Ciencia SpaceX lanza el jueves la primera misión completamente civil...

SpaceX lanza el jueves la primera misión completamente civil que orbitará la Tierra

-

La carrera por hacerse con el turismo espacial no ha hecho más que comenzar. Si Richard Branson y Jeff Bezos midieron sus fuerzas el pasado julio al acariciar la frontera del espacio con sus respectivas naves, la VSS Unity de Virgin Galactic y la New Shepard de Blue Origin, con solo unos días de diferencia, ahora es otro millonario, Elon Musk, el dueño de SpaceX, quien pretende pulverizar cualquier récord. La madrugada del jueves (doscientos hora peninsular de España) lanzará a 4 personas al espacio en una misión de 3 días, la primera que orbitará la Tierra con una tripulación plenamente civil.

El programa ‘Inspiration4’ es considerablemente más ambicioso que los pocos minutos de ingravidez por los que pagaron los clientes del servicio de Branson y Bezos. La cápsula Crew Dragon de SpaceX va a despegar a bordo de un cohete Falcon nueve desde la plataforma de lanzamiento 39A del Centro Kennedy de la NASA en Florida, de donde salieron las misiones Apolo a la Luna. Una vez en órbita, va a dar la vuelta al planeta una vez cada noventa minutos a más de veintisiete y trescientos sesenta km por hora, o bien más o menos veintidos veces la velocidad del sonido. La altitud objetivo es de quinientos setenta y cinco quilómetros, alén de la Estación Espacial Internacional (ISS) o bien aun del Telescopio Espacial Hubble.

Del mismo modo que el de Blue Origin, el vehículo de SpaceX va a despegar verticalmente desde una plataforma de lanzamiento en un vuelo dirigido totalmente desde tierra. El aeroplano cohete suborbital de Branson, al contrario, tenía 2 pilotos enormemente capacitados en los controles mientras que transportaba a sus 4 pasajeros a ochenta y uno km de altitud. Exactamente, la Administración Federal de Aviación del Gobierno de USA (FAA, por sus iniciales en inglés) ha suspendido de forma cautelar los lanzamientos de Virgin Galactic una vez que su nave registrase 2 advertencias de riesgo por estar fuera de la trayectoria estipulada.

Fletado por un millonario
El nuevo vuelo ha sido fletado por el millonario estadounidense Jared Isaacman, creador y director de la compañía de procesamiento de pagos Shift4 Payment. De momento, se ignora lo que este empresario y conduzco experimentado de treinta y ocho años ha pagado, mas seguramente rondará las decenas y decenas de millones de dólares estadounidenses. «El peligro no es cero», ha reconocido en un episodio de un reportaje de Netflix sobre la misión. «Viajaremos en un cohete a veintiocho.000 quilómetros por hora en torno a la Tierra. En esa clase de ambiente hay riesgos», ha subrayado.

Casado y padre de 2 hijos, Isaacman creó su empresa a los dieciseis años desde el salón de su casa. Con un récord por dar la vuelta al planeta en un jet ligero, ha sido desde siempre y en toda circunstancia un apasionado de la exploración del espacio. En dos mil ocho presenció en Kazajstán la partida de un cohete con uno de los primeros turistas que visitaron la estación espacial, Richard Garriott. Fue tras esa experiencia que deseó contactar con SpaceX.

La compañía de Musk ya ha llevado a una decena astronautas a la ISS representando a la NASA, mas esta va a ser la primera vez en la que van a viajar astronautas no profesionales. A Isaacman, que es el ‘comandante’ de la misión -un título realmente honorífico-, le van a acompañar otras 3 personas escogidas mediante un proceso que se anunció por vez primera en el mes de febrero, en la Super Bowl.

Chris Sembroski, Sian Proctor, Jared Isaacman y Hayley Arceneaux

Inspiration4
Cada miembro de la tripulación representa un pilar de la misión, concebida por Isaacman eminentemente para crear conciencia y apoyo a una de sus causas preferidas, el centro de salud infantil St. Jude en Memphis, un esencial centro de cáncer pediátrico y al que el empresario ha prometido dar cien millones de dólares americanos.

Mientras que el asiento de Isaacman representa el «liderazgo», el de la «esperanza» pertenece a la pasajera más joven, Hayley Arceneaux, de veintinueve años, una superviviente de cáncer de huesos infantil que trabaja como asistente médica en el St. Jude. Va a ser la primera persona con una prótesis en ir al espacio. Totalmente novata en este campo, la primera cosa que preguntó cuando le ofrecieron viajar a bordo fue: «¿Vamos a la Luna?».

El asiento de la «generosidad» es para Chris Sembroski, de cuarenta y dos años, un exveterano de la Fuerza Aérea de USA que sirvió en Irak y ahora trabaja en la industria de aeronáutica para la compañía Lockheed Martin. Fue elegido tras hacer una donación al centro de salud St. Jude. Va a tener como labores asistir al manejo de la carga a bordo y de las comunicaciones con la Tierra.

La última plaza está ocupada por Sian Proctor, una maestra de ciencias de cincuenta y uno años que en dos mil nueve perdió por poco la ocasión de transformarse en astronauta de la NASA, donde trabajó su padre a lo largo de las misiones Apolo. En Hawái participó en un experimento de simulación de la vida en Marte. Va a ser la ‘piloto’ de la misión, asistiendo al ‘comandante’. Representa la «prosperidad», al crear una tienda on line vinculada al espacio.

Meses de adiestramiento
El adiestramiento de la tripulación ha durado múltiples meses y ha incluido probar con alta fuerza G en una centrífuga, un brazo gigante que rota a alta velocidad. Asimismo efectuaron vuelos parabólicos para probar la ingravidez a lo largo de unos segundos y completaron una travesía en la nieve a gran altitud en el Monte Rainier, en el nordoeste de USA.

A lo largo de los 3 días que estén en órbita, se les examinará el sueño, frecuencia cardiaca, sangre y habilidades cognitivas. Se efectuarán pruebas ya antes y tras la misión para estudiar el impacto del viaje en sus cuerpos. La idea es amontonar datos para futuras misiones con pasajeros privados.

La meta declarado de ‘Inspiration4’ es hacer que el espacio sea alcanzable para más personas, si bien por el momento solo están abiertos para unos pocos privilegiados. Por servirnos de un ejemplo, un millonario anónimo llegó a abonar veintiocho millones de dólares estadounidenses por un hueco en la nave de Blue Origin, que al final cedió a otra persona, el joven holandés Oliver Daemen, para postergar su aventura por motivos de agenda.

Tras 3 días orbitando la Tierra, la nave amerizará en el Atlántico.«En toda la historia de la humanidad, menos de seiscientos humanos han llegado al espacio», ha dicho Isaacman. «Estamos orgullosos de que nuestro vuelo asista a influir en todos los que viajen después de nosotros».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos...

La dieta Mediterránea mejora las funciones cognitivas y la memoria en ciertas personas

La dieta Mediterránea no solo tiene efectos ventajosos en...

Ilja Leonard Pfeijffer: «La añoranza está en el centro de la identidad europea»

Ilja Leonard Pfeijffer es holandés, mas radica desde hace...

WhatsApp: el nuevo truco de la 'app' para chatear con las tiendas más próximas

WhatsApp ha incorporado un directorio de negocios locales como...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados