Qué son las iniciales 4K, HDR, OLED, QLED: todo cuanto debes saber para adquirir tu TV «Smart TV»Tecnología 

Qué son las iniciales 4K, HDR, OLED, QLED: todo cuanto debes saber para adquirir tu TV «Smart TV»

En el momento de meditar en mudar un TV, el consumidor se sumerge en un mar de dudas. Y no ayuda a esa misión el baile de iniciales y diferentes tecnologías que se han venido incorporando al ámbito en los últimos tiempos. Lo cierto es que los usuarios, cuando se aproximan a las tiendas a consultar, se encuentran con un sinfín de propuestas. Aquellos que ignoran el mercado pueden quedarse abstraídos de tanto nombre técnico. Que si OLED, QLED. ¿4K? ¿Qué es eso de HDR?

Tecnologías de los paneles: OLED vs QLED
Uno de los aspectos a los que más interés hay que darle es a la tecnología de la pantalla. Básicamente por el hecho de que es uno de los elementos más esenciales para trasmitir la información de la señal recibida. Y acá es donde todo se dificulta. Cuando vas a la tienda todo son promesas, imágenes espectaculares que entran por los ojos. Mas existen una serie de innovaciones que hay que tener muy presente.

Una de ellas debe ver con los paneles de tipo OLED. Son paneles orgánicos. Los fabrican marcas como LG, Sony o bien Panasonic. Logran negros profundos y colores intensísimos, mas hay algunas dudas sobre su durabilidad y tienen a veces unos niveles de brillo inferiores. Pueden fabricarse delgadísimos, lo que le dan un toque minimalista y muy elegante en los hogares.

Están compuestos por una serie de diodos orgánicos que cuando pretenden enseñar los negros de las imágenes sencillamente se apagan y no dismuyen su iluminación como es en el caso de las pantallas LCD led tradicionales. El panel se distribuye por celdas capaces de alumbrarse por sí solas en contraste a los led que precisan de una fuente auxiliar. De esta manera se consiguen los negros tan profundos. Además de esto, su complejo proceso de fabricación eleva ostensiblemente el coste, si bien puesto que poco a poco más marcas han creado modelos con esta tecnología se han podido hacer más alcanzables. Esto es, los paneles OLED son capaces de encender y apagar los pixeles de forma individual, al tiempo que los LCD-led cuentan con un sistema de retroiluminación basada en luces led.

Otra opción alternativa se halla en QLED, que una tecnología dueña de Samsung para procurar ofrecer las posibilidades de los paneles OLED con la solvencia de los tradicionales led. La firma surcoreana tiene muchos modelos a este respecto de importantes tamaños. Esta tecnología usa los llamados puntos cuánticos («quantum dots», de ahí el nombre). Como los LCD led precisan de una fuente de iluminación externa mas cada pixel se pueden alumbrar de forma individual, calibrando de esta forma la intensidad del contraste y ofertando unos negros bastante profundos.

Los paneles de tipo led, que se pueden localizar abundantes modelos y muy accesibles, están formados por pixeles en color o bien monocromos puestos sobre una fuente de luz, que dejan alumbrar y reproducir los diferentes colores de la imagen en el instante de la proyección. Cada pixel individual se divide en 3 células (llamadas subpíxeles) de 3 colores (colorado, verde y azul), respectivamente, por el incremento de los filtros. Cada subpíxel, por su parte, se puede supervisar de forma independiente con la intención de conseguir miles o bien millones de posibles colores para cada pixel. En su favor es su gran extensión en el mercado, sin embargo, en formatos grandes puede provocar pérdida de calidad de la imagen. El contraste es otra de las desventajas.

Resolución: mejor irse a por el 4K
Aparte del género de pantalla es recomendable fijarse en la resolución. De ello depende, en parte, una buena reproducción de las imágenes. La mayor parte de los televisores son Full HD, lo que desea decir que ofrece cerca de mil novecientos veinte pixeles horizontales y mil ochenta verticales, proyectando sobre la pantalla unos 2.073.600 puntos, una cantidad que se consigue por multiplicar los puntos de un lado por el otro. Mas el resultado depende de 2 factores: el tamaño de pantalla y la señal emitida. Esa definición precisa de más espacio para cubrir la superficie si se trata de una pantalla de cuarenta y siete pulgadas de diagonal y de una de treinta y dos pulgadas.

Si hay que mudar a un TV este año lo más probable es que se dé ya el salto al 4K o bien Ultra Alta Definición. Es la resolución estandarizada y han comenzado la desescalada de costes, con lo que se pueden adquirir «smart TV» por menos de quinientos euros. Lo que expresan estos números es que esta clase de pantallas se mueven cerca de los cuatro.000 pixeles (aproximadamente tres mil ochocientos cuarenta x dos mil ciento sesenta pixeles). Esto es, muestra más contenido y detalles más limpios. Puestos a invertir en un nuevo producto lo razonable es decantarse por este género de resoluciones que, además de esto, se pueden hallar costos equilibrados en ciertas marcas.

En nuestros días, pocas son las emisiones de canales lineales que emiten a esta calidad, si bien muchos servicios digitales como Netflix o bien Amazon Prime Vídeo aguantan esta definición. Además de esto, merced a ciertos productos y reproductores como las consolas Xbox One X o bien PS cuatro Pro, como otros reproductores multimedia como Apple TV o bien Amazon Fire TV se pueden lograr semejantes peculiaridades, mas va a depender, como es obvio, del contenido a reproducir.

No obstante, ya existen los primeros modelos con determinación 8K que, por norma general, están destinadas a televisores monstruosos. Este año, que estaba prevista la convocatoria de JJ. OO., iba a suponer el pistolazo de salida a estas resoluciones, que deberán aguardar. Conque la conclusión es que, ya puestos, mejor adquirir un producto 4K por el hecho de que vamos a tener la garantía de tener un modelo dispuesto para los próximos años si bien verdaderamente ya no le saques mucho partido a los contenidos que ves de forma regular.

HDR o bien Alto Rango Activo
Por debajo hay otras múltiples tecnologías asimismo dirigidas a progresar la experiencia de usuario. Una de las tendencias actuales es la tecnología llamada HDR -Alto Rango Activo-, que ofrece un abanico más grande de colores y grises, dándole una mayor espectacularidad y buscando un mayor realismo, mejorando asimismo los contrastes entre zonas claras y oscuras. Las imágenes son más fieles a la realidad, con lo que se observarán las películas de una forma fabulosa. Hay múltiples estándares, HDR10 y Dolby Visión, en dependencia de cada fabricante. El primero es el más compatible y abierto.

Mas asimismo hay otras a tomar en consideración como Perfect Picture Engine, Dolby Visión y Atmos y, lógicamente, Ambilight, un sistema de iluminación trasera concebido por Philips que cambia de color con las imágenes y que enmarca el TV en un «aura» lumínica que destaca todos y cada uno de los contenidos.

La «inteligencia» es asimismo esencial
Si bien lo más esencial de un TV es la calidad de imagen, asimismo se puede tomar en consideración otros aspectos de su interior. La mayor parte de televisores de gamas media o bien alta disponen de una cierta «inteligencia». Merced a un software (elegido por cada marca) los usuarios pueden acceder a unos o bien otros servicios digitales. Hay múltiples formatos dependiendo del sistema operativo, que se pueden reducir a tres: Android TV, WebOS y Tizen OS.

Cada quien dispone una serie de servicios diferenciales, mas en su mayor parte dejan que los usuarios se conecten a internet, compartan imágenes y vídeos en pantalla grande, reproduzcan vídeos desde plataformas como YouTube, accedan a determinados servicios en «streaming» como Netflix, HBO o bien canales a la carta como Atresmedia Player o bien MiTele, como determinadas propuestas de ocio.

Acá influye la experiencia de empleo que uno más desee. Por poner un ejemplo, en el caso de WebOS, que se puede hallar en muchos modelos de LG, tiene una navegación muy intuitiva que gana enteros aun con el mando Magic Remote, que marcha como un puntero. Dispone de la mayor parte de aplicaciones más extendidas, si bien no existe la disponibilidad de Disney Plus, algo que sí cuenta con el apoyo de Samsung.

La compatibilidad de dispositivos móviles basados en iOS, el sistema operativo de Apple, está más bien limitada, con lo que en su mayor parte marchan mejor con Android. Cabe rememorar que existen abundantes aparatos, «dongles», «set top box» y reproductores multimedia tipo Apple TV, Roku TV, Amazon Fire TV o bien Google Chromecast que traen a la T.V. las funciones propias de una «SmartTV».

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment