Siri Hustvedt en diez librosCultura 

Siri Hustvedt en diez libros

1. Siri Hustvedt tenía 27 años cuando comenzó su andanza literaria y lo hizo con «Leer para ti»
(mil novecientos ochenta y tres), su primer y único libro de poesía. Sus versos fueron definidos por la crítica como poemas-luz y son, cada uno de ellos, una suerte de caja, escrita en prosa, que oculta una historia dentro.

dos. En una entrevista sobre su primera novela, «Los ojos vendados»
(mil novecientos noventa y dos), Siri Hustvedt respondía así: «¿Por qué razón he escogido el mal? Puesto que por el hecho de que me resulta interesante redactar sobre aquello que no acabo de comprender. Y, además de esto, redactar me ayuda a sostener a distancia las cosas que me asustan». Este libro, comienzo de una refulgente carrera literaria, revela ya su interés por la mente y la mirada, con unos personajes marcados por la busca de la identidad.

tres. Su consagración literaria llega con «Todo cuanto amé»
(dos mil cuatro), esta poderosa y también inquietante novela que retrata las relaciones de amistad de un crítico de arte y un artista y las de sus respectivas familias. «Escribir es un modo de encontrar mi apetito, y el apetito no es sino más bien un vacío» afirma en este libro que es, realmente, la exploración valiente de aquello que nos sostiene vivos. Alén del razonamiento, «Todo cuanto amé», novela a mitad de camino entre los géneros de la ficción y del ensayo, está repleta de diferentes ventanas desde las que meditar el planeta.

cuatro. Como la genial ensayista que es, en todos y cada uno de ellos de los 12 ensayos que integra «Una súplica para Eros»
(dos mil cinco) -textos que abordan temáticas variadísimas que van desde narraciones sobre Henry James y Converses Dickens hasta consideraciones sobre el deSeo y la sexualidad-, Hustvedt alumbra un tema que es la disculpa idónea para conducir al lector por inopinados caminos.

cinco. Mientras que charlaba en un homenaje dedicado a su padre, ya fallecido, Siri Hustvedt comenzó a tremer de pies a cabeza. Consiguió concluir el alegato mas ya se había escindido en dos: una oradora sosiega y una mujer que tremía. Este libro, «La mujer temblorosa o bien la historia de mis nervios»
(dos mil diez) recoge diferentes textos que nacen al hilo de este inconveniente neurológico de bastante difícil diagnóstico y que la llevó a ahondar en el campo de la neuropsiquiatría.

seis. Amena, irónica, de una sensibilidad y también inteligencia apremiante, de esta forma es «El verano sin hombres» (dos mil once). «Poco tiempo una vez que afirmara la palabra pausa me volví ida y debieron ingresarme», comienza diciendo en esta desgracia que se transforma en comedia. Porque: «La Pausa era francesa y tenía un pelo castaño lacio y brillante».

siete. El término de ceguera es el que más se repite en «Vivir, meditar, mirar» (dos mil doce), que reúne hablas, conferencias y artículos que Hustvedt efectuó para publicaciones como «Granta», «The Guardian» y «Le Nouvel Observateur» entre dos mil cinco y dos mil doce.

ocho. El cosmos del arte, nuevamente, es central en «El planeta deslumbrante» (dos mil catorce), novela en la que trata el papel de la mujer en el campo artístico y una parte de que la recepción de una obra está determinada por el género del artista.

nueve. Los ensayos de Hustvedt en «La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres: Ensayos sobre feminismo, arte y ciencia» (dos mil dieciseis) luchan contra la dictadura de la tercera persona y se encargan de sus intereses más queridos: psicoanálisis, teoría literaria, neurobiología, historia del arte, feminismo o bien sicología.

diez. Novela de ideas y novela-ensayo, mas sin perder en ningún instante un enorme pulso narrativo, de este modo es su séptima y más reciente novela, «Recuerdos del futuro» (dos mil diecinueve), donde la narradora, llamada SH, halla un diario de juventud y trata de descubrir qué la une a aquella atrayente y también ingenua joven que una vez fue. Paradójicamente, en su última novela repiquetean los ecos de la primera que escribió: «Los ojos vendados».

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment