Ciencia Qué es el equinoccio de primavera y por qué...

Qué es el equinoccio de primavera y por qué razón es el día veinte y no el veintiuno

-

Un equinoccio se genera cuando el Sol se ubica justo en el plano del ecuador terrestre, con lo que el día y la noche tienen exactamente la misma duración. Este fenómeno sucede solo un par de veces por año y el día de hoy, veinte de marzo, en el Hemisferio Norte vamos a vivir el que marca el comienzo de la primavera.

Todos los años, en su recorrido alrededor del Sol, la Tierra experimenta 2 equinoccios y 2 solsticios, pertinentes al comienzo de las 4 estaciones, que van a ser diferentes en todos y cada hemisferio. De este modo, cuando empiece la primavera en el Norte, en el Sur va a entrar el otoño y cuando comience el verano en el primero, en el segundo se va a ir apreciando poquito a poco la llegada del frío invernal. Mas, ¿por qué sucede esto?

El cambio de estación
La Tierra giral alrededor del sol, mas su eje no es absolutamente paralelo a la estrella, sino está sutilmente inclinado respecto al plano de translación alrededor del astro. Así, los rayos solares no llegan por igual a todos y cada uno de los puntos de la superficie terreste.

El recorrido que efectúa la Tierr es elíptico, con lo que la incidencia de los rayos solares y los lugares a los que llega va cambiando durante su movimiento de translación, que dura un año conforme el calendario gregoriano. Por esta razón se generan los cambios de estación.

En el caso del equinoccio de primavera, que acostumbra a celebrarse entre los días diecinueve y veintiuno de marzo en el Hemisferio Norte, la Tierra se ubica en un punto en el que los rayos solares inciden de forma directa sobre el Ecuador (la palabra ‘equinoccio’ procede del latín ‘aequinoctĭum’ de ‘aequus’, cuyo significado es ‘igual’ y ‘nox’ que es ‘noche’). Desde este instante las noches se marchan haciendo más cortas y los días más largos.

Por qué razón el equinoccio ocurre en diferentes datas
La Tierra tarda más o menos trescientos sesenta y cinco días y 6 horas en darle una vuelta completa al Sol, con lo que este movimiento de translación no coincide de forma precisa con el calendario gregoriano que usamos en nuestro día tras día.

Para eludir este desfase, cada 4 años se le añade un día más a febrero, sumándose por año veinticuatro horas más. Es por tal razón por la que los equinoccios pueden acontecer en diferentes días de año en año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

Anuncian a los 12 finalistas del premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

La Cátedra Vargas Llosa y la Fundación Universidad de...

Consejos prácticos para conseguir un mejor cuidado de nuestra salud

Para poder disfrutar de una buena calidad de vida...

Lope de Vega a la inglesa

Valoración Crítica3 'El can del hortelano' Teatros del Canal, la capital...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados