antibióticos provocan la muerte de más de treinta europeos por año, conforme el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), una cantidad que se eleva a setecientos personas en campo mundial.

Además de esto, la OMS (OMS) advirtió hace unos años de que para el año dos mil cincuenta en el planeta va a haber más muertes relacionadas con superbacterias resistentes que por cáncer, aun que va a ser la primordial causa de muerte en el planeta.

La resistencia a los antimicrobianos, por lo tanto, es una amenaza para la salud que puede comprometer muchos avances médicos que dependen de los antibióticos, como la cirugía, la quimioterapia o bien el tratamiento de enfermedades crónicas. El día de hoy solo hay un camino para combatir la RAM: nuevos antibióticos eficientes y el empleo responsable de los existentes.

Conforme el planeta se encara a la pandemia provocada por la Covid-diecinueve, ahora más que jamás es el instante de meditar en dar una contestación concluyentes y colaborativa a las resistencias antimicrobianas. La RAM es un proceso natural que ocurre cuando microorganismos como bacterias, virus, hongos y parásitos cambian, de forma que los fármacos usados para tratar las infecciones que ocasionan se vuelven ineficaces. Esto se traduce en que una nueva generación de antibióticos es esencial para asegurar la lucha contra la evolución de estos patógenos.

La resistencia a los antimicrobianos es una amenaza para la salud que puede comprometer muchos avances médicos que dependen de los antibióticos, como la cirugía, la quimioterapia o bien el tratamiento de enfermedades crónicas

Los estudiosos de las compañías farmacéuticas trabajan para desarrollar medicamentos nuevos y efectivos, lo que incluye tratamientos antibacterianos renovadores -superando las vías de I+D tradicionales-, como son los productos bacteriófagos, productos terapéuticos vivos y anticuerpos monoclonales.

El desarrollo de nuevos fármacos es un proceso largo, complejo y peligroso que requiere entre diez y quince años y una inversión media de dos.500 millones de euros. Si charlamos de antibióticos, este proceso acarrea un peligro todavía mayor. El desarrollo de nuevos antimicrobianos puede fluctuar entre diez y veinte con cinco años.

Al tiempo, se da la paradoja de que, pese a los inmensos costos sociales que implican las resistencias antimicrobianas, los nuevos antibióticos no resultan de manera comercial viables dado su empleo moderado para conservar su eficiencia.

Esta es la razón por la cual en los últimos tiempos múltiples compañías centradas en este campo se han visto abocadas al cierre y otras han descuidado la investigación debido a la carencia de aptitud de los proyectos, conforme recuerda PhRMA, lo que ha dado como resultado una esencial pérdida de conocimiento y recursos valiosos, como una falta de productos en las fases clínicas.

Pese a los inmensos costos sociales que implican las resistencias antimicrobianas, los nuevos antibióticos no resultan de manera comercial viables dado su empleo moderado para conservar su eficiencia.

Para abordar los retos del desarrollo clínico temprano y las fases siguientes de nuevos fármacos antimicrobianos se han concretado coaliciones y también ideas renovadoras entre los campos público y privado.

La industria biofarmacéutica, particularmente, está tomando diferentes medidas, entre ellas las llevadas a cabo a través del Fondo de Acción AMR. Este fondo, dotado con mil millones de dólares americanos, tiene como propósito hacer llegar al mercado de dos a cuatro nuevos antimicrobianos para dos mil treinta, centrándose en fármacos renovadores que aborden las necesidades de salud pública más prioritarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

¿Es conveniente dejar de emplear mascarillas al aire libre?

Al principio de la pandemia de Covid-diecinueve, con el...

quinientos ochenta millones de francoparlantes

Toda vez que tiene ocasión, el presidente Emmanuel Macron...

Los podcasts van a llegar a Fb la próxima semana

La función de publicar y oír podcasts de audio...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados