Poco y mal: una auditoría contratada por Fb concluye que ha sido lenta contra el alegato de odioTecnología 

Poco y mal: una auditoría contratada por Fb concluye que ha sido lenta contra el alegato de odio

El alegato de odio está ocasionando estragos a las redes sociales. Experimentan una notable transformación. Mas es un tema complejo y frágil. La rebelión de los anunciantes ha puesto a Fb contra las cuerdas. La multinacional estadounidense da un paso cara adelante y otro cara atrás. Buscando darle la contenta a todos. Y es bastante difícil. Si bien el sabotaje promocional supone unas migajas a sus holgadas cuentas de resultados, con el tiempo puede comenzar a perder valor. Para esto, ha publicado las conclusiones de una auditoría sobre sus movimientos en torno a la información falsa y los llamados alegatos de odio. Las conclusiones son reveladoras: es demasiado lento.

El informe, el tercero que se efectúa, está elaborado por una asesora externa contratada por la propia compañía. El análisis se ha realizado a lo largo de un par de años por la firma experta en derechos civiles Relman Colfax. Entre las conclusiones se resalta que la red social ha sido demasiado reactiva y lenta en el momento de abordar el alegato de odio y otros temas conflictivos como las redes sociales.

Uno de los grandes lemas de Mark Zuckerberg, creador de la compañía, siempre y en toda circunstancia fue «muévete veloz, rompe cosas». Y lo aplicó en sus términos. Consiguió anticiparse a los contendientes. Consiguió localizar un camino para nuevas audiencias. Acertó en muchos de sus movimientos. Mas, ahora, se ha transformado en un dinosaurio de patas cortas que le inhabilita para ser diligente. O bien no tan diligente como se espera visto los sucesos vividos en los últimos tiempos.

El informe, de ochenta y nueve páginas (PDF), resalta singularmente la necesidad de prosperar el equipo y los procesos que ha incorporado para inspeccionar los inconvenientes de derechos civiles. «Debemos ir más allí en la opresión y el odio», reconocen fuentes de la multinacional. En opinión de los auditores, las políticas de eliminación de contenidos han «mejorado significativamente», mas su aplicación, sobre todo con relación a las recientes declaraciones del presidente Trump, prueba que sus políticas están demasiado limitadas. «Nos han recomendado hagamos más para entender las forma en que el alegato de odio se dirige a comunidades concretas a fin de que podamos abordar tendencias o bien inconvenientes de aplicación», apuntan.

Sobre sus políticas contra los incendiarios mensajes de Trump, la autoría apunta que los sacrificios en la defensa de la libertad de expresión «no ha sido equilibrado adecuadamente» por el valor crítico de la no discriminación. «Los auditores asimismo se han mostrado plenamente en disconformodidad con nuestra política de no contrastar a los políticos y piensan que el resultado final significa darle voz a aquellos que tienen una situaciones de poder», agregan. Para esto, los especialistas han recomendado «hacer más» para crear una cultura diversa y más inclusiva, que, por su parte, esté dirigida a progresar los productos desarrollados. «Tenemos un largo camino por recorrer, mas estamos progresando», agregan desde la compañía.

En este contexto, la nueva Junta de Supervisión de Fb, desarrollada para sostener a la plataforma bajo control, ha anunciado que no va a estar operativa hasta finales del actual año. Este especie de «Tribunal supremo», formado por voces autorizadas a nivel del mundo, ostentará el poder de cancelar las resoluciones la compañía sobre sus resoluciones editoriales, examinando de esta forma vídeos, imágenes y otras publicaciones para velar por los derechos civiles.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment