The Lancet critica que España no tenía "un sistema eficiente de rastreo" ya antes de la desescaladaSalud 

The Lancet critica que España no tenía «un sistema eficiente de rastreo» ya antes de la desescalada

Una revisión de las políticas de desconfinamiento, publicada en la gaceta «The Lancet» ha advertido de que España y R. Unido no han logrado «un sistema eficiente de busca, prueba, rastreo, aislamiento y apoyo ya antes de suavizar las limitaciones del confinamiento».

El estudio además de esto, patentiza, que tanto los sistemas de salud pública de España como de R. Unido han fallado a lo largo de esta pandemia «por las consecuencias de un decenio de austeridad».

En el informe se examinan las estrategias de 9 países y zonas para mitigar las limitaciones del COVID-diecinueve frente a una primera avalancha de infecciones: 5 en la zona de Asia y el Pacífico (Corea del S., Hong Kong, el país nipón, N. Zelanda y Singapur) y 4 en Europa (Alemania, Noruega, España y R. Unido).

Desde abril, la OMS (OMS) ha advertido de que un alzamiento prematuro del confinamiento podría provocar un renacer de las infecciones y ocasionar un daño peor a la economía que el ocasionado por los cierres.

En este trabajo, los autores identifican las primordiales enseñanzas de las experiencias de esos países que tienen repercusiones en las estrategias de salida de los cierres en el mundo entero. Primeramente, consideran «esencial» un plan «claro» con un proceso «transparente» de adopción de resoluciones, idealmente estableciendo explícitamente los niveles o bien fases de la flexibilización de las limitaciones, los criterios para pasar al siguiente nivel o bien fase y las medidas de contención que acarrea cada nivel o bien fase.

España ha publicado un panel de indicadores, que incluye factores epidemiológicos, de movilidad, sociales y económicos, si bien sin una ponderación explícita en el proceso de toma de resoluciones.

En este sentido, los autores critican que «España ha publicado un panel de indicadores, que incluye factores epidemiológicos, de movilidad, sociales y económicos, si bien sin una ponderación explícita en el proceso de toma de decisiones».

El informe estima que a fin de que las comunidades puedan reabrir en condiciones de seguridad, se precisarán a lo largo de cierto tiempo medidas de control para reducir la transmisión, incluidas mascarillas y distanciamiento social. «Para que las medidas de control funcionen, los gobiernos deben enseñar y comprometerse con el público, creando confianza y eligiendo medidas apropiadas que el público esté presto a cumplir», apuntan.

Conforme los autores, la experiencia con epidemias precedentes como el SARS y el MERS significó que numerosos países asiáticos tenían ya una sólida infraestructura sanitaria y de salud pública. «Históricamente ha habido un elevado nivel de aceptación pública de reglas estrictas en tiempos de crisis, y la mayor parte admitió un compromiso entre sus derechos personales y la salud pública», especifican.

Para finalizar, reclaman adoptar una estrategia llamada ‘cero COVID’, como en N. Zelanda, que tiene por objeto suprimir la transmisión familiar, particularmente teniendo presente las nuevas pruebas sobre los efectos del COVID-diecinueve de forma prolongada (que se genera en las personas que han subsistido al COVID-diecinueve mas prosiguen teniendo síntomas a lo largo de más tiempo del previsto).

ARTICULOS RELACIONADOS

Leave a Comment