Rusia lanza una nave Soyuz con rumbo a la Estación Espacial Internacional con un robot a bordoCiencia 

Rusia lanza una nave Soyuz con rumbo a la Estación Espacial Internacional con un robot a bordo

Rusia lanzó el día de hoy la nave Soyuz MS-catorce con rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI) con un robot como único tripulante, en un vuelo de prueba para garantizar el cohete portador Soyuz 2.1a.

El lanzamiento fue realizado a las tres y treinta y ocho horas GMT desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán), notificó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia. El robot, Skybot-F850 o bien FEDOR, por sus iniciales en inglés (Final Experimental Demonstration Object Research), que la prensa del país llama «Fiódor» por su semejanza con el nombre ruso, continuará en el espacio un total de diecisiete días.

«¡Vamos allí!», afirmó el robot, que repitió de este modo la insigne oración que pronunció Yuri Gagarin al comenzar el primer vuelo espacial de la historia.

A lo largo del vuelo, el robot transmitirá imágenes desde el interior de la Soyuz y también notificará al CCVE del funcionamiento de los sistemas de la naves. «Fiódor» mide ciento ochenta centímetros y pesa ciento sesenta kilos, lo que forzó a fortalecer la silla en la que va instalado, en tanto que la de serie está calculada para un peso de noventa y cinco kilos.

En un inicio, el robot fue desarrollado por encargo del Ministerio para Situaciones de Urgencia de Rusia para la evacuación de personas de zona perjudicadas por desmorones, incendios, como por polución química y radioactiva.

Para esto, al robot, que por entonces llevaba el nombre de «Avatar», le enseñaron a subir y bajar escaleras, conducir automóviles y usar diferentes géneros de herramientas.

El acoplamiento de la Soyuz MS-catorce con la EEI está programado para el sábado próximo. En la plataforma espacial «Fiódor» va a ser recibido por sus actuales tripulantes: los rusos Alexéi Ovchinin y Alexandr Skvortsov, los estadounidenses Andrew Morgan, Nick Hague y Christina Koch, y el astronauta italiano de la Agencia Espacial Europea (ESA), Luca Parmitano.

La Estación Espacial Internacional, un proyecto de más de ciento cincuenta millones de dólares estadounidenses en el que participan dieciseis naciones, hoy día está integrada por quince módulos permanentes y orbita la Tierra a una distancia de cuatrocientos quilómetros y una velocidad de más de dos.000 quilómetros por hora.

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment