SaludSer madre con el sistema inmunitario en contra

Ser madre con el sistema inmunitario en contra

-

Más de 8 y más de doce abortos espontáneos   . Con esta carta de presentación tan compleja y irritante llegan muchas de las pacientes a la Unidad de Inmunología Reproductiva del Centro de salud Clínico San Carlos . Una iniciativa vanguardista en España que enlaza dos servicios: el de Inmunología Clínica, al frente del que se halla la doctora Silvia Sánchez-Ramón ; y el de Reproducción Asistida, que dirige el doctor Ignacio Cristóbal . Atienden a pacientes con fallos de implantación o pérdidas gestacionales recurrentes en las que la edad no es un inconveniente y para las que no se halla una explicación. « Vienen con experiencias muy, muy duras . Muy machacadas y con mucho daño sicológico, mas siempre y en todo momento con esperanza», asegura Silvia Sánchez-Ramón. La mayor parte llegan derivadas desde la Unidad de Reproducción del Centro de salud. «Muchas veces son pacientes que vienen agobiadas con múltiples pérdidas de embarazo y que a nosotros nos desesperan por el hecho de que logramos en laboratorio embriones buenísimos y nos conseguimos el embarazo», explica el ginecólogo. Asimismo hay pacientes muy informadas que preguntan de manera directa por la doctora Sánchez-Ramón y otras canalizadas desde centros de salud donde conocen la existencia de esta unidad vanguardista. «El médico de familia puede refererir de manera directa para la Unidad de Reproducción de nuestro centro de salud pues hay libre elección. Es simple llegar hasta nosotros y no en especial lento», asegura el doctor Cristóbal. Si bien todos y cada uno de los casos que les llegan son difíciles, para la doctora Sánchez-Ramón son singularmente duros los de mujeres que han sufrido muerte fetal tardía (treinta y siete-cuarenta semanas de gestación) y en ocasiones de forma repetida. «En muchas ocasiones son inconvenientes inflamatorios al comienzo de la placentación. En estos casos, comenzamos a tratar con inmunomodulación un mes antes que se queden embarazadas», explica la doctora. El sistema inmunitario es un sistema de reconocimiento y contestación y debe ver con todo lo que ocurre en el cuerpo. En el embarazo asimismo juega su papel. A lo largo de la gestación, el sistema inmunitario de la madre debe reconocer al feto y ese reconocimiento puede tener «una contestación defectuosa», en palabras de la inmunóloga. Cuando ocurren pérdidas gestacionales recurrentes o fallos de implantación «en muchos casos es por un exceso de inflamación y en otros por defecto de estímulo del sistema inmunológico adecuado», apunta. Supervisar el sistema inmunitario Con los tratamientos farmacológicos, los inmunólogos tratan de modular esa contestación y buscar el equilibrio preciso a fin de que todo vaya bien. «Utilizamos dosis muy bajas de medicamentos probados segurísimos por el hecho de que el armamentario de medicamentos en el embarazo es limitado, mas cada vez descubrimos más mecanismos. T enemos una tasa de éxito muy alta », asegura Silvia Sánchez-Ramón. Concretamente, hasta febrero de dos mil veintidos, doscientos cincuenta y dos mujeres han logrado tener un hijo tras percibir tratamiento en esta unidad, el noventa y cuatro con dos por ciento de las pacientes. «Ese seis por ciento que no lo logra es donde nos queda investigar. Es posible que haya una mezcla de factores, no solo inmunológicos», advierte el doctor Cristóbal. Cuando las mujeres que han sido estudiadas y diagnosticadas por los inmunólogos clínicos logran el embarazo, ya sea de forma natural o por reproducción asistida, las pacientes son seguidas muy de cerca por la consulta de embarazo de alto peligro del centro de salud. En Inmunología Reproductiva las ven una vez por trimestre para ajustar la medicación. Una disciplina novedosa La Inmunología Reproductiva es una disciplina parcialmente reciente. Se encarga de una nosología que, hasta hace quince-veinte años, se quedaba en el limbo: mujeres con abortos de reiteración, muerte fetal, fallos de implantación , ruptura prematura de membranas… En suma, inconvenientes obstétricos sin una explicación clara y que pueden ser de causa inmunológica. La Unidad de Inmunología Reproductiva del Clínico se puso en marcha en dos mil diecinueve, con un sitio propio en la planta de Obstetricia, para ocupar un «vacío -en palabras del doctor Cristóbal- de todas y cada una esas pacientes que a nosotros se nos escapan por puro desconocimiento de los mecanismos inmunológicos inflamatorios que hay en el embarazo». « Como inmunólogos somos consultores siempre y en todo momento de otros especialistas . En un caso así, el ginecólogo obstetra es el médico de referencia», asevera Silvia Sánchez-Ramón. La idea de montar un servicio monográfico, con agenda propia, brotó de la Unidad de Inmunología, que ya veía desde dos mil quince a pacientes de Obstetricia. Y el doctor Cristóbal les cedió un espacio. «Lo más bastante difícil es un centro de salud es lograr espacio», aseguran los dos. En toda España, hay dieciocho unidades de Inmunología Clínica en centros de salud públicos, mas solo en el Clínico cuentan además de esto con una unidad enfocada a la Reproducción. La doctora Sánchez Ramón recuerda el caso de una paciente con múltiples muertes fetales en semanas muy tardías que les remitieron desde Galicia. «Finalmente tuvo su bebé y me escribió después», recuerda con una sonrisa. Lea Collignon, de pie, entre la doctora Silvia Sánchez-Ramón y el doctor Ignacio Cristóbal Abc Madre tras 12 abortos El caso de Lea Collignon es uno de los que mejor resume el éxito de la Unidad de Inmunología Reproductiva del Clínico San Carlos. «Nunca tuve inconvenientes para quedarme encinta, siempre y en toda circunstancia me resultó simple, mas lo perdía cada vez», contaba el pasado febrero a ABC. Tras 12 abortos espontáneos sin explicación, halló la contestación en su sistema inmunitario. Le diagnosticaron enfermedad de Crohn, síndrome antifosfolipídico obstétrico, trombofilia y una inmunodeficiencia, entre otras muchas perturbaciones. Con el tratamiento conveniente, logró tener hace tres años a Enzo y en dos mil veintidos dio a luz a su segundo hijo: «Nunca me imaginé que pudiese ser madre tras tantos años de sufrimiento. Con uno ya era feliz, dos es la perfección; no solicito más». Lo idóneo sería que esta clase de servicio estuviese en todas y cada una de las comunidades autónomas, mas los dos profesionales reconocen que no es moco de pavo por la carencia de espacio físico en los centros de salud y lo novedoso de la disciplina, que no todos y cada uno de los profesionales conocen bien. «Tenemos mucho interés en formar gente que ayude», asevera Silvia Sánchez-Ramón. Más investigación La inmunóloga piensa que aún se precisa más investigación y más cooperación con los obstetras para continuar estableciendo pautas basadas en la patentiza. «Me encantaría que lográramos un marcador inflamatorio para saber por adelantado si un embarazo va a ir bien o mal», expresa el doctor Ignacio Cristóbal como deSeo a futuro.Ambos se muestran comprometidos con la causa y persuadidos de que pueden asistir a considerablemente más mujeres. «El sistema inmunitario es emocionante y siempre y en toda circunstancia tienes la impresión de que queda mucho por aprender. Me agrada ver pacientes y asimismo hacer investigación: irte al laboratorio y estudiar los factores para poder ver qué puedes hacer. Vamos cara la medicina de precisión », apunta la inmunóloga. «Trabajamos para las pacientes», agrega el doctor Cristóbal. Ciertas de estas mujeres aun han repetido la experiencia de ser madres hasta en 3 ocasiones. «Una vez que ya tienes la pauta y ha funcionado, en los próximos embarazos el proceso es más rápido», aseguran. Y el día que llega el parto de estas pacientes se puede respirar. No son nacimientos con mayor peligro para la madre ni para el bebé, mas los profesionales son concientes de las contrariedades que han tenido estas mujeres para llegar a ese momento: «Son ‘niños de oro’», asegura Ignacio Cristóbal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados