Super Guppy, el aeroplano gigante de la NASA que dejó a EE.UU. ganar la carrera espacialCiencia 

Super Guppy, el aeroplano gigante de la NASA que dejó a EE.UU. ganar la carrera espacial

El pasado domingo, prácticamente mil quinientos personas asistieron a los aledaños del aeropuerto Mansfield Lahm en Ohio (EE.UU.) para poder ver de qué manera un aeroplano enorme de la NASA llamado Super Guppy aterrizaba con la nave espacial Orion a bordo. La protagonista del instante era la cápsula que de manera previsible va a llevar a la humanidad nuevamente a la Luna y después a Marte, trasladada desde el Centro Espacial Kennedy en Florida a la estación Plum Brook del Centro de Investigación Glenn de la agencia en Sandusky, donde va a ser sometida a diferentes pruebas de resistencia en la cámara de vacío más grande del planeta. No obstante, el gigante aeroplano acaparó las miradas por mérito propio. Es imposible no quedarse impresionado ante sus más de cuarenta y tres metros de longitud y sus cuarenta y siete de extensión. Una ballena aérea capaz de abrir por completo su morro tal y como si fuera un huevo «Kinder» para enseñar lo que lleva dentro.

Conforme notifica la NASA, Super Guppy fue desarrollado para solventar el inconveniente que supone la carga de importante tamaño, impedida por las restricciones físicas de los túneles ferroviarios, las carreteras angostas, los puentes bajos y las líneas eléctricas. Estos inconvenientes eran singularmente molestos en los primeros años de la carrera espacial de EE.UU., cuando las grandes piezas de cohetes destinadas a Cabo Kennedy debían mandarse en barcazas a través del Canal de Panamá o bien el Golfo de México. De esa forma, las piezas tardaban mucho en llegar.

En mil novecientos sesenta y uno, Aero Spaceline Industries (ASI), con sede en California, resolvió este inconveniente cuando presentó el primer aeroplano Guppy. Construido desde un KC-noventa y siete Stratotanker muy cambiado, el Pregnant Guppy presentaba el divido de carga más grande de cualquier aeroplano nunca construido. Con cinco con siete metros de diámetro, estaba desarrollado para transportar la segunda etapa de un cohete Saturno para el programa Apolo. El aeroplano dejaba dar cargas esenciales para las misiones en dieciocho horas en lugar de dieciocho a veinticinco días. «¡Decir que este increíble aeroplano asistió a USA a ganar la carrera espacial sería un eufemismo!», aseveran desde la NASA.

Al servicio del programa Apolo
El programa fue tan triunfante que en mil novecientos sesenta y cinco ASI presentó una versión todavía más grande: Super Guppy. Este aeroplano tenía una bahía de carga de siete con sesenta y dos metros de diámetro, motores más potentes, una cabina presurizada y un morro con bisagras únicas que se abría ciento diez grados para facilitar la carga frontal completa. La NASA lo adquirió. A lo largo de sus treinta y dos años de servicio, el Super Guppy original apoyó los programas Apolo, Gemini, Skylab y la Estación Espacial Internacional (ISS).

La próxima generación, surgida a inicios de la década de mil novecientos ochenta, se llamó Super Guppy Turbine y solo se fabricaron 4. Operados por Airbus Industries, la NASA adquirió uno de ellos en mil novecientos noventa y siete para sustituir el viejo Super Guppy. La aeronave no solo apoya a la agencia espacial, sino asimismo ha sido usada por el Departamento de Defensa y contratistas del gobierno estadounidense para desplazar aeroplanos y componentes grandes por todo el continente, incluyendo los T-treinta y ocho para la Fuerza Aérea y los V-veintidos para la Marina.

La carga más pesada
En la actualidad, el Super Guppy prosigue siendo una de las únicas opciones prácticas para cargas de importante tamaño, como se vio el último día de la semana con la cápsula Orión. Si bien hay otros aeroplanos capaces de transportar más peso, poquísimos se aproximan a las dimensiones internas de este aeroplano gigante. Orión fue encerrado en el aeroplano merced a un dispositivo transportador horizontal, que aseguró que se sostuviera quieta y seguro.

Orión y el módulo de servicio han sido la carga útil más pesada nunca transportada en el Super Guppy, conforme aseguró hace algunos días John Bakalyar, gerente del programa de operaciones de aeronaves en el Centro Espacial Johnson en Houston. «En realidad, debimos hacer ciertas modificaciones en el aeroplano para acomodarlo, mas este es precisamente el género de cosas para las que nos agrada emplear el Guppy: nos deja jugar un pequeño papel para llevar a Orión al espacio».

Especificaciones del Super Guppy
Tripulación: 4

Longitud: treinta y cuatro metros

Envergadura: cuarenta y siete,54 metros

Altura: catorce con diecisiete metros

Dimensiones del divido de carga: treinta y tres con ochenta y tres m x siete con sesenta y dos m x siete con sesenta y dos m

Peso en vacío: cuarenta y seis y treinta y nueve kilogramos

Carga útil: veinte y cuatrocientos once kilogramos

Max. peso de despegue: setenta y siete y ciento diez kilogramos

Velocidad de crucero: doscientos cincuenta mph

Techo de servicio: veinticinco.000 pies

Fuselaje original: KC-noventa y siete (SN cincuenta y dos-ochocientos veintiocho)

Data de servicio: mil novecientos cincuenta y tres

C-noventa y siete Horas de vuelo: ocho mil noventa

Primer vuelo SGT: veintiuno de junio de mil novecientos ochenta y tres

Transferido a la NASA: veintitres de octubre de mil novecientos noventa y siete

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment