Raphael: «Cantaré hasta el final»Cultura 

Raphael: «Cantaré hasta el final»

-Ibiza es el único sitio del planeta donde comprendo a la gente que no desea trabajar.

-Están los que vienen a divertirse y los que venimos para reposar. Mas a mí cuando reposo me viene a la cabeza todo cuanto debo hacer.

-La vacación es impropia.

-Trabajar es hermoso si te agrada lo que haces, Las giras son agotadoras mas lo paso realmente bien. A ver quién es el guapo que esto lo deja. Yo no concibo mi vida de otra forma. Voy a cantar hasta el final.

-Esto es una heroicidad.

-Esto es una enfermedad. No me agrada hacer otras cosas. Estoy envenenado por el escenario. Ibiza está realmente bien mas lo que yo deSeo es regresar a cantar. Esto es un hecho.

-¿Y Natalia le acompaña?

-Comenzó viniendo, hasta el momento en que un día me dijo: «sigue tú».

-Le abandonó.

-No, es respetuosísima con mi trabajo y no desea incordiar. Cuando estoy de vira llevo una vida monacal, solo hablo en el escenario. Todas y cada una de las fuerzas las reservo para actuar.

-¿Asimismo es monacal con las entusiastas que asisten a saludarle?

-Las saludo al pasar. No puedo hacer una segunda una parte del concierto saludando al mundo entero. Mi público esto lo sabe y lo comprende,

-Su público es muy suyo.

-En ocasiones me riñe. Me divierte bastante mudar ciertas letras de las canciones por el hecho de que en ese instante me suena mejor otra palabra o bien deseo decir el nombre de una persona en la que pienso. Lo hago de manera frecuente. Una noche en Rusia, al marcharme del teatro, una señora me dijo: «Hoy confundirse».

-Usted y Bruce Springsteen son los artistas vivos que más se entregan en el escenario. Los repertorios más largos y el mayor dispendio físico.

-Yo al público se lo doy todo. Cada noche. Absolutamente nadie que haya pagado una entrada puede salir pensando que he ido ahí a hacer el paripé.

-¿No es agotador?

-Lo es, completamente, Hay que aprender a dosificarse. Saberse guardar si calculas que tras 3 canciones deberás dar el cante más grande. Ya antes, cuando era muy joven, pues asimismo fui muy joven, a la cuarta o bien quinta canción comenzaba a carraspear. Ya no me pasa. Ahora la voz me dura las 2 horas y media. Hay que saber trabajarse el escenario.

-¿Y físicamente?

-Me canso, sí. Mas cuando el ahínco te compensa tanto, eres muy feliz. Yo nací para ello.

-Los jóvenes.

-Existen muchos muy responsables y otros que pasan de todo, ya no del esmero para transformarse en artistas sino más bien de todo. Y te dicen: «¿yo por qué debo ponerme la mascarilla si tengo diecisiete años?»

-Mas , forever young.

-Yo trabajo con exactamente la misma ilusión que cuando tenía catorce años. La ilusión por mi trabajo no se me ha ido jamás.

-Cantaba en Rusia cuando España ni tan siquiera tenía relaciones.

-He españoleado mucho. Estoy muy orgulloso de mi país. Siento en castellano, canto en castellano.

-Bueno, y asimismo en otras lenguas.

-Sí, como detalle cara el público que tan bien me ha acogido. Estoy en la ciudad de Nueva York y canto dos temas en inglés. Mas cuando no canto en castellano no soy , no soy Raphael.

-El Rey Juan Carlos.

-No debía haberse marchado como de esta forma. Me habría agradado que se hubiera quedado. Irse sin decir ni dónde va no ha sido atinado.

-¿Por qué razón?

-Pues mismo ha dicho toda vez que todos y cada uno de los españoles somos iguales frente a la Ley, y si bien no pesa contra él ningún cargo, este como haber escapado no creo que le favorezca en nada.

-No ha sido voluntario.

-Lo sé, lo sé, mas podría haber hecho precisamente lo mismo diciendo dónde iba. Y no transformar una cosa legal en una cosa enigmática.

-Y después está lo de Ponce, claro. ¿No ha tenido jamás exactamente la misma tentación?

-Yo con Natalia me llevo realmente bien, comprende mi profesión y la comprendo a ella.

-¿Prosigue enamorado?

-Sí, si bien es diferente que a los veinte años, por fortuna, por el hecho de que sino más bien sería un tanto fatigado. Mas existen muchas formas de querer a una persona.

-¿Le asusta el virus?

-Mucho, de ahí que hago todo cuanto afirman que hay que hacer.

-Mas nos encerraron.

-Fue duro, mas a mí hasta me vino bien. Y vistos los resultados, debería haber sido un encierro más largo.

-¿Volverá a cantar?

-Yo en noviembre saco disco nuevo y en el mes de diciembre voy a estar en los escenarios como me dejen estar. Haya una persona, 100 o bien diez mil. En las condiciones que marque Sanidad, mas voy a estar.

-Jamás ha engordado.

-No soy comilón. Me agrada comer mas no como demasiado.

-De tomar ni charlamos.

-Nada tras el trasplante. Volví a nacer. Llevo diecisiete años viviendo de prestado. Estoy más sano que jamás y con mejor voz. De tomar, tomo jugos con muchas frutas mezcladas.

-¿Exactamente en qué le cambió «volver a nacer»?

-Disfruto más pues sé que en cualquier instante puede pasar de todo.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment