CienciaTodos y cada uno de los 'soles artificiales' repartidos...

Todos y cada uno de los 'soles artificiales' repartidos por el mundo: ¿En qué momento vamos a tener un reactor de fusión comercial?

-

Esta semana brincaba a los titulares de todo el planeta la nueva de que el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore , en California, había logrado el jalón histórico en fusión al lograr producir en su reactor del Centro Nacional de Ignición (NIF, por sus iniciales en inglés) más energía de la precisa para provocar la reacción . Algo que acerca a la humanidad un tanto más a conseguir dominar la energía sustentable y prácticamente ilimitada que ‘enciende’ las estrellas de forma natural, mas que acá, en la Tierra, aún estamos en proceso de supervisar completamente. El logro ha sido posible merced a unas instalaciones de diez pisos del tamaño de 3 campos de futbol americano y al trabajo de sesenta años. No obstante, no es el único proyecto destinado a reproducir la energía que mana de nuestro Sol diariamente y que puede ser la contestación frente al cambio climático. Indudablemente, por potencialidad y participación internacional, la referencia mundial es el Reactor Termonuclear Experimental Internacional ( ITER , por sus iniciales en inglés), un megaproyecto en el que participan los países de la UE, el país nipón, E.U., Corea del S., India, Rusia y China. Noticias Relacionadas estandar No fusión nuclear EE. UU. da un paso histórico para conseguir una energía limpia e inacabable con la fusión nuclear Patricia Biosca estandar No Todo cuanto precisas saber sobre la fusión, la energía inacabable de las estrellas que aspira a encender tu nevera P. Biosca Todos firmaron en dos mil seis un pacto para crear en Cadarache (Francia) el prototipo de reactor más grande nunca construido que probara que, ciertamente, la energía de fusión es una fuente de energía viable. Se distingue del NIF, sobre todo, en su forma de lograr recrear las condiciones de presión y temperatura de las estrellas en nuestros laboratorios: al paso que la apuesta de Norteamérica se fundamenta en un sistema de confinamiento inercial, un procedimiento que aprovecha los haces de potentes láseres para comprimir los núcleos de deuterio y tritio del interior de una esfera más pequeña que un guisante, el ITER usa enormes y potentes imanes -confinamiento imantado- para supervisar en un enorme recipiente con forma de rosquilla el plasma candente en el que se produce la ansiada fuente de energía. Y, con este procedimiento, espera hacerlo de forma más eficaz que el NIF: al tiempo que el experimento de Livermore logró producir el doble de energía que precisó la reacción para desencadenarse, ITER promete acrecentar hasta en diez veces esta ganancia. Y no solamente eso, sino su objetivo es prolongar el récord hasta los quinientos segundos a alta potencia (algo más de ocho minutos) y a los mil quinientos a media potencia (veinticinco minutos) el trabajo que el reactor del NIF solo ha mantenido (por el momento) unas billonésimas de segundo. No obstante, aún se halla al ochenta por ciento de construcción y los ensayos no empezarán, cuando menos, hasta dos mil veintiocho. Punto, puesto que, por el momento, para los del NIF. La apuesta europea «Pero no hay rivalidad», asevera Eleonora Viezzer , maestra de Física Atómica, Molecular y Nuclear de la Universidad de Sevilla. «Nos alegramos por ellos; no es un logro de unos pocos, es algo bueno para toda la sociedad». Viezzer, reconocida últimamente con uno de los Premios de Física que da la Fundación Banco Bilbao Vizcaya Argentaria con la Real Sociedad De España de Física (RSEF), trabaja con múltiples de los primordiales reactores experimentales que existen, entre ellos, con el Join European Torus ( JET ), la baza europea para no quedarse atrasada en la busca del ‘santo grial’ de la energía. Y por el momento no va nada mal, pues el JET, una especie de ITER ‘en miniatura’ -concretamente, un modelo tokamak diez veces más pequeño-, logró el mes pasado de febrero producir cincuenta y nueve megajulios a lo largo de cinco segundos.   Un tiempo que puede parecer intrascendente, mas que en concepto de estudio de la física, es prácticamente tal y como si el plasma estuviera ‘congelado’. Algo que asimismo ha ocurrido un tanto con la burocracia que rige a este ‘pequeño’ reactor , que aunque está regido por el consorcio europeo EUROfusion , se halla en territorio Brexit, específicamente en la urbe de Culham, cerca de Oxford. «Aún así es una cosa que está afectando a nivel administrativo; con los colegas no miramos quién es de un sitio o de otro, la colaboración científica prosigue siendo la misma», apunta Viezzer. El JET, así como el NIF, son las únicas instalaciones activas en el mundo entero que operan con deuterio y tritio, los dos isótopos del hidrógeno que son el comburente de las reacciones de fusión. El deuterio es bastante simple de conseguir: está presente en el agua del mar; no obstante, el tritio es un factor más difícil de obtener: si bien en un futuro las reacciones de fusión en cadena lograrán que se produzca ‘in situ’, por el momento es preciso extraerlo del litio. La fusión nuclear se presenta, así, como una fuente de energía virtualmente ilimitada, limpia y sustentable con el medioambiente, puesto que no produce restos radioactivos de larga duración. En contraste a la fisión nuclear, en la fusión nuclear, aparte de generarse restos radioactivos de larga duración, es físicamente imposible que ocurra un episodio afín al de Chernóbil o Fukushima , ya que en el caso de fallo, la reacción se extinguiría por sí misma. Otro de los proyectos señalados es SPARC , en las instalaciones del mítico Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Múltiples empresas y personalidades (entre ellas, el autor de Microsoft, Bill Gates ; y el magnate de Amazon, Jeff Bezos ), han apostado tan fuerte por este modelo basado en imanes superconductores de elevada temperatura que sus autores aseveran que van a crear «el campo imantado más potente nunca creado en la Tierra». En verdad, están tan seguros que aseguran que van a tener un prototipo que va a poder recrear el jalón del NIF, aunque esta vez en un dispositivo de confinamiento imantado, listo para dos mil veinticinco. «Es esencial aclarar que SPARC no es un reactor de producción eléctrica, sino más bien un experimento científico y tecnológico que nos va a ayudar a comprender de qué forma optimar los reactores del futuro, validar nuestros modelos, y probar que la fusión es posible y prometedora», explica a ABC Pablo Rodríguez-Fernández , científico estudioso en el Centro de Ciencia del Plasma y Fusión del MIT en el proyecto SPARC. «Este paso, ya antes de una planta de producción de energía, es fundamental, ya que los ensayos que hemos efectuado durante los años están aún lejos de los regímenes físicos que son precisos en reactores de producción eléctrica, por lo que tener un paso intermedio, como SPARC e ITER, es primordial». Los ‘soles’ asiáticos No solo el planeta occidental tiene sus soles artificiales. Asia está interesadísima asimismo en esta nueva energía. el país nipón -con cooperación europea- va a estrenar en los próximos meses el JT-60SA. Situado en la prefectura de Ibaraki, va a ser tipo tokamak, de la misma manera que el JET. Mas superará su tamaño, por lo que va a ser el mayor prototipo en su clase hasta el momento en que se inaugure el ITER. Por su lado, China tiene múltiples modelos, aunque el más puntero es el reactor tokamak superconductor avanzado experimental, EAST . Esta máquina que solo opera con deuterio es llevada al máximo por los científicos y ha logrado sostener una temperatura del plasma de ciento veinte millones de grados Celsius a lo largo de ciento uno segundos; y prolongar hasta los mil cincuenta y seis segundos (diecisiete minutos) a temperatura más baja: setenta millones de grados Celsius. A similitud de EAST, Corea del S. ha creado el prototipo KSTAR , que en el primer mes del año de dos mil veintiuno fue capaz de lograr los cien millones de grados Celsius a lo largo de veinte segundos. MÁS INFORMACIÓN nueva No Una copa de vino al día no es saludable, mas muchos españoles aún lo ponen en duda nueva No Un micrometeorito pudo ser la causa de una pasmante fuga en una nave rusa acoplada a la estación espacial Es esencial aclarar que todos estos prototipos son aún experimentos: esto es, por el momento ninguno traslada la energía creada a, por poner un ejemplo, la red eléctrica ni son reactores de fusión comerciales. Para eso, deberemos aguardar, por lo menos, hasta la próxima década, conforme los especialistas. «Es bastante difícil apreciar en qué momento va a ser posible tener la fusión como fuente de energía -apunta Rodríguez-Fernández-. No obstante, con la financiación privada que llega a la fusión y los avances que han ocurrido en los últimos tiempos, pensamos que cerca de la segunda mitad de la década del dos mil treinta va a ser cuando veamos los primeros prototipos de generación eléctrica». Viezzer está de acuerdo: « Indudablemente, estamos en un instante vital y muy apasionante en el campo de la fusión . Creo que vamos a ser la generación que vea despegar esta nueva y prometedora fuente de energía».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos...

Más artículos...RELACIONADOS
Recomendados